Noticias – Adventistas

Protocolo de AdventHealth Ocala impulsa avances contra la COVID-19

ICAM mantuvo al 96% de los pacientes atendidos tanto fuera de la UCI como sin respiradores

Por Trialsite News 11 de enero de 2021

Profesionales involucrados en el proyecto (de izquierda a derecha): doctor Stanley Mikowski; doctor Ken Barrick; doctora Carlette Norwood-Williams y doctor Narsing Rao (Foto: AdventHealth Ocala).

Ante un nuevo coronavirus y pocas opciones para su tratamiento, y en el caso del antiviral Remdesivir, graves carencias y costo alto, los sistemas de salud, hospitales y clínicas comunitarias buscan tratamientos alternativos y seguros que puedan salvar vidas.

Por eso, el AdventHealth Ocala, parte del mayor sistema de salud de origen protestante y sin fines de lucro de los Estados Unidos, explotó su conocimiento y creatividad, intelecto médico y científico, y su deseo de salvar vidas, y desarrolló el protocolo ICAM, que parece ser altamente eficaz si se lo observa rigurosamente.

Lea también:

Si el ICAM prueba un funcionamiento de manera consistente, AdventHealth y la doctora Carlette Norwood-Williams le habrán prestado al mundo un servicio efectivo. El próximo paso será un estudio para investigar la eficacia del tratamiento combinado.

Un desafío por delante

El protocolo surgió cuando Carlette, directora de farmacia de AdventHealth, se encontró ante el aumento de casos de COVID-19 y la escasez del único medicamento provisoriamente aprobado en ese momento, el Remdesivir.

Ella comenzó a trabajar en investigaciones alternativas, un proceso que ocurría frecuentemente antes de la pandemia en AdventHealth y en otras clínicas norteamericanas. Ahora, durante la pandemia, los proveedores de salud muchas veces deben resolver los problemas por cuenta propia. El nuevo protocolo desarrollado en Florida se muestra prometedor y hasta ha recibido la aprobación para un estudio local.

Este fue formulado en tiempo de pandemia, fuera de las oficinas y basado en el entendimiento de cómo las terapias subyacentes realmente funcionan, combinadas con observación de datos creciente sobre cómo impacta en los pacientes el coronavirus.

Todos los medicamentos usados en ICAM están dentro de las indicaciones originales de la Food and Drug Administration (FDA), la Agencia Federal del Departamento de Salud de los Estados Unidos. La combinación específica en un protocolo es única, elegida debido a la evidencia consistente de mejoras en los indicadores de los pacientes con COVID-19.

¿Qué es el protocolo ICAM?

Es el resultado de una sigla, afirma el periódico Ocala Star-Banner y Carlos Medina: I significa “Immunosupport” [soporte inmunológico] e incluye vitamina C y zinc para ayudar a impulsar el sistema inmunológico; C representa a “Corticosteroide”, metilprednisolona, que puede reducir la inflamación de los pulmones y aumentar la respiración; A es de “anticoagulante” como la enoxaparina, un anticoagulante que puede ayudar a interrumpir la coagulación de la sangre, observada en los casos más graves de COVID-19; y, por último, M significa “Macrolídeo”, como la azitromicina, frecuentemente llamada “Z-Pac”, que es un antibiótico usado para atenuar la probabilidad de neumonía.

En resumen, es la combinación de: 1) vitamina C y zinc, 2) corticosteroide, 3) anticoagulante y 4) macrolídeo. Cada tratamiento fue considerado y seleccionado por su contribución a un problema relacionado con el COVID-19.

En la entrevista a Ocala StarBanner, la doctora Carlette informó que el protocolo ICAM fue desarrollado con base en la consideración de “cómo reaccionó la respuesta inflamatoria de los pacientes a los medicamentos”. En la mayoría de las muertes asociadas al virus, la COVID-19 no está más activa en el cuerpo. La muerte ocurre a partir de la respuesta inflamatoria del cuerpo a la infección. Entonces, ICAM fue concebido y basado en esa consideración”, observó, y “proporciona protección al cuerpo hasta que el virus se quede sin fuerzas”.

Resultados observables

Este protocolo no se usa en casos leves o moderados de COVID-19, pero sí en aquellos pacientes internado en el hospital. Carlette afirma que más del 96% de los pacientes atendidos con la combinación de medicamentos del protocolo ICAM salieron de la UCI y sin respirador. La farmacéutica comentó que “durante 76 días nuestros pacientes no pasaron a la UCI, no usaron ventilación mecánica y no hubo muertes con el ICAM o procesos semejantes al ICAM”.

Estudio

El protocolo ICAM fue aprobado por el Consejo Revisor Institucional de AdventHealth, y se ha iniciado un estudio con 100 pacientes. Este tendrá lugar en el Condado de Marion e incluirá la participación del Departamento de Salud de Florida y del Cento de Salud Heart de Florida.

Fundado en 1973, AdventHealth es un sistema de salud con sede en Altamonte Springs, Florida, y posee instalaciones en nueve estados de los Estados Unidos. Hasta comienzos del 2019 era conocido como Adventist Health System, cuando se cambió el nombre a AdventHealth.

Es el mayor prestador de salud de origen protestante y sin fines de lucro, y uno de los mayores sistemas de salud sin fines de lucro en los Estados Unidos, con centenas de lugares de atención y cerca de 50 hospitales en todo el territorio norteamericano. Posee 8.200 camas en nueve estados, y cuida de más de cinco millones de pacientes por año. Su misión es continuar el ministerio de curación de Cristo.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin