Noticias – Adventistas

Rafael Rossi

Rafael Rossi

Al día, de acuerdo a nuestro tiempo

Hechos diarios desde un punto vista teológico.

Evangelismo en Casas swinger

Parece que no hay límites para intentar conciliar espiritualidad y pecado. Esa es una lucha que todos los cristianos enfrentan, pero algunos intentan aliviar el peso de la carga buscando formas de justificar el pecado. Así se mantiene la conciencia tranquila de que se puede andar con Dios y jugar con el pecado al mismo tiempo.

La exageración de esta vez proviene de un matrimonio cristiano que vive en Florida, Estados Unidos. Ellos defienden una técnica de “evangelismo”, con intercambio de matrimonios. Christy y Dean Parave se conocieron online hace ocho años y comenzaron a practicar el cambio de matrimonios o swing desde entonces.

En la Biblia, promiscuidad sexual está en conflicto con creencias religiosas, pero para los Parave, no, pues creen que pueden usar sus relaciones sexuales extraconyugales para compartir el evangelio.

Ellos creen que ahora tienen una oportunidad única de compartir su fe con los que de otra forma nunca podrían oír hablar de Jesús. “Me estoy relacionando con personas que probablemente nunca siquiera visitarían una iglesia”, afirma Dean.
“Dios no va a colocar un león con una manada de elefantes, entonces ¿qué va a hacer? Va a colocar un swing en un grupo de swings para difundir su Palabra. Así de simple”, defiende Christy.

La cuenta de twitter de la pareja revela una mezcla bizarra de recursos de swing, versículos bíblicos y links para músicas de adoración. Sin duda, el propósito del diablo es pervertir todas las cosas buenas y el sexo es una de ellas. Colocando una capa de santidad en la perversión, quiere probar así que cualquier medio justifica un fin noble, que en este caso es compartir a Jesús con quien lo necesita.

Es verdad que los cristianos están en el mundo para influenciar a otros y ser agentes de trasformación en la vida de las personas, pero no pueden abrir brechas para involucrarse con el pecado, intentando justificarse que lo hacen para salvar a las personas, porque eso es cristianismo kamikaze.

Si usted quiere pecar sepa que eso es una elección suya y que el resultado del pecado es la muerte (Romanos 6:23). Ahora, no peque y diga que lo hace en el nombre de Dios y del evangelio porque eso no fue lo que Dios nos pidió.

Cuando el barco está dentro del océano, todo está bien. El problema se presenta cuando el océano está dentro del barco. No tenga dudas de que usted elige hoy y mañana sus elecciones lo formarán a usted. Por eso, quede lejos del pecado y no juegue con las tentaciones, son muy peligrosas.

El consejo sabio de la Biblia es el mismo de siempre: “Creed en el Señor vuestro Dios y estaréis seguros” (2º Crónicas 20:20).

 

 

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin