Noticias – Adventistas

Orar por el prójimo trae paz

Berceliza Rojas de Laura es una mujer que gracias a la oración que se hicieron en su favor, ha encontrado la paz que necesitaba.

27 de febrero de 2015
paz

[Foto referencial] La oración intercesora puede traer paz en medio de las dificultades.

Puno, Perú… [ASN] Berceliza Rojas de Laura es una mujer que, como toda persona, ha pasado por muchas situaciones difíciles pero gracias a la oración que se hicieron en su favor, ha encontrado la paz que necesitaba.

“Las oraciones de las personas que me rodean me dan nuevas energías para renovar mi compromiso”, afirma.

Ella es docente de profesión y tiene un año y cuatro meses de casada con Seberino Ochochoque Laura, pastor de la Iglesia adventista para el distrito de Azángaro, en Puno (al sur del Perú). La pérdida de un hijo marcó su vida envolviéndola en momentos amargos del cual no veía la salida. “Esta situación me tumbó al punto de echarme a morir. Me sentía sola lejos de mi familia. Todo se tornaba negro para mí”, comenta Berceliza. “Pero a la vez, necesitaba la ayuda incesante de Cristo”, agrega.

Entonces, cada mañana, un grupo de miembros de la Iglesia adventista de la zona subían al cerro más alto de la ciudad de Azángaro para orar y clamar a Dios, pidiendo que él sea la fuerza y guía para Barceliza, quien también recordó la frase  “la familia que ora junta permanece unida” y junto a su esposo iniciaron una jornada de oración cada día.

“Durante esta semana experimenté la presencia de Dios a través de las oraciones que hicieron. Encontré paz y ahora tengo nuevas fuerzas para continuar ayudando a mi esposo en la predicación del amor de Dios”, expresa con una sonrisa en los labios.

Afirma que ser esposa de un pastor es una responsabilidad también con la sociedad. “He aprendido que con el Señor todo es posible. Ahora necesito muchas rodillas y codos para doblarlos en agradecimiento a Dios”, sostiene. [Equipo ASN, Estela Tapia]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin