Noticias – Adventistas

Leche materna favorece al coeficiente intelectual en los niños

Los omega 3 y 6 que contiene la leche materna complementan el desarrollo neurológico del niño.

3 de agosto de 2016
Los omega 3 y 6 que contiene la leche materna complementan el desarrollo neurológico del niño.

Los omega 3 y 6 que contiene la leche materna complementan el desarrollo neurológico del niño.

Brasilia, Brasil…[ASN] Del 1 al 7 de agosto se celebra en 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna que tiene el propósito de fomentar la lactancia natural y promover la salud de los bebés en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como modo exclusivo de alimentación durante los seis primeros meses de vida, hasta los dos años con alimentos complementarios.

Para el Dr. Wilfredo Ingar, jefe del servicio de Neonatología del Hospital Nacional San Bartolomé, del Perú, “la leche materna es un elemento esencial de la naturaleza que lo fabrica el propio cuerpo de la madre y no solamente es un alimento, sino que además es una vacuna para los bebés que le da todos los alimentos que necesita para que el ser humano se desarrolle adecuadamente”.

Lea también:

Ingar expresa que la leche materna favorece la unión de la mamá y el niño. El niño crece más seguro si ha lactado adecuadamente. Además agrega que está demostrado estadísticamente que un niño que ha lactado de 4 a 6 meses, con lactancia materna exclusiva, su coeficiente intelectual es seis puntos superior con respecto a los bebés que tuvieron lactancia artificial o mixta.

Con lactancia hasta los 2 años de edad los omega 3 y 6 que posee la leche materna, que son insustituibles en la naturaleza, completan el desarrollo neurológico del niño. La lactancia materna ayudaría en el desarrollo psicológico, evitaría muchas enfermedades en etapa temprana y adulta, agrega el médico cirujano, Roger Torres, empleado del sistema nacional de salud del Perú.

La lactancia materna provee todos los requerimientos de nutrientes, vitaminas, minerales y fortalece el sistema inmunológico hasta el sexto mes, recuerda Mario Tavera, especialista en salud de UNICEF. En consecuencia, los siguientes meses el niño debe iniciar una alimentación complementaria junto a la lactancia materna hasta los dos años, añade.

En Sudamérica Tavera indica que en los últimos años hay un deterioro de la lactancia materna en particular en medios rurales. “Lo bueno en América Latina…es que se mantienen altos niveles de lactancia materna exclusiva. Perú, Bolivia, Ecuador y Guatemala están alrededor del 65% de menores de seis meses que gozan de lactancia exclusiva”, informa.

Propiedades de la lecha materna

La leche materna contiene células vivas que tiene macrófagos. Los macrófagos son células blancas, leucocitos, que se encargan de digerir a las bacterias. Posee un tipo de hierro que tiene altísima capacidad de absorción, lo que evita la anemia en los bebés en sus primeros meses de vida.

La lecha de vaca tiene más hierro pero que no se absorbe, solo se absorbe en un 20%. Niños que beben este tipo de leche tienden a desarrollar anemia.

Beneficios para la madre

“Una mamá que amamanta deja de tener cánceres a nivel del seno”, dice Ingar. Torres agrega que dar de lactar permite que la madre controle su peso, además de funcionar como un anticonceptivo. La OMS incluso señala que reduce el riesgo de cáncer de ovario en el futuro.

La recomendación según el médico Torres es que el bebé debe tomar la lecha materna a la primera hora de nacido el bebé, porque eso va a determinar el desarrollo futuro del niño, ya que contiene el calostro que posee muchas proteínas, especialmente inmunoglobulinas, que le entregan al recién nacido una dosis importante de defensas contra infecciones virales y bacterianas. Asimismo, el calostro contiene betacaroteno, precursor de la vitamina A. Sustancia que juega un papel importante en el desarrollo de la retina del niño y en la protección contra infecciones.

Estilo de vida

La recomendación para quien está gestando es agregar una comida más al día, acudir al cuidado pre natal, descartar enfermedades como la infección urinaria, la diabetes, la toxemia. Además de ingerir alimentos ricos en proteínas, hierro, minerales, vitaminas y calcio. Se recomienda estar bien nutrida antes y durante el embarazo, recomienda Torres y Tavera. [Equipo ASN, Cároyn Azo]

Conozca más en este video.

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin