Noticias – Adventistas

El género neutro puede estimular conflictos de identidad, dice el especialista

Ideología de género neutro preocupa teólogos y psiquiatras cristianos que opinan en la noticia de ASN.

Em vários países já se adotou a possibilidade de uma pessoa se apresentar sem um gênero definido ou não binário.

En varios países ya se adoptó la posibilidad de una persona presentarse sin un género definido o no binario.

Brasilia, DF… [ASN] El reportaje principal de esta semana de una de las publicaciones brasileñas más conocidas, la revista Veja (revista brasileña), abordó el tema de la ideología del género neutro. Según el reportaje, el asunto se tornó recurrente en algunas escuelas brasileñas. Según el artículo, “para algunos colegios de ciudades brasileñas grandes discutir la diversidad de género se convirtió en asunto obligatorio. El aula magna de Pedro II de este año fue sobre el tema. En Bandeirantes, Sao Paulo, un grupo de discusión bautizado como Bandiversidad, reúne alumnos para hablar sobre homosexualidad, bisexualidad y pansexualidad (caracterizada por la atracción sexual, romántica y/o emocional independiente de la identidad de género del otro). Ya hubo debates calientes sobre tópicos como las diferencias entre transgenérico, transexual y dragqueen”.

Lea también:

En algunos países se tomaron iniciativas para garantizar derechos a quien afirma no ser ni del género masculino o femenino. El idioma sueco, por ejemplo, comenzó a introducir un pronombre de género neutro para la próxima edición del diccionario oficial del país. En el idioma escandinavo, junto a los pronombres de género masculino han y femenino hon, se adicionó el pronombre hen. Los términos nuevos se refieren a las personas que no revelan su género, sea porque es desconocido, o porque la persona es transgenérico o el locutor considera el género una información superficial para la comprensión del texto.

Países como Alemania, Malta, India, Paquistán, Nueva Zelanda y Nepal tomaron decisiones para proporcionar a las personas la posibilidad de presentarse como de un tercer género.

Australia reconoció, en 2014, que una persona puede ser legalmente identificada por un género neutro, además del masculino y femenino. En el juicio, se dijo que “la Suprema Corte reconoce que una persona puede no ser ni del sexo masculino ni del sexo femenino, y así se permite a una persona registrarse con un sexo‘no especificado’”.

El reportaje de ASN (Agencia Adventista Sudamericana de Noticias) escuchó a teólogos y un psiquiatra cristianos y todos se mostraron preocupados con esa tendencia.

Identidad

El psiquiatra César Vasconcellos de Souza, con una larga experiencia en consultorio y autor de diversos artículos, observa que la literatura médica prevé un trastorno de identidad sexual en la infancia y adolescencia, actualmente llamado disforia de género. Vasconcellos explica que ese tipo de trastorno transitorio tiene sus raíces en factores como inseguridad o algún tipo de sufrimiento emocional fuerte, pero que no hay ninguna base científica consistente para afirmar que posee un origen biológico o genérico. “El Trastorno de Identidad Sexual, clasificado en el Código Internacional de Enfermedades, no está relacionado a la ideología de género porque esta última no es una teoría científica, sino una idea de un grupo de personas”, refuerza el especialista.

Vasconcellos ve con temor ese concepto de la ideología de género neutro, en la medida en que pasa a funcionar como un factor que puede incentivar a los niños y adolescentes a pensar que realmente no poseen un género definido. O sea, funcionaría mucho más un factor ambiental que tiene influencia sobre mentes, muchas veces, fragilizadas justamente por trastornos pasajeros típicos de su edad.

Teología

Una de las voces que se levantan contra la idea de género neutro es también, por ejemplo, la de la socióloga alemana Gabriele Kuby, autora del libro A revolução sexual global. Destruição da libertad em nome da liberdade [La revolución sexual mundial. Destrucción de libertad en nombre de libertad]. En una entrevista concedida el año pasado, al blog Senza Pagare, ella afirmó que “el desorden de las normas sexuales conduce a la destrucción de la cultura. La Declaración Universal de los Derechos del Hombre, de 1948, establece que la familia es el núcleo de la sociedad y necesita de un orden moral para existir. Con todo lo que asalta a los niños en los medios de comunicación social, en Internet y en la educación sexual obligatoria, es difícil convertirse en adultos maduros, esto es, en el grado de asumir la responsabilidad de ser madres y padres”.

El pastor Alacy Barbosa, director del Ministerio de la Familia de la Iglesia Adventista en ocho países sudamericanos, afirma que la llamada sexualidad moderna está “caracterizada por ser una expresión de sexualidad de forma completamente libre de barreras, que aparentemente las posiciones filosóficas, sociológicas y teológicas imponen entre personas, independiente del género sexual y franja etaria”. Él comenta, además, que la Biblia no aprueba los desvíos de sexualidad. Cita, inclusive, el capítulo 20 de Levítico en que “Dios deja muy claro que la perversión de la sexualidad humana sería un grave problema como resultado de la instalación del pecado en nuestro mundo”.

El pastor Rafael Rossi, quien presenta una columna mensual en el portal adventistas.org, demostró preocupación con el tema del género neutro en su último artículo. Para él, “la sociedad en general adoptó la idea de relativización de la Biblia cuando la verdad no es más absoluta o atemporal. Y lo agravante es que el concepto comienza a formar parte del vocabulario de algunos cristianos. Eso es muy peligroso. La Biblia deja bien claro que Dios creó al hombre y la mujer, varón y hembra para que cada género se relacionara con el opuesto”. [Equipo ASN, Felipe Lemos]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin