Noticias – Adventistas

Empresa adventista influencia bautismo de matrimonio

Marisa quien comenzó a trabajar en Granix, se sintió atraída a conocer las verdades de la Biblia luego de asistir a las reuniones espirituales de la empresa.

22 de junio de 2016
Marisa y Armando recibiendo la bendición de Dios en la iglesia adventista central de Baradero.

Marisa y Armando recibiendo la bendición de Dios en la iglesia adventista central de Baradero.

Buenos Aires, Argentina… [ASN] Marisa Acosta ingresó a trabajar en la Planta Baradero de Alimentos Granix (empresa adventista en Argentina) a fines de octubre de 2008. Como creyente cristiana, decidió desde el primer momento no renunciar a los dictados de su conciencia. No iba a abandonar su fe aunque trabajara en una empresa adventista.

Lea también:

Los cultos que se hacían diariamente en su departamento de trabajo hicieron que se interesara en estudiar la Biblia, juntamente con Armando, su pareja. Convencidos de las verdades bíblicas que estudiaron en su hogar con el capellán de Granix, el pastor Mario Vergara y su esposa, comenzaron a asistir a la iglesia.

También decidieron bautizarse. Pero tuvieron que esperar algún tiempo en tanto cumplían con los requisitos legales de sus respectivos divorcios, antes de formalizar en matrimonio su relación de pareja.

Armando era vendedor de seguros. Comenzó a distribuir entre sus clientes el libro misionero de 2015, Viva con Esperanza. Los clientes se quejaron ante la empresa por esa iniciativa, y la Compañía de Seguros tomó la decisión de despedirlo de su trabajo. Para mantener a su familia manejó una remesa, hasta que pudo ingresar en el Sector de Empaque, en Granix, el 16 de mayo pasado.

Marisa Liliana Acosta y Armando Raúl Ortiz, se casaron por civil el viernes 10 y se bautizaron sábado 11 de junio por la tarde, en la Iglesia Adventista Central de Baradero. El pastor Mario Vergara (que se había jubilado al final del año pasado) viajó especialmente para oficiar en la ceremonia.

“No puedo más de felicidad –testificó Marisa–. Sólo quiero compartir con otros estas verdades que me cambiaron la vida”.

Granix es más que una fábrica de alimentos, es una empresa de la Iglesia Adventista comprometida con su misión, con el gran público y también puertas adentro. [Equipo ASN, Alberto Novell]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin