Noticias – Adventistas

Jóvenes Adventistas celebran su día distribuyendo pan y agua

En Bolivia, los jóvenes adventistas repartieron pan y agua en la zona de Tiquipaya, pueblo de Cochabamba.

19 de marzo de 2018

Por Jessica Rodríguez

Concentración de los jóvenes en la zona de Tiquipaya – Cochabamba antes de repartir los víveres

El 17 de marzo se celebró el Día Mundial del Joven Adventista. Un proyecto donde la juventud de la Iglesia Adventista realiza labores de servicio comunitario. Este año el tema fue ‘Pan y Agua’ (Food & Water) que consiste en llevar comida y agua a personas necesitadas en zonas o barrios de escasos recursos. Los jóvenes, en Bolivia, salieron a realizar esta actividad con el lema “Fe y Acción”, que es el lema principal de este Ministerio para el 2018.

Lea también:

Jóvenes adventistas se capacitan para trabajar como misioneros en Chile

Los jóvenes del departamento de Cochabamba decidieron brindar esta ayuda en la zona de Tiquipaya, que se vio afectada por las lluvias de estos meses. Gran parte de las familias de este sector quedaron sin casas, ya que el agua y el lodo provocaron varios derrumbes. También hubo mucha pérdida material y siete personas fallecidas.

Por esta razón, los jóvenes adventistas de la Iglesia en Cochabamba, decidieron celebrar su día llevando ayuda y, sobre todo, esperanza a estas personas. El sábado 17 de marzo por la tarde hubo una concentración en esta zona, para repartir víveres y agua a las familias damnificadas.

Manuel, un padre de familia que perdió su casa a causa de las lluvias, comentó que en el momento que ocurrió la catástrofe sintió desesperación y solo podía pensar en sacar a su familia y salvar todo lo posible de su casa. “Muchas personas vinieron a ayudarnos pero muchos de nosotros no nos portamos bien con ellos, porque lo único que queríamos era que se levantarán para que el tractor pueda ingresar a nuestras casas a sacar el barro. Ahora sé que no actuamos de forma correcta, pero la desesperación por ver mi casa derrumbándose era mucho más grande”, comentó Manuel.

Sin embargo, agradeció la preocupación de las personas que hasta ahora se acuerdan de ellos y llegan con ayuda. “Agradezco a los jóvenes como ustedes que se preocupan por los demás y están dispuestos a ayudar, y como ya mencionaron, lo más importante en este momento es la fe y esperanza que nos queda en Dios”, señaló.

Así como Manuel, varias personas agradecieron el trabajo realizado por los jóvenes en este sector, que pusieron su fe en acción; presentando a Jesús como el pan y el agua de vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin