Noticias – Adventistas

Coleccionador de lecciones de Escuela Sabática reconoce la fuerza del material

El producto mundial de la Escuela Sabática fue idealizado en 1852 por Jaime White, pero tiene una gran influencia hasta hoy en la vida de personas como el pastor Evaldino Ramos.

Por Felipe Lemos 19 de octubre de 2018

Ejemplar de 1923, en portugués, cuando la lección de Escuela Sabática se llamaba trimensual. (Foto: archivo personal)

Si hay un material producido por la Iglesia Adventista del Séptimo Día que tiene alcance y relevancia mundiales es la lección de la Escuela Sabática. En 2018, cuando este departamento cumple 165 años de existencia, la influencia del material llama la atención. Que lo diga el pastor Evaldino Ramos, de 45 años de edad, y 22 años de ministerio adventista. Coleccionador de ejemplares de la lección, desde 1997, Ramos asegura que la lectura de la guía temática fue esencial, ya que ayudó a darle fundamentos a su fe y confianza en la Biblia. “Fui discipulado y no paso un día sin mi devoción personal. La lección es alimento sólido en este desayuno espiritual, por eso hago el discipulado con mis hijos sobre las mismas bases”, resaltó.

Lea también:

Iglesia Adventista en Ecuador lanzará concurso “Yo estudio mi lección”

La historia de Evaldino Ramos con la lección de la Escuela Sabática lo remonta al tiempo de su infancia. Él es hijo de pioneros adventistas que vivían en el sur del estado brasileño de Bahía. Eso significa que, desde niño, ya mantenía contacto con material de orientación bíblica, y cultivaba hábitos como la realización del culto familiar diario.  Era una práctica continua leer la lección de Escuela Sabática, incluso el sábado por la tarde. “Cuando vivíamos todos en casa, yo era el más chico y cuando aun era niño, mi lección era la de Primarios. Los sábados por la tarde, mi padre reunía a la familia para hacer un repaso de la lección de la semana, estudiaba las preguntas, y leía los textos bíblicos. Eso me marcó, a pesar de que mi clase era otra. Yo amaba leer los textos bíblicos y usaba una lección de adultos vieja para anotar las respuestas en algún espacio”, recuerda.

De los tiempos del trimensual

Lo interesante es que Evaldino Ramos, debido a su gran amor por las lecciones, decidió guardar los ejemplares sistemáticamente. Formó un comentario bíblico mayor debido al uso de ese contenido. A partir de 1997, la colección obtuvo un volumen expresivo. Como en la actualidad vive en Montevideo, Uruguay, decidió dejar el material en Brasil. Y hay reliquias que también forman parte de esa colección valiosa. El pastor Ramos guarda una lección del primer trimestre de 1923 sobre la epístola de Santiago.

El material obviamente no era de su tiempo, pero pertenecía a su abuelo, José Ramos. En esa época, la lección de la Escuela Sabática tenía el nombre de trimensual(publicado cada tres meses). Los conceptos bíblicos expresados en las diferentes lecciones no solo me alimentan espiritualmente, sino que también me ayudan en el crecimiento de las verdades bíblicas”, afirma.

Historia de la Escuela Sabática

Las lecciones de la Escuela Sabática fueron inventadas por los pioneros de la organización para fomentar el estudio bíblico. Según Elena de White, Jaime White fue el responsable de desarrollar y publicar las primeras lecciones de Escuela Sabática. La primera salió en 1852, en la edición inaugural de la publicación Youth’s Instructor (Instructor de la juventud). White también es considerado como el líder que organizó la primera Escuela Sabática en Rochester, Nueva York, en 1852.

De acuerdo con la Enciclopedia, en la página 869, “al comienzo, la Escuela Sabática tenía como público exclusivo a los jóvenes, y muchos de los escritos de Elena de White sugieren lo mismo”.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin