Noticias – Adventistas

Rafael Rossi

Rafael Rossi

Al día, de acuerdo a nuestro tiempo

Hechos diarios desde un punto vista teológico.

La ruptura de la Unión Europea y la profecía de Daniel 2

ruptura-de-la-union-europeaEl Reino Unido decidió en referendo, por más de 1,2 millón de votos de diferencia, retirarse la Unión Europea (UE). El resultado de la consulta fue divulgado en la madrugada del viernes 24 de junio.

La Unión Europea fue creada oficialmente el 7 de febrero de 1992, en Europa, pero su origen es mucho más antiguo y está íntimamente relacionado con los procesos anteriores de creación de un gran bloque económico europeo. Ese bloque surgió de la unión de los países que formaban parte de Benelux, que era un pequeño bloque formado por Bélgica, Holanda y Luxemburgo, con la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), que lo formaban Alemania, Italia y Francia. Después de la unión de esos dos bloques, otros países se juntaron y formaron parte de lo que se transformó en el Mercado Común Europeo a través del Tratado de Roma, que se firmó en 1957.
La noticia de que el Reino Unido dejaría de ser parte de la UE causó una conmoción de comentarios, preguntas y reflexiones relacionadas a la profecía de Daniel 2. ¿Será ese hecho un cumplimiento profético? Antes de responder creo que una visión general del capítulo nos ayuda a entender mejor y a formar una posición equilibrada de la profecía, dejando cualquier especulación o alarmismo.

El contexto de Daniel 2

El capítulo narra el momento cuando Dios le dio a Nabucodonosor un sueño. Había un mensaje especial de parte de Dios para el rey sobre la historia del mundo y que por extensión llegaría hasta los últimos días. Al despertarse, Nabucodonosor no recordaba los detalles de su sueño, pero sabía que ese sueño tenía cierta importancia.
Hasta el versículo 3 del capítulo 2, el idioma en el cual estaba escrito era el hebreo. A partir del versículo 4, el texto está en arameo. Daniel escribió directamente a las naciones vecinas de Israel, que no hablaban el hebreo.

Al despertarse, el rey les pidió a los sabios de Babilonia que le dijeran cuál había sido su sueño y su significado. Los sabios de Babilonia no tenían cómo responder eso al rey. Ellos intentaron ganar tiempo, pues se dieron cuenta de que la situación se complicaría, porque Nabucodonosor hablaba en serio. Es evidente que los pretendidos poderes humanos de adivinación, previsión, astrología, en realidad no existen. Dios actúa donde la sabiduría humana no actúa. Dios hace lo que ningún hombre puede hacer; y solo él es quien conoce el futuro.

Daniel no sabía lo que estaba sucediendo hasta que Arioc le informó sobre el decreto de muerte, que lo afectaría por ser un sabio y él también tendría que morir. Daniel demostró calma en el momento de aflicción, pues confiaba en Dios y sabía que el Señor dirigía su vida y no necesitaba desesperarse.
El rey convocó a los sabios de las categorías más altas y Daniel y sus amigos, aun siendo considerados los más sabios en el capítulo 1, no estaban entre los llamados. Cuando supo del decreto, Daniel le pidió al rey un plazo.

Lo que más había enfurecido al rey fue la demora de los sabios en darle una respuesta. Daniel se presenta con humildad y sencillez ante el rey. Su pedido fue diferente. Los caldeos pidieron que el rey les dijera el sueño y ellos lo interpretarían. Daniel pidió única y exclusivamente tiempo, y el rey se lo concedió.
Daniel volvió a su casa y les contó a sus amigos lo que pasaba y pidió que también oraran a Dios por la solución del misterio. El Señor es el único que puede solucionar las situaciones imposibles. Dios le mostró a Daniel el sueño y su interpretación.

El profeta fue al encuentro del rey y antes de comenzar a interpretar el sueño, hizo que el rey dirija su mente hacia Dios. Daniel dio testimonio del Señor y de su poder antes de comenzar a solucionar el problema. El sueño presentaba una estatua con diferentes metales. La cabeza era de oro, los brazos y el pecho de plata, el vientre de bronce, las piernas de hierro y los pies en parte de barro y en parte de hierro.

Cada metal representaba un reino diferente conforme a la interpretación de Daniel. El rey de Babilonia era la cabeza de oro, elemento abundante en la tierra de Babilonia. Los reinos que suceden están representados por elementos y partes del cuerpo en la estatua que se encajan por completo en la historia. Daniel predijo eventos muchos años antes de que sucedieran. Los eventos del capítulo 2 sucedieron en el año 603 a.C.

Por la Biblia vemos una historia que siempre estuvo marcada por la intervención de Dios para llegar hasta su plan final, que es la consumación de la historia de la redención. Una pregunta que siempre aparece es cómo se relaciona esto con el libre albedrío que Dios les dio a los seres humanos.

Lo que tenemos en verdad es un libre albedrío condicionado. Aunque los seres humanos son libres, dentro de él existen límites. Cada vez que el libre albedrío del hombre comienza a interferir los planes de Dios, él actúa redirigiendo la historia. Al crear el mundo Dios tenía un plan para toda la humanidad, una historia lineal. El hombre se desvió de la ruta propuesta en el principio. Dios respeta ese desvío, pero respeta hasta cierto límite, cuando no tiene influencia en el propósito final. En otras palabras la historia no está abandonada por sí sola, Dios está controlando todo.

Las naciones de la estatua marcan los imperios de dimensiones mundiales. Esos cuatro imperios mundiales y el imperio dividido representado por los pies en parte de hierro y en parte de barro presentados por Daniel tuvieron su período de tiempo de actuación en el gobierno, todos comprobados por la historia.
Partes de la estatua Imperios y períodos
Cabeza de oro Babilonia – 605 a 539 a.C.
Pecho y brazos de plata Medos y persas – 539 a 331 a.C.
Vientre y muslos de bronce Grecia – 331 – 168 a.C.
Piernas de hierro Roma – 168 a.C. a 476 d.C.
Pies de hierro y barro División de Roma que va desde 476 d.C. hasta el regreso de Cristo que marcará el final de la historia del mundo.

 

El versículo 41 de Daniel 2 presenta el último imperio, representado por los pies como un reino dividido. La historia nos muestra que después del imperio romano, el último imperio humano de alcance mundial, surgió una división del imperio en diez partes, que son representados por los diez dedos de los pies de la estatua.

Los diez reinos resultantes de la división fueron:
Francos
Alamares
Anglos
Lombardos
Visigodos
Suevos
Burgundios
Hérulos
Vándalos
Ostrogodos
Aplicación final de la interpretación profética

El hierro y el barro definen que algunos reinos serían fuertes y otros débiles. Como por ejemplo, la fuerza militar que poseían los francos y visigodos. El factor que llama más la atención está en el hecho de que el hierro y el barro no se mezclan. Esa profecía fue contundente; después del cuarto imperio, los países europeos intentarían reunificarse para formar un nuevo imperio, pero no se unirían más. Existieron varios intentos de una unificación, pero todos sin éxito. Entre ellos están:

Carlomagno: siglo VIII.
Carlos V: siglo XVI.
Napoleón Bonaparte: siglo XIX.
Kaiser Guillermo II y Hitler en el siglo XX.

Todos los intentos fallidos muestran que la profecía tenía razón; todos se frustraron porque no se logró una unificación. El barro aparece siempre como elemento central, lo que da la idea de la fragilidad de los imperios humanos. La Unión Europea, debilitada por la posible salida del Reino Unido, es solo la continuidad de la profecía que afirma que el hierro y el barro no se mezclan. No hay ningún elemento nuevo, sino la fuerza de la revelación bíblica confirmada en el transcurso de los siglos.
La profecía termina con una piedra que destruye toda la estatua. Representa el reino de Cristo que será un reino eterno. Se establecerá para siempre y todo el mundo estará unido. Sí, habrá un imperio mundial, ya no controlado por hombres, sino ahora regido por Dios mismo. La piedra que destruyó la estatua y fue creciendo hasta abarcar todo el mundo es el regreso de Jesucristo.

Mira el comentario del pastor Jorge Rampogna sobre el tema:

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Rene Lima Pinto

    Amén. Mas próximo para a volta de Jesus!

  • Ptr. Marcos Castro – L.A Calif

    Creo que es el cumplimiento claro de la profecia de Daniel 2… no hay mas que discutir ni que comentar, solo que lo tomemos con calma, sin alarmismos ni amarillismos y estemos agradecidos a Dios de que conocemos esta profecia…si el cumplimiento profetico es veridico, su Segundo advenimiento tambien lo es!…Seamos mas misericordes que jueces. perdonemos y otorguemos perdon, abandonemos el extremism religiosos, y vengamos a un punto medio y de balance que es la observancia de la vida y obra de Cristo Jesus.

  • Paul Alexander Huayanay Gomez

    porque dios no quiere que los pueblos se unan? .. solo se esta poniendo en contexto los imperios de occidente y los de oriente?

    • West Yilly

      Dios no ha dicho que El “no quiere que los pueblos se unan”. Dios solo reveló al Rey lo que habría de suceder. Lo demás ha sido desiciones de los hombres.

      • West Yilly

        Y la profesía fue solo para los imperios de Europa porque era el mundo “conocido” de entonces.

  • Luis Erber Silva

    El acontecimiento no alcanza para ser considerado profetico, mal que mal los paises europeos siguen siendo independientes, sin un mando unificado central y ello que no se altera porque el RU se retire o se quede

    • West Yilly

      Y presisamente eso es lo que dice la profesía, que el reino sería dividido y nunca más se volvería a unir.

  • Alejandro

    El punto de vista ”histórico” que emprenden en este artículo es demasiado simplista, y ello ocurre porque se está tratando deliberada y forzosamente de hacer encajar la história real con un relato religioso demasiado ambiguo. La parte mas endeble es la interpretación de los pies de hierro y barro.
    Por ejemplo, Hitler no quería formar un imperio ni conquistar el mundo, eso fué propaganda de guerra de los aliados, la cuál aún persiste pero de a poco se ha ido aclarando a medida que los ”humos” de la 2a Guerra Mundial se fueron disipando. Hitler había recuperado las provincias alemanas que el tratado de Versalles les expropiara luego de la 1a Guerra Mundial, por lo tanto no actuó en este sentido con la intensión de expandir un ”reino” sino que recuperó sus provincias habitadas por alemanes. Además tenía serias intensiones de ganar, a través de la guerra, gran parte del territorio sovietico, o sea, pretendía robar esos territorios para que formen parte del ”espacio vital” necesario para la vida de los alemanes, de ninguna manera pretendía hacer un ”reinado” conjunto con los habitates sovieticos, sino que los expulsaría para dar lugar a la apretujada población alemana… se trataba simplemente de una tentativa de robo de territorios.
    Por otra parte en ningún momento en este artículo se menciona al imperio sovietico, el cuál partió desde Rusia y conquistó los paises de Europa del Este e incluso la mitad de Alemania, formando un extenso imperio comunista, el cual mas tarde se expandió hacia China, Corea del Norte, Vietnam del Norte, entre otros, e incluso llegó hasta Cuba. Todos esos paises dependían directamente de Moscú. Realmente se trató de un imperio mundial, el mas sanguinario que viera el mundo en muchos años, dejando mas de 100 millones de muertes en poco mas de 70 años. El imperio sovietico posiblemente haya sido el imperio de los autodenominados ”hijos de Abraham”, ya que el comunismo sovietico estuvo ideado (Marx, Engels, etc.), financiado (Rothschild, Warburg, Schiff, Khan, etc.) y liderado (Lenin, Trotzky, Zinovieff, Kameneff, etc.) en un 90% por personajes judíos en todos los niveles de la administración sovietica. Desafortunadamente en todo ese capricho por establecer un reino judío se perdieron muchisimas vidas por las cuales no hay reclamación a nivel mundial, la gran mayoría de esas víctimas eran cristianas.

  • Visitante

    adventistas adventistas…. sensacionalistas como siempre. si pusieran sus energias en la predicacion del EVANGELIO, el verdadero evangelio de Jesucristo, LA GRAN COMISION DE LA IGLESIA! y no fabulas doctrinales adventistas ( 1844, pesimas interpretaciones de Daniel, Apocalipsis- de manera torcida/forzada, defendiendo a la paciente siquiatrica de Elena White, sus comentarios biblicos agregados, torcidos, etc)

    Cuando abriran los ojos a Cristo? y solo Cristo?

    • West Yilly

      Eres tan ciego que no ves que este siervo está usando la Biblia y solo la Biblia. Pero como todos los adoradores de la Bestia, solo sabes atacar a Ellen G White y a la Iglesia Verdadera.

WordPress Image Lightbox Plugin