Noticias – Adventistas

Su madre, una mujer de 83 años fue operada milagrosamente de tumor al colon

Francisca, una mujer de 83 años de edad, fue sanada milagrosamente de un tumor al colon. Médicos reconocieron que fue el poder divino.

15 de abril de 2016
Magda se mantuvo en oración y ayuno clamando por sanación de su madre.

Magda se mantuvo en oración y ayuno clamando por sanación de su madre.

Lima, Perú… [ASN] Francisca, una mujer de 83 años de edad, fue sanada milagrosamente de un tumor al colon. Los médicos llegaron a la habitación de ella y no se explicaron cómo aquella mujer gozaba de una sonrisa en su semblante y el dolor de la enfermedad había desaparecido.

Magda Nina, una de sus hijas, viajó desde Tacna hasta Lima para contar cómo el poder de Dios obró milagrosamente en la salud de su madre, aun cuando todo parecía estar perdido.

“Ella estaba muy mal. Al punto que toda la familia creía que ya no la tendríamos más. Así que se inició el trámite para la distribución de la herencia”, afirmó Magda, quien a pesar de los comentarios de sus hermanos, mantenía firme su confianza en Dios. “Diariamente clamé a Dios. Me levantaba a las cuatro de la mañana para orar”, indicó.

Francisca viajó hasta Lima para ser intervenida para retirar el tumor y la operación se realizó sin problemas pero luego de unos días, el resultado de los análisis decían que habían quedado secuelas y que era necesaria una segunda operación. “Los médicos tenían temor intervenirla nuevamente por la edad que ella tenía, pues era casi seguro que no podría resistir”, expresó Magda. “Era una situación muy difícil ver a mi madre postrada. Continué orando y ayuné tres días”, dijo.

Luego de ello, Magda se acercó nuevamente al hospital para ver qué decisión tomaría respecto a la salud de su madre. “Grande fue mi sorpresa cuando la vi reluciente, sonriendo y me dijo: ‘Estoy bien’”, sostuvo la hija. Inmediatamente salió corriendo a avisar a los médicos y, luego de revisarla, afirmaron que Alguien la había operado, pues el tumor había surgido hacia afuera. El asombro fue aún mayor cuando todos afirmaron que ninguno de ellos había realizado la operación, fue entonces que ellos reconocieron que Francisca había sido curada por el Médico divino.

“Solo tuve palabras de gratitud a Dios en ese momento. Yo sabía que Él respondería mis oraciones”, expresó Magda. Han pasado cinco meses y Francisca no ha vuelto a postrarse en la cama debido a la enfermedad.

La mujer de 83 años y su esposo asisten juntos a la Iglesia cada sábado y Magda viene compartiendo el mensaje del amor a Dios a sus hermanos y cómo Él puede devolver a la vida para demostrar su poder. “Dios sí existe y responde cuando clamamos con corazón sincero”, afirma Magda. [Equipo ASN, Rosmery Sánchez]

Vea el testimonio en video:

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin