Noticias – Adventistas

Histórico: Mongolia tendrá su primer internado adventista

Para continuar con la construcción se necesitan recursos, los cuales están esperando ser captados en los próximos meses.

Por Carolyn Azo 27 de noviembre de 2018

El edificio de cinco pisos de techo rojo es la Escuela Adventista de Tusgal. Imagen: captura de video.

Hace ocho años que la Educación adventista inició en uno de los países con más bajas temperaturas del mundo, Mongolia. La iniciativa partió del matrimonio Kuhn, conformado por el pastor Elbert y su esposa Cleidi, quienes sirvieron en esa región del mundo por varios años sembrando la semilla del evangelio de valor incalculable.

Los Kuhn no imaginaron que la primera escuela adventista del país que inició el 2008 con 13 alumnos, este año haya alcanzado la cifra de 190 estudiantes matriculados, y que próximamente contarán con un internado. Para el presidente de la Iglesia en Mongolia, el pastor Kim Yo Ham, es una bendición de Dios ver como ha prosperado la Educación Adventista en el país. Además, agrega que, “su objetivo es que la iglesia continue creciendo junto a la Educación Adventista y que puedan llegar a ser independientes financieramente”, dado a que hoy en día la iglesia en Mongolia es sostenida por las ofrendas de la Iglesia mundial.

Lea también:

Atención médica amplía la influencia de la iglesia en Mongolia

La Iglesia en el país

Con 20 años como iglesia organizada y 2700 miembros adventistas bautizados, el país está cerca de tener un colegio con internado fuera de Ulán Bator, capital de Mongolia; eso es lo que relató el brasileño, pastor Diogo Lemos, uno de los administradores de la Escuela Adventista Tusgal y misionero enviado por la organización religiosa de Sudamérica el año 2016.

Lemos dejó en claro cómo trabaja la Educación Adventista en el país: “Somos uma escuela adventista reconocida por la Asociación General de los Adventistas, pero para el gobierno de Mongolia somos una escuela particular, independiente”.

Hace cuatro años que la Iglesia consiguió un terreno fuera de la capital con el fin de construir el primer internado adventista del país, “es un sueño que inició hace 6 años atrás y estamos dándole continuidad a ese sueño con el soporte de la Iglesia mundial. Ya se han construído los dormitorios, el comedor y dos pabellones; ahora solo falta construir los salones y las oficinas para los docentes”, menciona.

El futuro internado adventista en Mongolia ya está siendo construido. (Imagen: reproducción de video)

El pastor habló, también, sobre la primera mongol que administra la Escuela Adventista Tusgal en el país: Ogie Otgontuya Tserenpil. La misma se graduó como educadora y pedagoga en Filipinas. Diogo Lemos se emociona y derrama algunas lágrimas al recordar el testimonio de Ogie. “Lo que más a tocado mi corazón es ver a Ogie desarrollándose como cristiana, creando autonomía espiritual. Para mí lo más bello y lo que a mí y a  mi familia nos anima a seguir adelante, es ver como la Iglesia en Mongolia crece”, acrecienta Lemos.

De derecha a izquierda: el pastor Kim Yo Ham, presidente de los adventistas en Mongolia; sentada Ogie Otgontuya Tserenpil, directora de la escuela adventista y al lado izquierdo el pastor Diogo Lemos, misionero en ese país. (Foto: Carolyn Azo)

El país

Sus 3,1 millones de habitantes presentan una alta tasa de nómades y seminómadas. Un 90% es mongol con uma minoria de otras etnias. La República Popular de Mongolia es un país soberano que no cuenta con acceso al mar, se sitúa entre las regiones de Asia Oriental y Asis Central.

Vea un video en portugués sobre la obra en Mongolia.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin