Noticias – Adventistas

Joven es bautizado gracias a la obra de la visitación en Paraguay

Por Sheyla Paiva 28 de julio de 2020

Mi vida ya no tenía sentido. Lo único que quería era escapar la mi realidad, de la vida que yo había elegido hasta entonces. La solución que había encontrado era sumergirme en las drogas, y para acceder a ello había encontrado una manera rápida de conseguir dinero: robar.

Desde hace tiempo había nacido en mí un gran interés de conocer algo que llenara mi vida y que tenga el poder de cambiarla por completo; y como respuesta a mi deseo tiempo más tarde mi suegra empezó a hablarme sobre el poder transformador de Dios. Desde ese entonces ella fue motivándome a cambiar mi vida y dedicarla plenamente al servicio de Cristo.

Claramente en ese momento tenía muchas preguntas en mi mente: ¿por que ella guardaba el sábado? ¿Dónde estaba escrito esto en la Biblia?Para aclarar estas dudas mi suegra pidió que de parte de la iglesia se realizara una visitación constante, donde yo pudiera conocerlos y aprender más sobre la Biblia.

Después de culminar los estudios bíblicos decidí entregar mi vida a Cristo. Sentí una inmensa alegría al dejar atrás mi vida pasada y obtener una nueva mediante la gracia de Jesucristo.

De bautizado a misionero para Cristo

En aquel momento mi familia todavía no creía que Dios había transformado mi vida. Cuando visitaba a mi casa era difícil compartirles sobre Cristo, pero con perseverancia y oración mi madre empezó a escuchar mi testimonio: cómo Dios cambió mi vida. Ella fue la primera que estudió conmigo el curso “La Fe de Jesús”

Tiempo más tarde, en una de las reuniones de estudio junto a mi mamá recibimos una llamada de mi hermana Lorena y mi cuñado Nelson. Aquel día ellos escucharon sobre el tema del que estábamos hablando y me pidieron que les hable más sobre el Dios que había cambiado mi vida. Tiempo más tarde iniciamos un estudio bíblico con su familia. A pesar que nos separan 400 km de distancia lo realizamos todas las semanas a través de WhatsApp.

Germán Lugo agradece a sus líderes de iglesia por el apoyo espiritual que le brindaron a inicios de su vida cristiana  y con gran entusiasmo participó del movimiento de la visitación que la Iglesia Adventista realizó como parte de “Hechos 29”. “Dios cambió completamente mi historia. Soy siervo de Dios y predico el evangelio con gozo”

Semana de Visitación – Hechos 29

En el marco del proyecto nacional “Hechos 29” la Iglesia Adventista en Paraguay participó de la Semana de Visitación del 12 al 18 de julio.

Todas las iglesias del país se movilizaron para realizar acciones de bien. Estas visitas se realizaron de manera virtual y presencial.

“En la semana de visitación tuvimos un promedio de 20 visitadores por cada distrito en todo el país, y el sueño de la iglesia en Paraguay es lograr 5.000 hogares visitados en esta semana. El propósito de la semana de la visitación es para orar, motivarnos los unos por otros, y leer la Palabra de Dios.” – mencionó el Pr Evandro Fávero, presidente de la Iglesia Adventista en Paraguay respecto a esta actividad.

Así como los primeros cristianos salieron jubilosos a compartir el evangelio, la iglesia adventista en Paraguay continúa escribiendo la historia.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin