Noticias – Adventistas

Casi 40 mil personas se deciden por el bautismo durante la Semana Santa

Para evitar los efectos de la pandemia, el programa de evangelismo fue transmitido vía Internet y por la Radio y TV Nuevo Tiempo.

Por Anne Seixas y Jefferson Paradello 17 de abril de 2020

Raimunda junto a su esposo celebra haber recibido del pastor Sergio Alan la túnica bautismal (Foto: Archivo personal)

La amazonense Raimunda Nonata asiste a la Iglesia Adventista hace cerca de 40 años. Sin embargo, hasta la semana pasada, nunca había decidido bautizarse. Aun siendo activa en las actividades misioneras y las iniciativas de evangelismo, se necesitó una situación extrema para que tomara su decisión.

El 15 de marzo de este año, Raimunda sufrió una encefalopatía hipertensiva. Esa es una condición con alta tasa de mortalidad o secuelas crónicas, pero ella se recuperó completamente. Como un acto de gratitud, durante la Semana Santa decidió bautizarse.

El plan inicial de la Iglesia Adventista era que, así como en las últimas 49 ediciones de Semana Santa, las personas se reunieran en templos u hogares. Pero con todos los templos cerrados debido al nuevo coronavirus fue necesario crear alternativas para que el mensaje llegara a los corazones de las personas.

Un mensaje accesible a todos

La alternativa fue llevar el programa a la Radio y TV Nuevo Tiempo y especialmente a Internet. De acuerdo con Carlos Magalhães, gerente del departamento de estrategias digitales de la sede sudamericana adventista, en promedio, 60 mil personas estuvieron conectadas en vivo diariamente”. Pero ese número crece después, subraya él, cuando más gente ingresa al contenido en el modo on demand. Los datos levantados por el equipo de Magalhães mostraron que los contenidos, que estuvieron al aire del 4 al 12 de abril, fueron visualizados más de 500 mil veces.

El pastor Luis Gonçalves fue a un supermercado para comprar ítems para cestas básicas (Foto: Archivo personal)

El período también se transformó en un llamado para que las personas participaran de una campaña de solidaridad que impulsó la donación de alimentos a quienes tienen menos recursos debido a la pandemia. El mensaje de Jesús siempre estuvo asociado a la atención de las necesidades de las personas. Este método de Cristo es infalible, refuerza el pastor Herbert Boger, director de Acción Solidaria Adventista para ocho países de Sudamérica.

La solidaridad y la fe

De acuerdo con Boger, “las necesidades generadas por la crisis del COVID- 19 fueron atendidas por la Iglesia con alimento físico, cestas básicas, y el alimento espiritual con la predicación de las buenas nuevas de paz y esperanza que Jesús dejó en la Biblia. “En total se entregarán dos mil toneladas de alimentos durante el mes de abril, dado que la campaña continúa por las próximas semanas.

Para el pastor Luis Gonçalves, evangelista de la Iglesia Adventista para ocho países sudamericanos, la realización de la serie a través de esos canales de comunicación abrió nuevos horizontes. “Yo creo que hacer un evangelismo de Semana Santa en ese formato hizo que descubriéramos otra posibilidad. Descubrimos otra forma, otro método de hacer evangelismo”, asegura Gonçalves.

“Nos dimos cuenta claramente de que las personas se integraron y se integraron mucho. Comparando con los programas anteriores, este fue muy superior. Percibimos una participación total de miembros, líderes y hasta de personas que eran simpatizantes de la Iglesia”, declara Gonçalves.

Durante los ocho días de programación de Semana Santa, que en su 50a edición rescató el tema de la primera, titulada Amor escrito con sangre fueron 37.101 personas las que hicieron contacto con la iglesia para compartir su deseo de bautizarse. Además de ellas, otras 23.513 en Brasil y en otros siete países solicitaron estudios bíblicos.

“A través de la tecnología podemos compartir la fe, pero también dialogar e interactuar con personas que en otro momento no buscarían nuestro apoyo”, evalúa Magalhães.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin