Noticias – Adventistas

“Tenemos el desafío de recobrar un pensamiento cristiano”

Así lo afirmó el Dr. John Wesley Taylor V, director asociado de Educación de la Iglesia Adventista del Séptimo Día a nivel mundial en un encuentro en la Universidad Adventista del Plata.

3 de marzo de 2017

Entre el 1 y 2 de marzo la Universidad Adventista del Plata (UAP) inició su propuesta de capacitación docente de 2017 con la Jornada Pedagógica y Claustro Docente, abiertas y gratuitas para todos los profesores de la UAP y del Instituto Superior Adventista del Plata.

El foco de estas capacitaciones estuvo puesto sobre las estrategias que ayudan a desarrollar e integrar los valores y principios propios de la cosmovisión institucional cristiana en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La Vicerrectoría Académica extendió la invitación al Dr. John Wesley Taylor V, director asociado del Departamento de Educación de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, para que liderara esta jornada. El Dr. Taylor, quien es un expositor dinámico y un educador internacional de experiencia, presentó estrategias contextuales, ilustrativas, conceptuales y vivenciales que facilitaron la integración de la fe en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Además, compartió orientaciones sobre cómo desarrollar el pensamiento creativo.

Dr. John Wesley Taylor V, director asociado del Departamento de Educación de la Asociación General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

En diálogo con prensa de la UAP, el Dr. Taylor respondió algunas cuestiones relacionadas con el tema de la Jornada.

¿Cuán difícil es implementar la integración fe-enseñanza en los tiempos que se viven?
«Parte del problema reside en que debemos estar pensando constantemente en una dicotomía, un dualismo: qué es espiritual y qué es secular. Tenemos en mente que algunas actividades como pueden ser un culto de adoración o un momento devocional son actividades espirituales y que otras actividades de nuestra vida, como pueden ser estudiar ciencias, matemáticas o el solo hecho de pensar en el trabajo, se encuadran en lo secular. Sin embargo, las Sagradas Escrituras nos apelan a que hagamos todo para gloria de Dios y en nombre del Señor Jesucristo. Tenemos el desafío de recobrar un pensamiento cristiano, recibir la mente de Cristo para poder mirar todo lo que hacemos en nuestra vida (incluyendo la educación), para edificar la fe, la perspectiva espiritual, nuestras actividades cotidianas (beber, comer, etc.), y el proceso de educar y aprender».

¿Cómo hace el docente para conciliar esta idea ante la diversidad representada en sus alumnos?
«Por cierto, al caminar por esas huellas estamos emulando el andar de Cristo, quien tuvo estudiantes (discípulos) con temperamentos muy diversos. Así que la integración de la fe es un factor unificador. Tenemos alumnos que provienen de muchos trasfondos, pero con un mismo destino: el Cielo, el reino de Dios. El trato con los alumnos es el mismo que Jesús tenía con sus discípulos; él no trataba a todos sus alumnos de la misma manera, pero se relacionaba con el mismo amor y con un propósito salvífico. Es cierto, tenemos diversidad de alumnos, pero tenemos un mismo cometido».

¿La educación es un fundamento importante para la identidad adventista?
«Por supuesto. El propósito primordial de la educación adventista es cumplir con la misión que Cristo nos ha dado: redimir. Elena de White afirma que el trabajo de la educación y la redención es la misma obra. La identidad adventista es muy importante pues es bíblica y para todo lo que hacemos, la Palabra de Dios debe ser el fundamento de nuestras prioridades, decisiones y hasta de nuestro trabajo. La identidad adventista y el cumplimiento de la misión son los dos factores cardinales de la educación adventista».

¿Cuál es el mayor desafío que debe superar este proceso de fe-enseñanza?
«El factor del pensamiento secular, el apartar a Dios de las actividades diarias, relegarlo a una esquina de nuestra vida y pensar que solo con esto estamos honrando al Señor. Dios no espera recibir una pequeña porción de nuestro corazón, espera recibir nuestra vida en su totalidad. Esta entrega total hace la diferencia en el éxito de nuestra vida, en la educación cristiana y en alcanzar a nuestros estudiantes para el Cielo».
Entre las muchas charlas e intercambios que ha tenido con docentes de todo el mundo ¿cuál es la pregunta más recurrente con respecto a la integración fe-enseñanza?
«Es “¿Cómo?” En la mayoría de los casos, los docentes adventistas están convencidos de que esta integración es prioritaria. Pero, a la hora de la praxis ¿cómo se logra? ¿Cuáles son las estrategias que se pueden desplegar en el salón de clases para que puedan ver la mano de Dios en lo que están estudiando? Este es el gran reto en esta integración ¿cómo convertir esta convicción en realidad?».

¿Qué visión le merece la UAP en este proceso de integración fe-esperanza?
«Cada vez que he venido, que han sido dos o tres oportunidades, me ha sorprendido el compromiso que se tiene con la educación cristiana, con sus alumnos y, sobre todo, con Dios. Fue tal el impacto que, al momento de conocer las intenciones de mi hijo de hacer un año de estudios en el programa Adventist Colleges Abroad (ACA), le aconsejé que debía considerar esta universidad y, de hecho, hace cuatro años que estuvo aquí y le dejó el mejor de los recuerdos. Cuando le comenté que estaría durante estos días en esta institución me mencionó «mis mejores memorias y tiempo son los que pasé en la Universidad Adventista del Plata».

El 3 de marzo se estará desarrollando la Jornada para directores de carrera en la cual el Dr. Taylor expondrá sobre la temática de la integración de la fe desde una mirada de gestión académica.

Fuente: Prensa UAP.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin