Noticias – Adventistas

Más de 50 jóvenes aprenden de Jesús cada semana antes de jugar al fútbol

Fellipe realiza su campaña de evangelismo en la provincia de Córdoba, Argentina. Con una propuesta atípica que logró captar la atención de adolescentes y jóvenes para conocer a Jesús.

Por Alexis Villar 11 de octubre de 2021

Fellipe sentía que había pocos jóvenes y adolescentes estudiando la Biblia. “La única manera que encontré para conseguir alcanzarlos sería de la misma manera en que yo fui alcanzado”, destaca el estudiante. (Foto: Fellipe de Souza)

Fellipe Del Nobile de Souza es oriundo de Brasil y actualmente se encuentra estudiando la Lic. en Teología en la Universidad Adventista del Plata, en Argentina. Está cursando el tercer año de la facultad y colaborando en la campaña de evangelismo en el barrio Ituzaingó en Córdoba capital.

Allí, el desafío de encontrar personas que quieran conocer a Jesús era grande. Sin embargo, Fellipe no se quedó atrás. Su pasado empezó a marcarle un destino que jamás imaginó: “Cuando yo era un adolescente y vivía en las calles de la ´favela do Pombal´, un grupo de cristianos nos invitaba a jugar fútbol y nos enseñaban del amor de Jesús antes de los partidos”, recuerda.

Lea también:

Más allá de los esfuerzos destinados, los primeros meses, Fellipe sentía que había pocos jóvenes y adolescentes estudiando la Biblia. “La única manera que encontré para conseguir alcanzarlos sería de la misma manera en que yo fui alcanzado”, destaca el estudiante.

Gracias al apoyo del pastor Miguel Manzur, se decidió alquilar una cancha de fútbol en la zona. El interés de los chicos empezó a crecer. La propuesta era clara: solo podrían jugar en la cancha si participaban del grupo pequeño. Algo así como una charla técnica previa al partido, solo que el centro estaba puesto en conocer la Biblia y el mensaje de Jesús.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“En la primera semana asistieron 14 adolescentes. En la siguiente semana 25. Ya en el tercer encuentro tuvimos que alquilar una cancha para los varones y otra para las damas conformando un grupo de 50 jóvenes”, remarca el estudiante de Teología. Algunos de ellos ya están realizando los estudios bíblicos y otros jóvenes se sumaron gracias a esta propuesta inédita. “A muchos de ellos nunca los podría haber alcanzado con el mensaje si no fuese por este método”, reflexiona Fellipe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El inicio de la campaña

Si bien esta historia tiene un final feliz poque decenas de jóvenes conocen el mensaje de Jesús, el comienzo de la campaña fue duro. El estudiante de la UAP recuerda: “En el primer día en mi zona de trabajo percibí que había muchas canchas de fútbol y demasiados niños en las calles (3-12 años). Al día siguiente, compré golosinas para distribuir y programé una serie de juegos para los niños. Empecé a invitarlos a nuestra primera reunión el domingo por la mañana. Por la gracia de Dios participaron cerca de 20 niños siendo que el horario era muy temprano. El sábado siguiente, por la tarde, asistieron más de 60 niños”. Luego de este trabajo intenso Dios abrió las puertas para que Fellipe pueda trabajar con los padres y familiares de estos niños. Pasadas dos semanas, ya había más de 100 adultos interesados en estudiar la Biblia, pidiendo oración por ellos y deseando bendiciones del “pastor brasileño”, tal como lo describe el propio Fellipe.

Dios abrió las puertas para que Fellipe pueda trabajar con los padres y familiares de estos niños. Pasadas dos semanas, ya había más de 100 adultos interesados en estudiar la Biblia. (Foto: Fellipe de Souza)

“Gracias a Dios tenemos cada día más interesados. Ya hay 100 personas estudiando la Biblia regularmente de manera seria y responsable”, señala Fellipe. Con los interesados “les doy clases de portugués, llevo dibujos y actividades para los niños, alimentos y suplimos sus necesidades. Oro por ellos en sus casas y los invito para que se sumen al programa que se realizará en la carpa en breve. En total hoy tenemos más de 200 personas interesadas en estudiar la Biblia, cerca de 105 personas estudiando la Biblia y 50 adolescentes y jóvenes en el grupo pequeño de fútbol donde estudiamos la Biblia antes de cada partido”, comenta el joven oriundo de Brasil.

“Hoy veo que nada es imposible para Dios. Se han multiplicado los interesados. Después de la consagración diaria, el trabajo acompañado de una buena estrategia de acuerdo con las necesidades de la zona, puedo ver que Dios coronó el trabajo con éxito. No sé cuántos de estos jóvenes se decidirán por Cristo, pero seguiré trabajando por ellos y dejando los resultados en las manos de Dios”, concluye Fellipe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado de Fellipe y su sueño para la campaña evangelística

Fellipe y su hermano tuvieron un sueño en común: hacer por los niños de comunidades humildes lo mismo que Dios hizo con ellos por medio de aquel grupo de cristianos.

“Cuando yo tenía 8 años mis padres se divorciaron. Mientras nuestra madre trabajaba, mi hermano y yo quedábamos abandonados en las calles. Faltábamos a la escuela para jugar fútbol con amigos, hasta que aquellas personas cristianas llegaron con un proyecto que buscaban atraer a Jesús a los niños de la calle. Nos daban almuerzo y merienda de tarde. Nos duchaban. Nos enseñaban música y cómo tocar instrumentos. Hacíamos juegos, artesanías, teatro, nos ayudaban reforzando materias de la escuela y muchas otras cosas lindas. Gracias a ese proyecto salimos del mundo de las drogas, del narcotráfico, de la violencia y conocimos a Jesús. Hoy, nosotros y muchos otros amigos de la comunidad reconocemos el impacto positivo en nuestra vida, gracias a aquel proyecto”, recuerda Fellipe.

Hoy, con la mirada y las fuerzas puestas en la campaña, Fellipe sueña con hacer lo mismo desde una perspectiva adventista, y vaya que lo está logrando. “Estoy seguro de que Dios irá a abrir las puertas. Tenemos mucha facilidad para trabajar con niños que están en el mundo de las adicciones y con problemas relacionados a la escuela de comunidades humildes y zonas de peligro”, concluye el alumno de Teología. Y agrega: “Lo que me gustaría transmitir a la iglesia para esta campaña evangelística es que puedan apoyar este proyecto con los niños. Todos pueden colaborar con personas, colaborando económicamente, con meriendas, prácticas deportivas, paseos, campamentos, etc. Que los niños y jóvenes puedan sentir que tienen una institución cristiana y personas que están preocupadas por ellos y que los quieren mucho”, finaliza Fellipe.

Una serie apta para todo público

En un mundo con tantos desafíos es necesario descubrir el mensaje de esperanza que la Biblia tiene para nosotros. Por eso, desde el domingo 17 de octubre en el barrio Ituzaingó de Córdoba capital, donde Fellipe y sus amigos estudian la Biblia y juegan al fútbol, comienza una serie de encuentros titulado “Alcance la vida”. El principal orador será el pastor Roque Roselot, líder del área de evangelismo de la Iglesia Adventista en Argentina.

Durante los encuentros se abordarán temáticas relacionadas con el crimen, los terremotos, angustia, inseguridad, la pandemia, drogadicción y el cambio climático.

Quienes asistan podrán ver la película “Hijo de Dios” en pantalla gigante. Además, recibirán una Biblia de regalo.  La dirección es Av. Vucetich 6850, esquina Daguerre. Habrá dos turnos comenzando el primero a las 19:30 y el otro a las 21:00. La entrada es libre y gratuita.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin