Noticias – Adventistas

Testimonio refleja milagros en la provincia de Chubut con nieve

El clima cumple un factor importante en aquella zona de nuestro país. Desde Esquel, el pastor Wily nos trae su experiencia con personas decididas a seguir a Dios a pesar de todo.

Por Pr. Wily Cruz. Distrito de Esquel (Chubut).

Pr. Wily Cruz- Distrito de Esquel

Pr. Wily Cruz. Distrito de Esquel.

Nuestra región de trabajo cuenta con realidades geográficas y climáticas desafiantes que son características de la Patagonia en invierno con nieve. De los muchos pueblos que componen nuestra región está El Maitén (Chubut), a 70 km de El Bolsón (Río Negro). Esta localidad no cuenta con un templo, pero sí hay un grupo de 8 hermanos fieles que se reúnen en sus hogares para adorar al Señor. Uno de los pedidos de oración que hacíamos con los hermanos era disponer de un lugar para las reuniones. Por mucho tiempo estuvimos buscando un espacio dentro de las condiciones necesarias, pero no lográbamos encontrar nada.

No sabíamos que el Señor tenía hermosos planes para este lugar. En una de las oportunidades en que estaba de visita en el lugar, los familiares de un hermano local nos informaron que había una importante donación de recursos para comprar un terreno en el pueblo y así poder construir un templo totalmente dedicado al Señor. ¡Fue una gran alegría para todos! Tuve la certeza de que el Señor estaba escuchando nuestras oraciones, y ahora con más confianza continuamos orando para que más personas aceptasen a Cristo.

Pr. Wily Cruz- Distrito de Esquel

Foto: Pr. Wily Cruz. Distrito de Esquel.

Enseguida percibimos cómo Dios trabajaba en el corazón de algunas visitas que ya asistían a las reuniones periódicamente. En este grupo había una pareja joven, una señorita quien ya conocía la Palabra y compartía con su compañero lo que ella ya había aprendido. No pasó mucho tiempo hasta que recibí la linda sorpresa que ellos estaban decididos a casarse y bautizarse en el nombre del Señor. Con oración pusimos la fecha de 9 de junio para el bautismo que sería realizado en la iglesia de El Bolsón, pero todavía quedaba una preocupación: en esta época el clima se pone muy frío y la nieve es el principal desafío para los viajes. Dos días antes de la fecha, el pronóstico decía que la primera nevada sería justamente ese sábado por la tarde cuando teníamos preparado el bautismo. Nos unimos en oración pidiendo a Dios sabiduría. La fiesta ya estaba preparada y la orden del Señor estaba dada, salid a los caminos y llamad a cuantos halléis. Contactamos un amigo de la iglesia que dispone de un vehículo que está preparado para viajar en la nieve, y el sábado a la tarde salimos por fe a buscar a los candidatos. En la mitad del camino ya se veía que caía mucha nieve, pero llegamos sin problemas a la localidad de El Maitén. Al regresar a la iglesia de El Bolsón, ya se habían acumulado varios centímetros de nieve.

Persistimos en la oración y no nos desanimamos. De camino, otro vehículo había despistado. Tuvimos la oportunidad de ayudarlo y seguir nuestro camino. Finalmente, y por la gracia de Dios, después de 3 horas llegamos a la iglesia. En aquella tarde se bautizaron 3 personas para la gloria de Dios: el matrimonio de El Maitén y una señora de la localidad de El Hoyo (quien había comenzado a estudiar la Biblia por un encuentro de mujeres Té de la amistad). ¡Fue una hermosa fiesta! En aquella tarde cerca de 20 personas aceptaron el llamado del Señor.

El reino de los cielos está abierto para todos aquellos que escuchan y aceptan el llamado, las puertas están abiertas y la cena preparada. Hoy es el tiempo en que el llamado del Señor se debe anunciar con más insistencia, todo está
preparado para recibir a los invitados, estamos muy cerca de encontrarnos con el Señor y participar de la cena de las bodas del cordero (Apocalipsis 19:7-10).

Visite la web de la Asociación Argentina del Sur desde aquí 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin