Noticias – Adventistas

Karyne Correia

Karyne Correia

Salud Mental

Cuidados para tener una vida mentalmente saludable.

Espiritualidad “anti estrés”

En medio del ajetreo del día a día y de los cambios en las configuraciones sociales observo que dos cosas (entre tantas otras) han crecido en las últimas décadas: el índice de personas que padecen estrés y el número de iglesias “por metro cuadrado”. ¿Usted también percibe eso? Hay una interesante relación entre espiritualidad y estrés. No estoy queriendo decir que el aumento de iglesias se debe al aumento en el índice de personas que padecen estrés o viceversa, incluso porque ni siquiera realicé ningún estudio científico que pruebe esa idea. Lo que quiero decir es que los campos de la salud mental y de la espiritualidad se comunican y relacionan, por eso debemos cuidar de ambos.

Elizabeth Scott, psicóloga y escritora, menciona algunos beneficios de la espiritualidad en el manejo del estrés. Entre los beneficios citados por Elizabeth están: la religión y la espiritualidad producen bienestar; la religión o la espiritualidad atienden necesidades como el apoyo de un poder superior o el apoyo social de una comunidad religiosa. Además, a través de la religión podemos desarrollar nuevas formas de comprender las dificultades y los desafíos que enfrentamos en el día a día y las personas religiosas usan menos servicios médicos y viven más. Otro beneficio son las prácticas religiosas como la oración y la meditación que ayudan a reducir el estrés, aumentan la sensación de bienestar, disminuyen el dolor físico, reducen los síntomas de la depresión y la ansiedad entre otros. Y todos estos beneficios son gratuitos.

Sin embargo, a pesar de tantos beneficios, todavía econtramos personas que asisten a iglesias y conservan sus prácticas espirituales y padecen estrés o algún otro problema de salud, de los más sencillos a los más graves. Lo peor es que muchas veces el desarrollo de estos problemas también está relacionado con la espiritualidad. Eso se debe a que, además de la acumulacipon de funciones dentro de las organizaciones religiosas (algunas personas tienen muchos cargos, por ejemplo), la culpa y la comprensión equivocada de algunos temas religiosos pueden ser fuente de angustia y estrés. “Por doquiera prevalece la enfermedad mental. Los nueve décimos de las enfermedades que sufren los hombres tienen su fundamento en esto. […]A veces el remordimiento por el pecado mina la constitución y desequilibra la mente. Hay también doctrinas erróneas, como la de un infierno que arde eternamente y el tormento sin fin de los impíos, que, al presentar ideas exageradas y distorsionadas del carácter de Dios, han producido el mismo resultado en las mentes sensibles” (Mente, carácter y personalidad, t. 1, p. 59.). Agrego temas aquí como “fe y obras”, “el juicio” y la visión nublada sobre quién es Dios y de cómo él se relaciona con nosotros.
De esta manera, algo que podría ser una bendición. Se convierte en fuente de estrés u otros problemas de salud.
Podemos usar los beneficios de la espiritualidad como se lo describe y recomienda Elizabeth a sus pacientes. Pero, para eso, debemos reconsiderar la religión que hemos estado practicando.
“Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón; porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo” (Proverbios 4:20-22).

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • ELIZABETH PEDRAZA

    Muchas GRACIAS a mi DIOS y a usted por aclarar un poco mas mi mente en relación a este tema. Que nuestro SEÑOR la continúe iluminando para ayudar y la bendiga en su importante y beneficiosa labor.

WordPress Image Lightbox Plugin