Noticias – Adventistas

Líder de Salud comenta investigación sobre longevidad de los vegetarianos

El pastor Bomfim, líder del Ministerio de Familia y Salud, participó de una investigación que comprueba que los vegetarianos viven más tiempo.

Pastor, Marcos Bomfim. Líder de Ministerio de la Familia y Salud, para la Iglesia Adventista en América del Sur.

Pastor, Marcos Bomfim. Líder del Ministerio de la Familia y Salud, para la Iglesia Adventista en América del Sur.

Brasilia, DF… [ASN] El Diario de Noticias brasileño, divulgó los resultados de una investigación hecha por la Asociación Médica Americana, que comprobó que los vegetarianos viven más tiempo que las personas que consumen principalmente carne.

El estudio que duró casi seis años, fue realizado con más de 73 mil adeptos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que promueve la práctica de una dieta sin carne.

Según la investigación de la Asociación Médica Americana, los vegetarianos tuvieron 12% menos de muertes a lo largo de los casi seis años del estudio. Los vegetarianos sufren menos problemas al corazón que los consumidores habituales de carne, esto es, cerca de un 19% menos. Los problemas a los riñones y la diabetes también apareció en menor grado en los vegetarianos (lea la noticia, en portugués en: http://www.dn.pt/inicio/ciencia/interior.aspx?content_id=3262480&seccao=Sa%FAde&page=-1).

ASN entrevistó al pastor Marcos Bomfim, líder de Salud de la Iglesia Adventista para Sudamérica, para escuchar sus consideraciones sobre los resultados de la investigación.

ASN: ¿Cómo evalúa los resultados de la investigación divulgados en los medios de comunicación a nivel mundial?

Pr. Bomfim: Entre los datos interesantes de la investigación, además de los aspectos relacionados a la longevidad, están, por ejemplo, que los vegetarianos tienen un nivel más alto de escolaridad, mayor probabilidad de casarse y permanecer casados, y que son más delgados que los no vegetarianos (solo para citar algunos ejemplos).
Es bueno recordar que la Iglesia divulgó esas orientaciones sobre alimentación hace mucho tiempo, antes de cualquier comprobación científica. Esto refuerza nuestra confianza en el don profético de Elena de White. Otra cosa que poca gente sabe es que no hablamos solamente de salud o longevidad, no, estos son solamente subproductos. Lo que buscamos es un cuerpo más preparado y una mente más sensible a escuchar la voz de Dios, para que sea llena del Espíritu Santo y que sea guiada por él en el servicio al semejante.

ASN: ¿Cómo el departamento de Salud de la Iglesia Adventista para Sudamérica ha trabajado para promover una alimentación vegetariana libre de tantos productos industrializados?

Pr. Bomfim: Uno de los énfasis del Ministerio de la Salud Adventista es la educación continua de la población hacia los hábitos saludables, lo que se realiza principalmente a través de Ferias de Salud y la formación de Escuelas de Cocina Vegetariana. Nuestra propuesta es que ambas ocurran por lo menos una vez al año, en cada región pastoral.
Una Escuela de Cocina Vegetariana puede realizarse, por ejemplo, en doce reuniones al año, una cada mes. Las escuelas son muy simples, y requieren poca inversión financiera, pero darán un resultado sorprendente, en términos de cambio de hábitos. Mucha gente elegiría mejor qué comer, si supiera cómo preparar los alimentos.
La Escuela de Cocina Vegetariana, además de proveer la información y práctica, también proporciona naturalmente un ambiente social, un grupo de apoyo para el cambio de hábitos. Una de las cosas lindas que suceden en la Escuela de Cocina Vegetariana es que a través de ellas podemos mostrar que Dios nos ama, que desea nuestro bien, nuestra salud, y está disponible a darnos fuerza para el cambio.

ASN: ¿Qué consejos le daría a alguien que desea ser vegetariano?
Pr. Bomfim: Tal vez el principal consejo sea el de siempre, pensar en primero “añadir” algo bueno a la dieta, y no fijar la atención en “abandonar” o “eliminar” algo de la alimentación. Cuando usted piensa en agregar buenos hábitos, naturalmente, los malos van perdiendo espacio. Añada, por ejemplo, el agua (en lugar de solo pensar en abandonar las gaseosas), las ensaladas verdes, las frutas, el pan integral y el arroz integral. En fin, para quien está bien con la vida, el énfasis es siempre positivo, en aquello que es saludable, que hace bien, y no una fijación enfermiza, crítica y mal humorada en aquello que hace mal.
Las investigaciones indican que si usted elije un régimen completamente vegetariano (sin huevos ni leche), también estará bien nutrido, pero solo deberá estar atento a cómo obtener el suplemento de la vitamina B12.
Y finalmente, si usted piensa seriamente en buscar una salud mejor, así como una mejor comunión con Dios, le sugiero comenzar con la lectura de dos de los libros inspirados por Dios y que dieron origen a todo lo que creemos sobre salud: Consejos sobre el régimen alimenticio y El ministerio de curación, de Elena de White. [Equipo ASN, Felipe Lemos y Márcia Ebinger]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin