Noticias – Adventistas

¿Ayuda la fe en la recuperación de la salud?

Tener fe y practicarla es bueno para la salud

Tener fe y practicarla es bueno para la salud

Quito, Ecuador… [ASN] Según un estudio patrocinado por el Instituto Nacional Norteamericano de Salud Mental, la Fe religiosa, por sí misma, independientemente de la intervención médica, puede ayudar a las personas a recuperarse de graves problemas psicológicos. Además, descubrieron que cuanto más fuerte es la Fe de una persona, más rápidamente se recupera de la depresión, especialmente si está incapacitado o tiene una enfermedad crónica.

Tener fe y practicarla es bueno para la salud: reduce el riesgo de depresión, problemas cardíacos y otras enfermedades.Otro estudio de la Universidad de Berkeley, California, descubrió que las personas que van a la iglesia una o más veces a la semana tienen índices de mortalidad de un 25-35% más bajos que los que no participan de algún servicio religioso. También, un estudio de Carolina del Norte realizado con 4.000 ancianos, descubrió que los que frecuentan más las ceremonias religiosas tienen menos depresiones y enfermedades físicas y su presión arterial es más baja.

En 2001, el Instituto americano de Salud (NIH) encargó a una profesora de medicina, escéptica y no practicante, que hiciera un estudio sobre el nexo entre religión y salud. Los estudios mostraban un 25% menos de mortalidad entre los que iban a ceremonias religiosas al menos una vez por semana.

Según ese estudio, la Fe genera comportamientos beneficiosos para la salud, como la oración, la esperanza, y valores que no animan a vicios como beber, fumar, o la infidelidad. También la promoción de la abstiencia sexual y como vivir adecuadamente antes del matrimonio, según el estado de vida de cada uno, es un antídoto contra las miles de enfermedades de transmisión sexual. Y las personas creyentes tienden a ser más optimistas y a tener más autoestima, lo que favorece la salud. Tanto es así que al menos 20 facultades de Medicina de EEUU ya ofrecen cursos y programas de espiritualidad, porque se han dado cuenta de la importancia que tienen las convicciones y las creencias religiosas en la salud de los pacientes.

La oración tiene un enorme poder de curación. Según algunos estudios, la oración reduce los problemas de corazón, la hipertensión y el cáncer. [Equipo ASN, Vanessa Castro y Marco Chile]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin