Noticias – Adventistas

Misionero ve el fin de los tiempos por oración contestada

Holbrook sirvió como presidente del Home Study Institute por 20 años y ayudó a dirigir el Ministerio de la Familia de la Iglesia Adventista mundial.

12 de marzo de 2015
elmer Holbrook, pictured in an undated photo, sitting at his desk at Home Study Institute. Photo: Charlotte Conway.

Elmer Holbrook sentado en su escritorio del Home Study Institute. Foto: Charlotte Conway.

Maryland, Estados Unidos…[ASN] Holbrook, quien sirvió durante 20 años como presidente del Home Study Institute y que, junto a su esposa, dirigió el Ministerio de la Familia de la Iglesia Adventista mundial, vivió una vida a toda velocidad hasta poco tiempo antes de su muerte, comentaron sus familiares y amigos. Falleció de una falla coronaria obstructiva a las 01:35, el 2 de marzo en un hospital de Maryland, Estados Unidos.

Delmer William Holbrook, el mayor de tres hermanos, nació el 23 de febrero de 1923, en Brasil, pues sus padres eran misioneros. Tenía un gran nombre familiar por el que responder. Las raíces Holbrook se extendían hacia los tiempos de Guillermo I de Inglaterra, en el siglo XI.

Su abuelo paterno, uno de los primeros egresados del Colegio Walla Walla (hoy la Universidad Walla Walla), en College Place, Washington, fue al Caribe para convertirse en una de las primeras cinco generaciones de Holbrooks para servir como misioneros extranjeros.

El cofundador de la Iglesia Adventista, Jaime White, celebró la boda de sus abuelos maternos, pero quizás el salto a la fama de su abuelo fue haber sido regañado por Elena G. de White en referencia a “qué tipo de padre no ser” y sus “medidas extremas en la dieta”. Algunos extractos de cartas de Elena de White se publicaron más tarde en los libros El hogar cristiano y Consejos sobre el régimen alimenticio.

Holbrook se casó con Betty en el Union College, en Lincoln, Nebraska, en 1945, y luego de graduarse, un año más tarde, comenzó su primer trabajo como preceptor de varones en la recientemente inaugurada Sunnydale Academy, en Missouri. El primer hijo del matrimonio, Robert, nació allí.

“Demasiado lujo para un misionero”

En 1948, Holbrook entró al servicio misionero y se mudó con su familia a Bolivia, donde supervisó la construcción de lo que hoy en día es la Universidad Adventista de Bolivia. Allí nació el segundo hijo de la pareja, William.

“La jocosidad de Holbrook estaba en su máxima expresión en la siguiente designación como profesor en Perú. Quedó bajo la mira del tesorero de la sede sudamericana adventista cuando un amigo de la Embajada de Estados Unidos que se estaba yendo del país le vendió un automóvil Buik casi nuevo a un precio increíblemente bajo”, dice Robert Holbrook.

“El tesorero de la sede sudamericana adventista fue a visitarlo y le exigió que renunciara al automóvil. “Es demasiado lujo para un misionero”, le dijo. “Pero no desapareció”.

Un día, Holbrook aceptó la invitación de F.C. Webster, el presidente de la Unión Incaica (nombre antiguo de la sede de los adventistas en el norte del Perú), para servir como rector del Colegio de la Unión (hoy universidad adventista -UPeU), una decisión que comenzó una vida en la administración y concluyó recién con su jubilación en 1985.
En su regreso a Estados Unidos, a finales de 1959, Holbrook trabajó simultáneamente en el Colegio Unión y en la Universidad de Nebraska, mientras terminaba su doctorado en educación. Para 1965 se convirtió en presidente del Home Study Institute.

Delmer Holbrooke, right, posing with the Home Study Institute team. Photo: Charlotte Conway.

Delmer Holbrooke, a la derecha, posando con el equipo del Home Study Institute. Foto: Charlotte Conway.

Mientras estuvo en el Home Study Institute, Holbrook informatizó el trabajo y supervisó el cambio del nombre a Home Study International. La organización adoptó el nombre Griggs University en 1990 y luego se mudó a la Universidad de Andrews, en Michigan.

Holbrook se hizo conocido como experto en el desarrollo de la educación a distancia gracias a su trabajo tanto con el Home Study y el Consejo de Estudios National Home, una agencia nacional de acreditación sin fines de lucro que nombró a la Comisión de Acreditación de la Educación a distancia.

Bajando la velocidad a 90 km por hora

Holbrook asistía a la Iglesia Adventista Spencerville, en Maryland, en los últimos años de su vida, y su funeral se llevó a cabo en ese lugar el sábado 7 de marzo. Antes de él, fallecieron su primera esposa, Betty, en 1996, y su segunda esposa, Ann, una excompañera de Sheyenne River Academy, quien falleció el 10 de octubre de 2014. Sus dos hermanos también fallecieron: su hermano de una falla renal, a los 19 años, y su hermana hace algunos meses.

Siguen vivos: sus dos hijos, Robert y William; cuatro nietos, Robert, Erin, Hans, y Rolf; tres bisnietos, Ethan, Hana y Amber; y dos nietos adoptivos, Jean-Yves y George-Ann.

Robert Holbrook dijo que su padre finalmente comenzó a bajar el rítmo después de cumplir los 90 años. “Bajó de los 150 km iniciales por hora a 90”. Pero la muerte de su esposa Ann le pesó bastante a su mente y cuerpo ancianos.

“Se lo veía animado y a gusto cuando observaba la escena política de Washington y el resto del mundo”, menciona Robert Holbrook. “Una vez dijo que a lo largo de su vida le oraba a Dios para que lo dejara ver el final de los tiempos, sobre lo que había predicado tantas veces. Su comentario un viernes por la noche fue: ‘¿Saben? Creo que hemos llegado a ese final’”. [Equipo ASN, Adventist Review]

Noticias Relacionadas


Comentarios

teste

One thought on “Misionero ve el fin de los tiempos por oración contestada

WordPress Image Lightbox Plugin