Noticias – Adventistas

El rapto secreto no tiene base bíblica

Teólogos adventistas explican cuál es el concepto del rapto de acuerdo con la visión bíblica con respecto al regreso de Jesús.

8 de febrero de 2018

Por Felipe Lemos

La enseñanza del rapto secreto parece ser bastante popular entre gran parte de los seguidores de las iglesias evangélicas en el mundo. En Brasil, no hay encuestas sobre creencias religiosas que puedan reforzar este concepto. Pero una verificación realizada por el Pew Research con algunos líderes evangélicos mundiales señaliza una vasta aceptación de este tipo de creencia.

En 2011 se publicó un informe con el resultado de una evaluación que recibió la opinión de líderes de varios continentes, de los cuales el 74% estaban empleados por iglesias u organizaciones religiosas, y 51% eran ministros ordenados. Por lo menos el 61% de los participantes de la encuesta afirmaron que creían en el rapto de la iglesia antes de la llamada gran tribulación, dejando a los no creyentes sufriendo en la Tierra. La doctrina consiste en la idea de que la segunda venida de Jesús tendrá dos fases. La primera, en la que ocurriría un supuesto rapto secreto en que muchas personas (salvas) desaparecerían súbitamente. Y, de acuerdo con esa idea de origen dispensacionalista ( y aquí sobre el dispensacionalismo y sus implicaciones), después de eso Jesús volvería con los raptados para reinar sobre la Tierra durante mil años.

Lea también:

La Palabra perpetua

El tema ha vuelto a tomar fuerza en los últimos años por causa de algunas producciones cinematográficas (como la película Apocalipsis, de 2014) y la reciente la telenovela llamada Apocalipsis, transmitida por una de las grandes emisoras de TV abierta brasileña, en la que el abordaje ocurre nuevamente. Los teólogos adventistas son unánimes en explicar que, a pesar de ser muy popular, la creencia en el rapto no tiene base bíblica. El teólogo y arqueólogo Rodrigo Silva, presentador del programa Evidencias, de la TV Nuevo Tiempo, y columnista del Portal Adventista, habla del asunto en un video. “Esa no es una doctrina claramente encontrada en la Biblia. Desde que el apóstol Juan escribió el Apocalipsis, hasta el año de 1830, nadie jamás habló de ella. Tuvimos 1800 años de cristianismo sin que nadie oyese hablar de tal rapto secreto”, afirma Silva.

Otro teólogo, Samuel Bachiochi comenta, en el artículo titulado Rapto secreto: ¿realidad o ficción?, que “la creencia de que la iglesia será raptada súbita y secretamente antes de la grande  tribulación final es conocida como pre-tribulacionismo. Su origen es en general identificado alrededor de los años de la década iniciada en 1830 por John N. Darby, predicador anglicano que se volvió el fundador de los Hermanos de Plymouth”.

El teólogo y profesor del Centro Universitario Adventista de San Pablo, Vanderlei Dorneles, dice que esas corrientes de interpretación desplazan las profecías de Daniel y Apocalipsis hacia el fin de los tiempos, haciendo parecer que ellas nada pueden revelar acerca de la historia, sino solamente de aquel periodo. “Eso fue hecho para desviar el foco del poder religioso apóstata de la Edad Media, revelado en la figura del ‘cuerno pequeño’ (de acuerdo a Daniel 7) y de la ‘bestia’ parecida a un leopardo (de Apocalipsis 13), visiones aplicadas a ese poder desde los grandes reformadores”, asegura.

Visión bíblica

Rodrigo Silva explicó, en el video divulgado esta semana, que el término “arrebatados”, mencionado por Pablo en 1 Tesalonicenses 4:17 no tiene ninguna relación con algo secreto. Vanderlei Dorneles esclarece que, en Apocalipsis 1:7, se dice que, cuando Jesús se manifieste en su segunda venida, “todo ojo lo verá”. Él argumenta que no habrá ningún tipo de separación entre las personas antes de la venida de Cristo. “Apocalipsis 6:16 dice que, en el momento de su manifestación en gloria, los impíos perecerán, estarán tan aterrorizados que desearán su propia muerte. Pero surge una pregunta: En el “día de la ira” de Dios, “¿quién podrá mantenerse en pie?” (Apocalipsis 6:17). Entonces la respuesta viene en el capítulo 7 y en el versículo 14: El grupo de los salvos vivos en ocasión de la segunda venida de Cristo son presentados como aquellos que “han salido de la gran tribulación”. Es decir, los salvos son arrebatados al cielo al final de la gran tribulación y no antes de ella”, explica.

Dorneles explica, además, que el propio Jesús da suficiente información al respecto del arrebatamiento. Citando el texto de los evangelios, como Mateo 24:29-31 y 25:31-33, el teólogo afirma que “la separación entre los buenos y los malos ocurrirá solo en el momento de su venida, sin dejar margen para un grupo arrebatado antes del otro”.

Vea el video con la explicación presentada sobre el tema:

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin