Noticias – Adventistas

T​axista adventista salvó la vida de más de 30 personas con Covid-19

Una vez le tocó auxiliar a un pasajero que iba camino a un hospital, y desde ese momento no paró de brindar su apoyo a todo aquel que lo requiera.

Por Margiory Salinas 10 de agosto de 2020

Amir Cotrina lleva siempre en su taxi oxigeno para ayudar a pacientes con COVID 19. (Foto: Hector Sukari)

En la región la Libertad, en Perú, han colapsado los hospitales debido al incremento de casos positivos al Covid-19. Hasta el 31 de julio en esta región del país hubo 25 990 personas que dieron positivo. De tal manera que, ​el oxígeno se ha convertido en un insumo indispensable para salvar vidas​; no solo dentro de los hospitales, también fuera de ellos.

En esta situación, en la ciudad de Trujillo, vive Amir Cotrina Sanchez, taxista y miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, tiene 37 años, casado, padre de tres hijos y desde hace siete años se dedica al servicio de taxi.

Lea también:

En la Municipalidad Provincial de Trujillo desde el inicio de la pandemia no se podía trabajar, luego salió una norma de que los taxistas podrían laborar dos días a la semana; en la que Amir optó por solo laborar un día, ya que el otro día que le otorgaron era el día sábado, el cual considera un día santo del Señor, día de reposo.

Tiempo después se sintió mal de salud, con escalofríos, cansancio y hasta en un momento le faltaba el oxígeno. Sus familiares preocupados le entregaron un balón de oxigeno portátil para que se pueda recuperar. Él no llegó a usarlo y solamente se recuperó con pastillas, luego ya totalmente recuperado continuó con su labor.

Esta vez decidió llevar artículos de bioseguridad como mascarillas, protector facial, guantes y alcohol para así vender a sus pasajero; de esta manera, reinventándose en su labor y así poder seguir económicamente adelante.

Además de ello veía por las noticias en los diferentes medios de comunicación que en la ciudad de Trujillo (región del norte del Perú) muchas personas estaban muriendo por falta de oxígeno. Es ahí donde decide llevar consigo el balón portátil de oxigeno que no usó, para así auxiliar a las personas cuando sea necesario. “Una pasajera subió con problemas respiratorios y no la querían atender en un hospital. En el transcurso hacia otro establecimiento la señorita empezó a toser y se ahogaba. Yo le dije: “tome este ​balón de oxígeno​ y se pudo estabilizar””, contó Cotrina.

En este tiempo ha logrado apoyar a un promedio de 38 personas, algunos colegas taxistas también lo llaman cuando necesitan de su ayuda, la que brinda sin nada a cambio. Además de ello, al hacer amistad con cada una de estas personas, oraba con ellos para su pronta recuperación; ayudando de esta manera a su prójimo y fortaleciendo su fe en Dios.

En cierta oportunidad ,el pastor Rolando Quinteros Zuñiga con los miembros de la iglesia coordinaron el evento titulado “40 días con el Espíritu Santo”, en la cual Amir participó y aprovechó la oportunidad para pedir que oren por sus pasajeros y sus familiares que se encontraban mal a causa del Covid-19, y hoy en día estas personas se están recuperando satisfactoriamente.

Y es así como siempre lleva de manera voluntaria en su labor como taxista balones de oxígeno medicinal de emergencia. Además, la empresa donde adquirió su familiar este insumo, se contactaron con Amir para obsequiarles un pack de botella de oxigeno portátil para que él pueda seguir auxiliando a las personas que necesitan muchas veces de este insumo de manera urgente. Es así como un corazón misionero latió para servir al necesitado sobre todo en esta pandemia.

Uso del oxigeno portátil es sencillo de usar y puede estabilizar a una persona hasta por una hora mientras es trasladado al hospital mas cercano. (Foto: Hector Sukari)

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin