Noticias – Adventistas

Decenas de personas fueron bautizadas gracias a la amistad de jóvenes adventistas

Para cumplir esta meta los jóvenes adventistas participaron en la Ruta de la Amistad, programa que busca predicar el evangelio atendiendo las necesidades del prójimo.

Por Carmen Moraga 9 de octubre de 2018

Por Carmen Moraga

Jóvenes que aceptaron a Jesús a través del bautismo en el Congreso JA que realizó la Iglesia Adventista en Chile. (Foto: Asociación Norte de Chile)

Gracias al trabajo misionero de miles de jóvenes adventistas, 67 personas le encontraron sentido a su vida. El secreto de esta gran hazaña es muy sencillo: hay que hacerse amigo de alguien, ganarse su confianza, compartir tiempo de calidad, mostrarle el amor de Dios e invitarlo al congreso de jóvenes que realiza la Iglesia Adventista del Séptimo Día durante las fiestas patrias de Chile. Este método llamado ruta de la amistad ha traído muchos frutos este 2018.

Lee también:

Cerca de dos mil jóvenes adventistas sirvieron a la comunidad en Chile

Joven intentó suicidarse, “pero el Señor y su iglesia me salvaron”, comparte 

“Jesús se relacionaba con la gente, Él no iba de golpe a predicar, Él suplía las necesidades, se ganaba su confianza, les mostraba simpatía y la idea es que nuestros jóvenes adventistas prediquen, pero haciéndose amigos de las personas y una amistad real, no tanto una amistad porque te quiero llevar a mi iglesia, sino porque  tu vida es importante, tu vida me interesa”, señaló el pastor Juan Fernández, director de Jóvenes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chile.

Testimonio de Florencia Benítez

Los jóvenes de la congregación siguieron el método de Jesús y vieron grandes resultados. Después de un tiempo los amigos de esperanza se dieron cuenta que la comunidad adventista adora a un Dios todopoderoso. Intrigados por esto aceptaron estudiar las sagradas escrituras para saber más del Creador que no conoce la palabra imposible. Muchos al terminar los cursos bíblicos declararon que Jesús es el único salvador. Tal es el caso de Florencia Benítez, quien decidió bautizarse en el congreso de Jóvenes que se realizó en la zona de Los Andes.

“Cuando me sumergieron en el agua sentí tanta emoción como si el corazón se me fuera a salir del pecho, por eso me puse a llorar; es magnífico, es muy lindo, se siente como si Dios estuviera contigo, al lado tuyo”, indicó la joven y agregó: “Yo sabía que me quería bautizar pero habían muchas cosas en contra, partiendo por el ambiente de mi casa, es muy denso, yo no puedo guardar el sábado como me gustaría, pero yo si sé que quiero estar en la vida eterna con Dios”.

El trabajo de los Colegios Adventistas

Los colegios adventistas juegan un rol importante en la ruta de la amistad, ya que tienen un capellán encargado de apoyar a los estudiantes en la vida espiritual y de dar estudios bíblicos a quienes lo desean. Además, todos los días antes de comenzar las clases, se realiza un culto de adoración a Dios. Gracias a esta gran labor varios alumnos fueron al congreso de jóvenes y aceptaron a Jesús públicamente a través del bautismo.

“Me siento renovado, cuando salí de las aguas me sentí alguien nuevo. Mi meta más grande es viajar por el mundo ayudando a las personas. Ser un misionero prácticamente”, expresó Williams Contardo, estudiante del Colegio Adventista de Temuco. Millaray Pereira pertenece al mismo establecimiento y decidió bautizarse “para ser luz para otras personas”.

En total, este año 67 jóvenes de distintas ciudades de Chile se bautizaron en el congreso de Jóvenes Adventistas dejando en alto el lema del encuentro ‘Fe y Acción’.

La ruta de la amistad

Otro objetivo de la ruta de la amistad es acercarse a las personas que por diferentes motivos se alejaron de Dios para que tengan un encuentro con el Creador y se reincorporen a la familia espiritual. “Este año volví, ha sido súper gratificante, estoy agradecida a Dios, agradecida a la Iglesia Villa Tobalaba, a los jóvenes, porque ha sido mucho más fácil y este congreso ha sido súper gratificante espiritualmente”, dijo una joven que regresó a la Iglesia Adventista luego de estar fuera muchos años.

La amistad también ha sido indispensable para acoger, integrar y apreciar a los jóvenes inmigrantes que han llegado a Chile. “Como es mi primer congreso aquí tengo 8 meses, cuando llegué estaba solito por una esquina, pero después al relacionarme con todos cambió toda la expectativa de este congreso de negativo a positivo, además que los sermones han sido geniales. Se ha transmitido esa amistad, ese carisma”, afirmó un joven de Centroamérica que participó en el encuentro.

Para que el congreso fuera inolvidable para cada amigo de esperanza, todos los días en la mañana y en la noche, un orador expuso un tema bíblico. “El ser el orador implica muchas cosas, nos da un poco de miedo, nos da también un poquito de susto; el hecho de no saber si los temas van a ser relevantes para los jóvenes, pero nos hemos puesto en las manos de Dios y creemos que el Señor ha hablado a los jóvenes”, explicó el pastor Tomás Parra, director de Nuevo Tiempo Chile.

Además, hubo instancias para alabar a Dios con cantos y para escuchar testimonios que muestran la gran misericordia de Dios. “El congreso de jóvenes es también una instancia misionera, donde se les reafirma que ellos tienen una responsabilidad ante Dios y es predicar el evangelio a todo el mundo en nuestra generación”, indicó el pastor Juan Fernández. Para cumplir esta misión los jóvenes seguirán trabajando en la ruta de la amistad demostrando que un acto de amor vale más que mil palabras.

Revisa algunas fotos de las personas que entregaron su vida a Dios durante el Congreso de Jóvenes:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin