Noticias – Adventistas

En Bulgaria, los adventistas celebran 150 años de la traducción de la Biblia al idioma local

Iniciativa de los miembros y líderes busca reforzar la importancia de la Biblia para construir la identidad de la población del país

Por Ivalina Ilieva, División Intereuropea y Adventist Review 5 de agosto de 2021

La Iglesia Adventista ha aprovechado las celebraciones para despertar el interés de la población por el estudio en profundidad de la Biblia (Foto: Unión Búlgara)

El año 2021 marca el 150º aniversario de la traducción moderna de la Biblia al búlgaro, la llamada Biblia de Constantinopla. El Servicio e Industria Adventista de Laicos (ASI, sigla en inglés) en Bulgaria y el Museo Nacional Literario han organizado en conjunto una serie de eventos en conmemoración del aniversario.

Dos exhibiciones, una grande y otra pequeña, presentan la historia de la traducción moderna de la Biblia, junto a una colección de antiguas ediciones especiales, lo que incluye la edición original impresa de 1871, y una rica selección de exhibiciones, algunas de las cuales se mostraron por primera vez. La exhibición recrea los tiempos dinámicos pasados cuando los búlgaros expresaron su deseo de educación, prosperidad y libertad en un esfuerzo nacional para abrirse al mundo.

Lea también:

Los líderes adventistas informaron que las exhibiciones saldrán de gira y visitarán 35 ciudades de Bulgaria para presentar la importancia de la Biblia tanto para el pasado como para el presente del país.

Una Biblia en muestra, una réplica en tapa dura de la Biblia de Constantinopla, fue impresa con fototipia, sin cambios. La tapa está decorada con los adornos originales de la edición de 1871, recreada con las tecnologías modernas de procesamiento e impresión.

La tapa de la edición de reproducción en fototipia de la Biblia de Constantinopla. (Foto: Unión de Bulgaria)

Producciones que enfatizan la relevancia de la Biblia

Un grupo de científicos del Centro Prof. Ivan Dujčev para Estudios Eslavo-Bizantinos de la Universidad de Sofía Kliment Ohridski publicó un libro explicativo, histórico analítico, que acompaña la traducción de la Biblia, titulado 150 years of “Constantinople” (150 años de Constantinopla).

El ASi Bulgaria patrocinó la producción de un documental especial llamado The Secret of the Box (El secreto de la caja), que presenta el debate de dos equipos sobre el tema de la Biblia de Constantinopla y la importancia de la Santa Escritura para la vida de las personas.

Popular entre los jóvenes, las salas de escape son parte también de la exhibición, lo que permite las aventuras para descubrir los secretos y tesoros de este antiguo Libro. Se invita a los jugadores a seguir pistas, resolver rompecabezas y cumplir tareas para llegar a objetivos específicos.

Tanto el presidente de Bulgaria, Rumen Radev, como el ministro de Cultura, Velislav Minekov, enviaron mensajes especiales en la celebración de este aniversario.

El ASI Bulgaria decidió utilizar un juego literario único, la Biblia y How the Bible Came into Existence (Cómo la Biblia llegó a existir), como libro misionero del año para compartir con el público. Cinco mil juegos ya se han impreso y distribuido, y ahora los organizadores esperan una segunda tirada de impresión de 30 mil copias.

Papel de características

Dos veces en su historia, la formación de Bulgaria como nación estuvo unida a la Biblia. Primero, los búlgaros obtuvieron su alfabeto en el siglo IX d. C., lo que eventualmente les permitiría leer la Biblia en su idioma. Luego, después de la liberación del país del gobierno Otomano en la segunda mitad del siglo XIX, el país obtuvo la primera traducción contemporánea de la Biblia como agente unificador. Durante el régimen Otomano, Bulgaria había sido fragmentada en distritos, y cada uno tenía su dialecto. La edición búlgara de la Biblia jugó un papel vital en la codificación del lenguaje literario búlgaro.

La base de la edición completa de las Sagradas Escrituras en Bulgaria fue puesta por los misioneros estadounidenses Albert Long y Elias Riggs. El escritor Hristodul Kostovich Sichan-Nikolov y el publicador Petko Slaveykov fueron contratados como traductores y editores de la Biblia. Antes de que comenzaran, el altamente educado Konstantin Fotinov había trabajado con diligencia como traductor y, antes de su muerte en 1858, había logrado traducir todo el texto del Antiguo Testamento al búlgaro. La comisión de traducción, formada después de la muerte de Fotinov por los dos escritores búlgaros y los dos misioneros, desempeñaron un gran trabajo cultural conjunto.

“La Biblia de Constantinopla resolvió la disputa del lenguaje en Bulgaria y estableció el lenguaje literario búlgaro”, escribió el poeta Ivan Vazov. “Si logramos socializar este proyecto, habrá más búlgaros que sabrán que la base de su conciencia cultural, su identidad, es la Biblia de Constantinopla. Sin importar su religión, este es el Libro que abrió los horizontes espirituales del pueblo búlgaro”.


La versión original de esta historia fue publicada por el sitio de noticias de la División Intereuropea.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin