Noticias – Adventistas

Libro responde pregunta: ¿podemos comunicarnos con los muertos?

El libro El primer engaño busca respuestas emanadas de la Biblia sobre este tema.

Por Pablo Ale 3 de noviembre de 2020

El libro es de Gerald Wheeler y posee 120 páginas. (Imagen: ACES)

Sentí el frío de la muerte a los 17 años, el día que besé por última vez el rostro de mi padre que yacía en su ataúd luego de perder la vida en un accidente.

A veces, la muerte nos golpea de repente.

Sentí el vació de la muerte años más tarde, cuando mi abuela descansó en el Señor luego de un largo tratamiento por causa de una enfermedad terminal.

A veces, vivimos la muerte durante meses al ver a un ser querido desgastarse poco a poco.

Lea también:

Sea como sea, la muerte forma parte de nuestra realidad, más en este 2020 donde, azotados por una pandemia atroz, cada día nos informamos de la cantidad de muertos por países casi como si miráramos los resultados deportivos de los Juegos Olímpicos.

La humanidad ha intentado comprender el tema de la muerte durante milenios: casi todas las culturas conocidas han presentado alguna teoría de lo que le sucede a una persona después de la muerte. Además de los dioses, el ser humano ha buscado ayuda por parte de los muertos. Después de todo, los muertos habían formado parte de la familia humana y podían entender los problemas que los vivos aún enfrentaban.

Las evidencias arqueológicas demuestran repetidamente que la religión popular incluía rituales regulares en beneficio de los muertos. Los familiares y los amigos de los fallecidos se reunían en tumbas y sepulcros para ofrecer comida y bebida a los difuntos. Algunas tumbas antiguas tenían pozos que conducían al suelo, no solo para permitir que las ofrendas llegaran a los muertos, sino también como un canal para comunicarse con ellos. Los vivos consideraban que los muertos seguían formando parte de la familia. Creían que eran responsables del cuidado y la alimentación de sus antepasados.

En Egipto, las familias financiaban santuarios y sacerdotes para mantener ofrendas regulares para los difuntos. Además, podían ofrecer alfarería con mensajes inscritos, solicitando ayuda para el nacimiento de un niño o para otras necesidades.

Naturalmente, las poderosas costumbres de cuidar de los muertos e invocar su ayuda atrajeron el interés de los israelitas. Como resultado, Dios tuvo que prohibir las ofrendas de comida a los muertos (Deut. 26:14; Sal. 106:28). En Deuteronomio 18:9 al 14 se prohíben una serie de rituales que buscaban la guía de lo sobrenatural, incluidos la adivinación, la consulta a fantasmas o espíritus, o el intento de obtener oráculos del difunto. En Éxodo 22:18 se estableció la pena de muerte a las hechiceras en los campamentos de Israel. Levítico 19:26 y 31, y 20:6 y 27, advierten contra los médiums, los hechiceros y otros practicantes de lo oculto. Sin embargo, hasta el rey Saúl sucumbió a los engaños espiritistas (1 Sam. 28:3-35).

Aunque la Biblia tiene mucho que decir sobre el tema de la muerte, hay varios puntos de vista conflictivos sobre el más allá. ¿Cuál es realmente bíblico? ¿Y qué visión respalda la ciencia?

Por eso, el libro El primer engaño (verdades bíblicas sobre la muerte) busca respuestas emanadas de la Biblia sobre este tema, y descubre que una de las primeras mentiras contadas a la humanidad ha sido enseñada como “la verdad” durante miles de años. Con notable pericia, el autor (Gerald Wheeler, fue editor de la Review and Herald durante muchos años y es autor de varios libros) recorre la Palabra de Dios para exponer con absoluta claridad este tema que, así como la creación y el sábado hoy está siendo puesto en duda a fin de embaucarnos.

Así, este gran primer engaño no se remite solo al Jardín del Edén. Continúa vivo hoy, más vigente que nunca. Desde Génesis 3 Satanás nos miente con el tema de la muerte.

No solo hay películas para adultos repletas de espiritismo, fantasmas, vida en el más allá y experiencias para normales. También hay films animados para niños muy exitosos y famosos como Coco o Frozen. No dejemos a nuestros hijos en el altar pagano de Hollywood. Las redes sociales, los medios de comunicación, las series y películas de Netflix nos invaden todo el tiempo tratando de instalar en nuestras mentes conceptos totalmente errados acerca de la muerte.

Por eso, este es un libro vital e indispensable a fin de que sigamos fortaleciendo como adventistas nuestro concepto bíblico de la muerte, el alma, la Segunda Venida de Jesús y la resurrección.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin