Noticias – Adventistas

Médicos lo desahuciaron pero Dios le devolvió la vida

Médicos lo desahuciaron por la magnitud del accidente y, gracias a las oraciones de amigos y familiares, recuperó la vida y hoy vive para contar el milagro.

17 de marzo de 2016
Luego de la recuperación de su salud, Pedro decidió volver a la Iglesia.

Luego de la recuperación de su salud, Pedro decidió volver a la Iglesia.

Cusco, Perú… [ASN] Mientras arreglaba uno de los altos postes de alumbrado público en Pisac (distrito ubicado a 30 KM de la ciudad de Cuzco, Perú), Pedro Huanca no pudo continuar con el trabajo y cayó al suelo desde aproximadamente nueve metros de altura; lo que le causó múltiples daños en los órganos internos y estuvo cerca de perder la vida.

Lea también:

En el hospital, los médicos reconstruyeron los huesos de la pierna derecha y el brazo. A pesar de haber sobrevivido al accidente, Pedro quedó muy delicado de salud. Los constantes problemas con sus hijos lo llevaron a una depresión extrema y cayó en estado de coma. Fue entonces que los médicos lo desahuciaron e incluso recomendaron a sus familiares a no continuar invirtiendo en su salud, sino a ahorrar para los gastos del sepelio.

Esta noticia alarmó a la familia y recordaron que existe un Dios Todopoderoso y se unieron en oración por la sanación de Pedro. También recibió la visita de líderes de la Iglesia Adventista en esa región; como es el caso del pastor Milton Cueva, presidente de la Misión Sur Oriental del Perú – sede administrativa, quien elevó plegarias a Dios por la restauración de la salud de Pedro y animó a la familia a continuar confiando en Dios.

Luego de esa oración, Pedro despertó y contó que había soñado la visita de un pastor. “Toma esto. Te hará bien. Podrás recuperar el habla y volverás a caminar”, dijo Pedro. En ese momento, los médicos llamaron a la familia y contaron el milagro que acababa de acontecer. Pedro reconoció a sus hijos y les contó lo que había visto en sueños.

Ante este este hecho, todos quedaron atónitos, gozosos y agradecidos a Dios por la manifestación de su poder. Así, Pedro fue dado de alta y fue llevado a su casa donde su familia y miembros de la Iglesia Adventista que habían estado orando por él, lo esperaban con una acogedora recepción de gratitud al Señor.

Por su parte, Pedro Huanca decidió volver a la iglesia después de muchos años, entregar su vida nuevamente a Dios y contar a otros lo que Cristo hizo en su vida. “He trabajado muchos años llevando luz eléctrica a muchas comunidades, pero ahora quiero llevar la Luz de la Verdad a los que viven en la oscuridad”, expresó Pedro. [Equipo ASN, Yeison De Ávila con informaciones del Pr. Gerson Vega]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin