Noticias – Adventistas

Gestantes se preparan para el parto con actividad física

Con hidroterapia, ejercicios en suelo y conducción especializada, las participantes del proyecto Enfoque en el Parto notan beneficios además del aspecto físico.

Por Liddia Marques

Hidroterapia, entre otras actividades físicas, proporciona diversos beneficios durante la gestación.

No es en vano que la actividad física sea la prioridad en la vida de tanta gente. Desde mejoras en la salud y la estética, hasta beneficios psicológicos y relacionales, es una herramienta eficiente en el desarrollo personal y comunitario.

La escritora Elena de White, en su libro Consejos para los maestros padres y alumnos, pág. 281, afirma: “Para que el equilibrio de la mente pueda conservarse, debe combinarse un juicioso sistema de trabajo físico con el trabajo mental, a fin de que haya desarrollo armonioso de todas las facultades”.

Lea también:

Madre de autista destaca lo que aprendió al convivir con el trastorno

Después de todo, la actividad física es democrática; no se restringe a géneros, clases sociales o las franjas etarias. Ella puede acompañar al ser humano desde el inicio y a lo largo de toda su vida. Y cuando se habla aquí de inicio, se toma al pie de la letra; cuando el bebé todavía se está formando en el vientre de su madre.

El proyecto Foco en el parto es una iniciativa de las alumnas del curso de Fisioterapia de la Facultad Adventista de Bahía (FADBA), ubicada en el nordeste brasileño. Bajo la orientación de la profesora Eliane Alvarenga, atiende a gestantes de la comunidad local, preparándolas para el parto y puerperio (período de 6 a 8 semanas pos parto, en que el cuerpo de la mujer sufre alteraciones, para volver al estado anterior al embarazo).

Las actividades con las gestantes se realizan tres veces por semana en la clínica-escuela de la institución, con ejercicios en la piscina y en los laboratorios de psicomotricidad. Estos ejercicios trabajan el fortalecimiento y el alongamiento del cuerpo en general, preparándolo para el momento del parto.

Tanto en el suelo como en la hidroterapia, las doulas (acompañantes que ofrecen apoyo físico, emocional e informativo a las gestantes) utilizan técnicas para ejercitar los músculos, liberar las tensiones y proporcionar flexibilidad corporal. Todo esto también disminuye dolores, ansiedad, estrés, además de amenizar disturbios del sueño.

“Yo tenía 19 semanas de gestación cuando descubrí el proyecto. No acostumbraba hacer ejercicios físicos, por eso sentía mucho dolor de espalda. Con los ejercicios, el dolor disminuyó y después de ese proyecto, tengo más deseos de hacer ejercicios”, comenta Iara Gonçalves, una de las gestantes.

Además del ejercicio fisioterapéutico, las doulas hacen visitas domiciliarias, sacan las dudas sobre la gestación y los primeros cuidados del bebé, acompañan a las gestantes durante y después del parto. “Mi relación con las doulas fue de amistad. El trabajo hecho por ellas me proporcionó amor y cariño, y eso proviene de Dios”, agrega Iara.

La alumna Sangella Nayane también cree que ese proyecto, tan relevante, tiene la intervención divina. “Cuando nos llegó ese desafío, la profesora Eliane nos orientó a que oráramos y pidiéramos a Dios que nos enviara esas gestantes. Yo llegué a casa y de rodillas le pedí a Dios por lo menos una embarazada. Al final del curso yo era doula de tres gestantes. ¡Eso fue un milagro!”, considera.

Vea algunas fotos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La actividad física y el deporte

Las ventajas de la práctica de actividades físicas no se restringen a las gestantes. Ellas promueven el bienestar físico y psicológico para cualquier persona al ayudar en la prevención de enfermedades, reducen la tensión arterial y el estrés, mejoran la capacidad de concentración, además de ayudar a controlar el peso, previniendo la obesidad y mejorando la autoestima.

Más allá de la actividad física, el deporte presenta, además, otras ventajas. Una pasión compartida por hombres y mujeres en todo el mundo, trabaja con conceptos de desempeño y cuando se lo usa en forma sabia, le da al ser humano un bienestar físico, emocional, intelectual y social.

El deporte es un motor para la igualdad, solidaridad, responsabilidad, respeto, honestidad, trabajo en equipo, motivación y autoestima. Es una herramienta de inclusión que fortalece las fundaciones de la paz y ayuda a construir una sociedad saludable. Como lo expresó el líder sudafricano, y ganador del premio Nobel de la Paz en 1993, Nelson Mandela, “El deporte tiene el poder de cambiar el mundo. Tiene el poder de inspirar. Tiene el poder de unir a las personas de una manera que pocas cosas lo logran”.

En este Día Internacional del deporte para el desarrollo de la paz, este artículo es un homenaje a los deportistas y a las personas que creen que la actividad física es un don de Dios para la humanidad. Es un incentivo a su práctica y a su uso como herramienta de desarrollo personal y social.

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin