Noticias – Adventistas

Se inauguró el templo en la ciudad de Luján, Buenos Aires

Un proyecto desafiante ya es una feliz realidad, gracias al esfuerzo integrado de División Sudamericana, Editorial ACES, Alimentos Granix, la Unión Argentina, personal de instituciones adventistas, Misión Bonaerense del Norte, Jóvenes OYIM, colportores y hermanos.

Por Santiago López Blasco 8 de diciembre de 2020

Vista lateral del templo

Una tarde calurosa a finales del 2016, las lágrimas corrían por las mejillas de Alberto, cuando el pastor Nazar (Evangelista de la Asoc. Bonaerense) lo visitó para conversar del proyecto que buscaba establecer una iglesia en Luján. Lo emocionaba profundamente escuchar los planes que se estaban preparando para los próximos años. Él era el único adventista activo en esa localidad, donde vivía desde 1992 cuando se había mudado allí por razones laborales. Siempre había orado y trabajado para compartir la Palabra de Dios en las cercanías de su casa, y también en otras ciudades de la zona donde ayudó a establecer iglesias. Pero parecía que nunca llegaba el día para que se establezca la obra en su ciudad. La respuesta a sus oraciones y las de tantos a quienes había pedido que rueguen al Cielo por ese santo motivo, se empezaban a hacer realidad.

Un poco de historia

Pocos días después de aquella reunión, la Asociación concretó la compra de un terreno que ofrecía un martillero que había completado el curso “La fe de Jesús” con Alberto. Era el primer gran paso que se daba gracias al esfuerzo conjunto de diversas instituciones adventistas y de los miembros de su personal que hicieron donaciones para apoyar el proyecto. Allí se construiría el templo que albergaría al pueblo de Dios; aún pendiente de encontrar.

Durante los siguientes tres años se trabajó intensamente. El eje de todas las actividades fue el Centro de Influencia establecido en una propiedad alquilada en una calle céntrica. Cada semana se ofrecían talleres y cursos de salud que fueron del gusto de cientos de vecinos que participaron de dichas actividades. En ellas fue fundamental el trabajo de los jóvenes OYIM (Un Año en Misión) que viajaron desde diferentes lugares del país para unir fuerzas. También fue importante la tarea de los colportores que sobre todo en los inicios hicieron una campaña integrada al Centro. Y de los hermanos profesionales que viajaban para dictar los temas de salud completamente ad honorem.

Durante el año 2017 se unieron al incipiente grupo algunos hermanos de lugares cercanos a Luján donde no hay iglesia y hasta personas que habían sido adventistas en otras regiones del país pero que se encontraban alejados. Como fruto del trabajo realizado, hacia fines del año se fueron dando los primeros bautismos. Entre ellos el de Alicia, que se interesó en los talleres que se brindaban en el Centro de Influencia, ubicado donde antes funcionaban actividades que le había pedido a Dios que quitara de allí. Dios la escuchó y trajo a esa propiedad una propuesta que cambiaría su vida.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En los dos años sucesivos se continuó el proyecto con el mismo énfasis y la misma intensidad que como había comenzado. Muchos vecinos siguieron participando de los talleres, cursos, cultos y semanas de evangelismo. Y más personas fueron tomando sus decisiones de entregarse al Señor para convertirse rápidamente en colaboradores activos de cada actividad. En abril del 2019 se comenzó la construcción del templo. Y en mayo se organizó oficialmente como grupo con 38 miembros y el hermano Juan Carlos Cisternas como flamante director, y también constructor de la casa de Dios.

Llegó el momento tan esperado con la inauguración

La pandemia que afectó durante el año 2020 no detuvo los planes del Señor. Aunque el Centro de Influencia no pudo funcionar en forma presencial, se desarrollaron diversos cursos online que convocaron a cientos de participantes. Y felizmente, el día tan esperado llegó. ¡El lunes 7 de diciembre se pudo inaugurar la nueva casa de adoración a Dios, en la esquina de Alsina y Udaondo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue un día más que especial, que contó con la presencia de autoridades de la Iglesia a nivel de la División Sudamericana, de instituciones, de la Unión Argentina, de la Asociación Bonaerense y de la Misión Bonaerense del Norte; como también del municipio local.

Luego del esperado corte de cinta, tuvo lugar un emotivo programa donde el pastor Erton Köhler tuvo la reflexión bíblica, basada en Apocalipsis 3:8,20.

Estamos aquí para servir a la comunidad de Luján, reflejando el ministerio de Jesús. Y para compartir con todos el mensaje de esperanza de la Palabra del Señor – Pr. Erton Köhler.

El momento más especial fue el estreno del bautisterio cuando Vanesa entregó su vida al Señor. Ella comenzó a estudiar la Biblia en el 2018 con los jóvenes OYIM, luego continuó con hermanos locales y finalmente con el pastor distrital. Fue la primera de varios mas que en los próximos días sellarán su pacto con Jesús en el mismo lugar, para gozo en el Cielo y felicidad de la Iglesia en Luján.

Fue otra tarde calurosa, como aquella lejana de 2016 cuando Alberto recibió al pastor en su casa. Solo que esta vez las lágrimas que rodaron por su rostro eran de profunda gratitud al Señor, que había respondido tantas oraciones elevadas para que en Luján también hubiera una iglesia. Ya no está solo. ¡Son 48 miembros adventistas en Luján! ¡A Dios sea la gloria!

Alicia (fila arriba, 2da. de izquierda a derecha) – Alberto (arriba 6to), Juan Carlos (abajo 1ero).

Fotos: Lisandro Batistutti – Raúl Kruse

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin