Noticias – Adventistas

Una iglesia profética

Los 170 años de El Gran Chasco, fueron celebrados por la Iglesia Adventista del Norte de Ecuador con un seminario acerca de El Don Profético, que reunió a los distritos e iglesias del sur de Quito. El encuentro se desarrolló en la iglesia “La Magdalena” y contó con la participación de poco más de 250 personas.

27 de octubre de 2014
Para la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es importante mantener presente el Don Profético entregado por Dios

Para la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es importante mantener presente el Don Profético entregado por Dios

Quito, Ecuador… [ASN] Los 170 años de El Gran Chasco, fueron celebrados por la Iglesia Adventista del Norte de Ecuador con un seminario acerca de El Don Profético, que reunió a los distritos e iglesias del sur de Quito. El encuentro se desarrolló en la iglesia “La Magdalena” y contó con la participación de poco más de 250 personas.

A este seminario fueron invitados los Pastores Christian Álvarez y Antonio López, Docente y Decano de la Facultad de Teología del ITSAE – CADE respectivamente; quienes compartieron y estudiaron con la hermandad, todos los aspectos que señala la profecía bíblica. El Pr. Christian Álvarez señaló que los sucesos de la actualidad, nos indican la fidelidad de la promesa bíblica del tiempo del fin, que marcan a la Iglesia Adventista como la Iglesia Fiel y Verdadera, aguardando el pronto regreso de Jesucristo. “Hoy podemos ver como el universo protestante busca unirse a una iglesia universal con el fin de irrespetar el mandamiento de fidelidad a Dios y hacerlo pasar como la verdad. Es importante que nosotros prestemos atención a lo que ocurre a nuestro alrededor y le presentemos al mundo la verdad  del Sábado que Dios instituyó desde la Creación, y así muchos puedan ser salvos en el tiempo final” puntualizó, a la vez que presentó varias evidencias de lo que en el mundo está sucediendo para el establecimiento del domingo como día de reposo y adoración a Dios.

Y es que como miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es importante que mantengamos presente el Don Profético entregado por Dios, escudriñando los mensajes dejados en La Biblia y los libros del Espíritu de Profecía escritos por la Hna. Elena de White y los cuales, fueron inspirados por Dios.

El Don Profético fue estudiado por la hermandad del sur de Quito, por recordarse los 170 años de El Gran Chasco.

El Don Profético fue estudiado por la hermandad del sur de Quito, por recordarse los 170 años de El Gran Chasco.

“Estamos viviendo ya en los últimos tiempos y el estudio de La Biblia y los libros del Espíritu de Profecía, nos enseñan cómo actuar y prepararnos para la Segunda Venida de Jesucristo. Lamentablemente, muchos hermanos de iglesia ha decidido poner a un lado esta luz dada por Dios reemplazándola con otras cosas, otras teorías y especulaciones mezcladas con el mundo, haciendo al final que muchos miembros de iglesia terminen engañados, se enfríen y se aparten del camino verdadero por haber aceptado otras doctrinas como verdad, en lugar de aquellas dejadas por el Señor”, indica el Pr. Carlos Correa, Departamental de Publicaciones de la MEN.

Un criterio que es fortalecido por el Pr. Antonio López quien en su participación, señaló que cuando nosotros rechazamos el Don Profético, prácticamente rechazamos lo que Dios nos dice a través de Su Palabra pues, “La Biblia es Don Profético porque ella contiene profecías y advertencias que Dios entregó a sus profetas, siendo estos inspirados por el Espíritu Santo. La iglesia no debe ver a La Biblia y al Don Profético como algo separado porque son uno solo. Son uno solo inspirado por Dios, transmitido a sus profetas y estos a nosotros. No son simplemente una colección de libros, es la advertencia que Dios mismo le hace a Su Pueblo en los tiempos finales, preparándolo para que pueda habitar en las mansiones celestiales por la eternidad”, puntualizó.

La hermandad se mostró complacida por el contenido de los seminarios impartidos y al final se comprometieron a fortalecer y atender los contenidos que el Don Profético, tiene para cada uno de los hijos de Dios, preparándose para llegar a la Patria Celestial y advertir cada día al mundo el único camino para la salvación, un camino que fue trazado por Dios y no por el hombre.  [Equipo ASN, Vanessa Castro y Marcho Chile]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin