Noticias – Adventistas

Testimonios de vidas trasformadas marcaron historia en Cuenca

El trabajo realizado por 700 jóvenes "calebs" abrieron las puertas para que el sábado 30 de mayo, 4.500 voluntarios salieran a repartir esperanza.

Miles de personas se reunieron para el cierre de Impacto Esperanza en Ecuador.

Miles de personas se reunieron para el cierre de Impacto Esperanza en Ecuador.

Cuenca, Ecuador… [ASN] Cuenca vivió una semana de impacto con diferentes actividades que resaltaban los ocho secretos divinos de la buena salud: ejercicio, sol, aire puro, agua, nutrición, descanso, equilibrio y fe. Pero esa preparación de 7 días, fue con una sola finalidad, dejar un libro “Viva con Esperanza” en cada casa de la ciudad de Cuenca.

El trabajo realizado por los 700 calebs, durante la semana, abrieron las puertas para que el sábado 30 de mayo, 4.500 voluntarios salieran a repartir esperanza por las calles, hospitales, centros comerciales, entre otros. “Nuestra misión es irnos con las manos vacías y con el corazón lleno de felicidad, solo por saber que cuenca ya tiene esperanza y salud”, comentó una voluntaria.

Luego de una ceremonia de consagración de los libros “Viva con Esperanza”, los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Ecuador (Unión Ecuatoriana – UE) vieron las bendiciones que Dios puede hacer por medio de las publicaciones

 

Testimonios del impacto Cuenca

El Sr. Guzmán y su carro “dañado”.

El Sr. Guzmán y su carro “dañado”.

El carro dañado

En la Av. 12 de Abril se encontraba el señor Guzmán con su carro dañado, por más que intentaba prenderlo no le respondía, estaba un poco contrariado por esta situación, cuando de pronto como ángeles aparecieron tres jovencitas voluntarias de la Campaña Educativa de Salud; se acercaron y preguntaron: ¿Lo podemos ayudar?, claro dijo él, ellas inmediatamente empujaron el carro hasta que funcionó y fue el momento que esperaban para entablar conversación. Las jóvenes le explicaron la temática del libro y del beneficio que recibiría cuando lo leyese, agradecido por la acción de ellas, tomó el ejemplar con mucho agrado y les comentó que está muy feliz de ser testigo de todo lo que han realizado esta semana, prometiendo leerlo y compartir con su esposa.

El reecuentro de Maria y Diana no fue casualidad.

El reecuentro de Maria y Diana no fue casualidad.

Reencuentros felices

María es una cuencana que esta semana conoció a Diana Loor, una joven Caleb, que está colaborando con la Campaña de Educativa de Salud, ambas se han encontrado más de una vez, pero el sábado 30 de mayo fue especial. Diana subió al bus alrededor de las 7H00 junto con sus compañeros, se sentaron y comenzaron a cantar, cuando María volteó a mirar de dónde provenía la música su sorpresa fue grande al ver a Diana, ambas se saludaron, pero lamentablemente ella no tenía los libros en esos instantes. María se despidió de los chicos antes de bajar del bus. Pasadas las 10H00 Diana ya tenía los libros “Viva con Esperanza”, ella salió nuevamente a las calles y en la Av. 12 de Abril se encontró con María y su hijo, esta vez ella recibió su guía de salud. Seguramente estos reencuentros no son casualidad, hay un poder de lo alto que guía las vidas y los tiempos.

El reecuentro de Maria y Diana no fue casualidad.

El reecuentro de Maria y Diana no fue casualidad.

“No puedo dejar de leerlo”

Dos malabaristas realizaban su labor cuando uno de ellos recibió el libro Viva con Esperanza, la joven tomó el ejemplar con alegría, se sentó en el césped e inmediatamente se puso a leerlo. Al ver esto su compañero también solicitó un ejemplar, lo abrió e inició la lectura. Sin lugar a dudas cuando se recorre las páginas de esta guía las personas son desafiadas a realizar ajustes en el rumbo de sus vidas.

Cesar aseguró leer el libro y aplicar lo que está escrito en el ejemplar.

Cesar aseguró leer el libro y aplicar lo que está escrito en el ejemplar.

“Mi salud no es buena”

“Me falta mejorar en mis hábitos de salud, y sé que es necesario cuidar mi cuerpo para disfrutar de mi familia muchos años”, mencionó César al recibir el libro “Viva con Esperanza”; una guía para aplicar los 8 secretos de la buena salud. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 2006, había 59 millones de trabajadores de la salud; esta cifra se ha incrementado en un 70% en estos últimos años, ya que la cantidad de enfermos aumentó notablemente, y esto se debe a la falta de hábitos saludables.

“Agradezco a la Iglesia Adventista por este regalo", dijo Wiliam.

“Agradezco a la Iglesia Adventista por este regalo”, dijo Wiliam.

Intrigados por la Campaña

Willian y Diego se dedican a repartir gaseosas a las tiendas en el sector del Batán, cuando inició la campaña ellos comentaron entre sí: “¿Qué es esto?”, ¿Qué hace tanta gente haciendo cosas raras en las calles? Ahora con libros en sus manos agradecen que “hayan escogido a Cuenca para enseñar de salud y de fe, ya que ninguna organización religiosa ha hecho esta labor por ellos”.

 

Javier Cali, taxista, leyendo el libro Viva con Esperanza.

Javier Cali, taxista, leyendo el libro Viva con Esperanza.

11246971_865073483572488_5559652838591317471_n

“Viva con Esperanza” en manos de taxista

Javier Cali salió como todas las mañanas a trabajar, pero esta vez fue diferente, fue abordado por uno de los Calebs que muy gentilmente le hizo la entrega del libro “Viva con Esperanza”. Don Javier agradece la labor de los jóvenes de la Campaña Educativa de Salud, especialmente porque su ciudad natal fue escogida para esta obra. [Equipo ASN, Vanessa Castro]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin