Noticias – Adventistas

La Iglesia Adventista crece en los primeros cuatro meses del año

La Iglesia Adventista experimentó un incremento líquido del 1,75% entre enero y abril del 2020 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Por Felipe Lemos 8 de junio de 2020

El Proyecto Una Voz de Esperanza es una respuesta adventista para fortalecer la predicación del evangelio en el contexto posterior a la cuarentena con la reanudación de los servicios. (Arte: Victor Trivelato)

Los datos de la Secretaría Ejecutiva de la sede sudamericana adventista fueron divulgados en esta semana, y señalan un crecimiento real del número de miembros en ocho países sudamericanos. De acuerdo con el informe, entre enero y abril del 2020, en comparación con el mismo periodo del 2019, el crecimiento fue de 1,76%. El crecimiento real es la diferencia entre el número de bautismos, rebautismos y profesiones de fe y la apostasía (abandono de la fe). A finales de abril, la Iglesia Adventista en Sudamérica cerró sus números con 2.487.669 miembros.

Reacción a la pandemia

Los meses evaluados en el informe reflejan una parte del periodo en que la pandemia del COVID-19 fue anunciada en todo el mundo. Desde mediados de marzo, algunas acciones de distanciamiento social comenzaron a tener lugar en todos los países de Sudamérica. Eso tuvo un efecto directo sobre la realidad en los más de 28 mil templos adventistas atendidos por la División Sudamericana.

A pesar de las dificultades, inclusive de las económicas y sociales, la Iglesia Adventista del Séptimo Día elaboró planes para continuar enfocada en la misión de la predicación del evangelio. Principalmente, con retomar los cultos presenciales. El documento llamado Una voz de esperanza fue lanzado para consolidar un énfasis de acciones en la comunión, el relacionamiento y la misión. En el área de comunión, el énfasis está en promocionar el estudio de los libros proféticos como Daniel y Apocalipsis y el incentivo a la devoción personal y lectura del libro El gran conflicto.

Con respecto al relacionamiento, la idea es fortalecer la organización de grupos de profesionales de salud emocional para atender a las personas en situación de vulnerabilidad y recaudar y distribuir alimentos con el libro misionero. En cuanto a la misión, dos acciones deberán recibir mayor atención: la capacitación de miembros para dar estudios bíblicos a los amigos y la intensificación de las clases bíblicas.

Visitación, adoración y movilización

Un resumen de las indicaciones adventistas, en lo que respecta a retomar los cultos presenciales, presenta tres conceptos claves: visitación, adoración y movilización. “En este momento en que el aislamiento comienza a ser flexibilizado, antes de esperar que las personas vengan a la iglesia, queremos cuidar y orar por ellas personalmente”, comenta el pastor Erton Köhler, líder sudamericano adventista. El presidente también afirma que “por eso, estamos preparándonos para tener un gran movimiento de visitación junto con la apertura de los templos. Queremos salir del acompañamiento virtual hacia un acompañamiento físico, real, presencial, tomando todos los cuidados necesarios. Queremos en primer lugar cuidar de las personas y de sus necesidades en casa para, entonces, recibirlas”, afirma el pastor Erton Köhler, líder sudamericano adventista.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin