Noticias – Adventistas

Iglesia adventista agenda voto sobre la ordenación de la mujer

Concilio anual solicitó a la asamblea que cada división decida sobre la ordenación.

16 de octubre de 2014

El vicepresidente de la Iglesia Adventista, Mike Ryan, presidió el Concilio Anual durante el martes 14 de octubre, mientras los delegados votaron casi de manera unánime colocar un ítem en la agenda de la Asamblea de la Asociación General del próximo año, consultando si las divisiones regionales pueden permitir que las mujeres sean ordenadas al ministerio. 243 votos a favor y 44 en contra, con tres abstenciones. [Foto: Viviene Martinelli]

El vicepresidente de la Iglesia Adventista, Mike Ryan, presidió el Concilio Anual, mientras los delegados votaron casi de manera unánime al colocar un ítem en la agenda de la Asamblea de la Asociación General del próximo año. [Foto: Viviene Martinelli]

Maryland, Estados Unidos…[ASN] En julio de 2015 la Iglesia Adventista del Séptimo Día podrá decidir aprobar un voto histórico sobre si permitir o no que las mujeres puedan ser ministras ordenadas.

La decisión de permitir el voto la tomó hoy la Junta Directiva de la Asociación General, en la sede mundial, durante el Concilio Anual del 2014. Ese voto sobre la ordenación de la mujer podría finalizar, o prolongar, un debate de décadas que ha amenazado con dividir a la denominación, según quienes están a ambos lados del tema.

Con 243 votos a favor y 44 en contra, y al final de un día de discusión, la Junta Directiva acordó incluir la siguiente declaración en la agenda del Congreso de la Asociación General, en julio del 2015, lo que establecería un reglamento para toda la Iglesia:

Consideraciones del tema pendiente

“Considerando, que la unidad por la que Cristo oró tiene vital importancia para el testimonio de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y;

“Considerando, que la Iglesia Adventista busca involucrar a cada miembro en su misión global para hacer discípulos de Jesucristo entre las personas de toda nación, cultura y etnia, y;

“Considerando, que varios grupos designados por la Asociación General y sus divisiones han estudiado cuidadosamente la Biblia y los escritos de Elena de White con respecto a la ordenación de las mujeres y no han llegado al consenso sobre si la ordenación ministerial para las mujeres puede afirmarse o negarse unilateralmente, y;

“Considerando, que la Iglesia Adventista del Séptimo Día afirma que “Dios ordenó que los representantes de su Iglesia de todas las partes de la Tierra, reunidos en Asamblea de la Asociación General, tendrán autoridad”,

“Se propone que la Junta Directiva de la Asociación General solicite a sus delegados en su sagrada responsabilidad ante Dios, en el Congreso de la Asociación General del 2015, que responda la siguiente pregunta:

“Luego de su estudio con oración sobre la ordenación en la Biblia, los escritos de Elena G. de White, y los informes del estudio de las comisiones, y;

“Luego de su cuidadosa consideración de lo que es mejor para la Iglesia y el cumplimiento de su misión,

“¿Es aceptable que las juntas directivas de las divisiones, según lo consideren apropiado en sus territorios, hagan provisiones para la ordenación de mujeres al ministerio evangélicos? Sí o No”[.]
Si la pregunta sobre la teología de la ordenación se somete a voto y es aceptada, entonces los líderes de cada una de las 13 regiones mundiales pueden decidir si ordenar o no mujeres en sus territorios.

La propuesta votada, el 14 de octubre, por la Junta Directiva fue presentada ante la asamblea como una recomendación de los altos oficiales de la Iglesia y puede considerarse como una manera creativa para tratar con un tema complicado, adoptando una posición neutra.

Algunos de los que proponen la ordenación de la mujer votaron a favor de la moción, pero expresaron fuerte preocupación de que la propuesta para la Junta Directiva carezca de una recomendación formal a favor o en contra de la ordenación. Quienes proponen temen que el tema tenga menos peso cuando se lo presente en el Congreso de la Asociación General, que se reunirá del 2 al 11 de julio del 2015, en San Antonio, Texas, Estados Unidos.

“Creo que este cuerpo necesita dirigir a la Iglesia mundial”, dijo David Weigley, presidente de la Unión Columbia de la División Norteamericana. “Estamos perdiendo una oportunidad de oro de dar esa dirección. Los líderes conducen, ellos dan dirección”, dijo.

“Basado en lo que veo de la historia de este tema en particular, parece que el Concilio Anual siempre ha desempeñado un papel importante con relación a lo que se presenta al Congreso de la AG”, dijo Heather-Dawn Small, Directora del Ministerio de la Mujer para la Iglesia Adventista mundial. “He visto desde el pasado que lo que decide este Concilio Anual ejerce influencia en el Congreso de la AG”.

El presidente del Concilio Anual de hoy, el vicepresidente Mike Ryan, sugirió que la recomendación debe ser imparcial, y que el tema de la ordenación es más adecuado para la delegación en el Congreso.

Más de 20 personas hablaron por ambas posturas del tema.

Alberto C. Gulfan Jr., presidente de la División Sudasiática del Pacífico, dijo que valora la contribución de evangelistas femeninas, pero que su región “no está lista para dar un paso hacia la ordenación de mujeres pastoras”. Además agregó: “También apoyamos esta recomendación de llevar este tema al Congreso de la Asociación General y de permitir que el mundo decida sobre el tema de una vez y para todas”.

Punto de vista del líder mundial de los adventistas

El presidente de la Asociación General, Ted N. C. Wilson, que se ha opuesto a los movimientos a favor de la ordenación de las mujeres que se han presentado ante el Concilio Anual, no expresó su opinión durante la reunión, pero indicó antes de la discusión que él estaba dispuesto a ajustarse a su posición.

“Si este cuerpo acepta la recomendación de presentar el tema ante el Congreso de la AG, y ese Congreso, luego de considerar y revisar en oración, vota algo”, anunció el pastor Wilson, “yo seguiré lo que vote la Asociación General. Y quiero pedirle a cada uno de ustedes que haga lo mismo”.

Histórico del asunto

La discusión sobre la ordenación de la mujer comenzó hace más de 130 años, según los archivos de la Iglesia, y se ha intensificado desde 1970, especialmente en los lugares donde los miembros están pidiendo cambios, incluyendo a los Estados Unidos, partes de Europa, y el Pacífico Sur. Los congresos de la Asociación General de 1990 y 1995 rechazaron propuestas que hubieran permitido la ordenación de la mujer y el tema no se ha vuelto a tratar en la agenda de ningún otro Congreso desde ese momento.

Sin embargo, en el Congreso del 2010, en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, un delegado del estado norteamericano de Pennsylvania les preguntó a los líderes que si las mujeres no eran ordenadas al ministerio entonces cuál era la teología de la ordenación de la denominación.

La pregunta llevó a un compromiso de los líderes de la Asociación General para abrir el debate y designar una Comisión de Estudio de la Teología de la Ordenación (CETO), Se le pidió a la comisión de 106 miembros que estudiaran profundamente la ordenación y que brindaran información que pudiera ayudar a la AG a decidir sobre cómo manejar el tema.

Respuesta e informe del CETO

La respuesta de la CETO resultó en un informe de 127 páginas que fue la base para la discusión de hoy.

El informe reconocía que los miembros de la comisión—quienes habían llegado de todas partes del mundo y se habían reunido cuatro veces por día durante varios días—no fueron capaces de llegar a un acuerdo sobre si se oponían o apoyaban la ordenación de la mujer.

La CETO produjo tres declaraciones separadas para resumir el punto de vista de los miembros. Luego, esas posiciones fueron explicadas por tres eruditos diferentes en una presentación ante la Junta Directiva; estas declaraciones también se imprimieron en el informe de la CETO.

Lea también:

Etapa de discusión teológica sobre ordenación de mujeres está concluida

Una posición, llamada Declaración N°. 1, decía que solamente los hombres podían ser ordenados en toda la Iglesia mundial. La Declaración N°. 2 decía que las entidades responsables de contratar pastores debían tener la capacidad de tomar sus propias decisiones sobre si ordenar o no ministras femeninas. La Declaración N°. 3 decía que la decisión debía quedar en manos de los líderes “del nivel adecuado” para que determinaran si la ordenación “puede ser apropiada para su área o región”.

Mientras que la teología de la ordenación se presentará en la agenda del Congreso de la Asociación General, el resultado de la medida es aún incierto. Los cerca de 2.600 delegados con derecho a voto pueden decidir adoptar, rechazar o modificar la propuesta. [Equipo ANN, Edwin Manuel García]

Vea la entrevista hecha en Sudamérica sobre la Teología de la Ordenación y la Ordenación de la Mujer al Ministerio Pastoral, con el Dr. Reinaldo Siqueira.

 

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

teste

9 thoughts on “Iglesia adventista agenda voto sobre la ordenación de la mujer

WordPress Image Lightbox Plugin