Noticias – Adventistas

Romanos presenta el tema del pecado y la gracia salvadora de Cristo

Cuando Pablo escribió la epístola, probablemente no le dio ningún título. Fue apenas una carta que escribió a los cristianos en Roma.

27 de febrero de 2015
Proyecto Reavivados por su Palabra llega al libro de Romanos.

Proyecto Reavivados por su Palabra llega al libro de Romanos.

Brasilia, Brasil…[ASN] Con el plan mundial Reavivados por su Palabra, millones de personas en el mundo siguen participando del estudio de la Biblia. El plan que terminará este 2015 en la Sesión que reunirá a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, del mundo entero, está promoviendo la lectura del libro de Romanos, con dieciséis capítulos, para los próximos días.

Parece evidente que la epístola a los Romanos fue escrita durante la estadía de tres meses de Pablo en Corinto, en su tercer viaje misionero. Muchos estudiosos datan esa visita al invierno del año 57/58, pero algunos optan por una fecha anterior.

A la hora de escribir la carta, Pablo estaba listo para regresar a Palestina llevando una contribución de las iglesias de Macedonia y de Acacia. La ofrenda sería entregada a los cristianos pobres en Jerusalén. Pablo, en aquel tiempo, creía que había terminado su trabajo misionero en Asia y Grecia, y estaba ansioso por avanzar al oeste, a fin de fortalecer el trabajo en Italia y llevar el evangelio a España. Así, en esa expectativa de su visita, él escribió esta carta, describiéndoles en términos claros y fuertes los grandes principios del evangelio.

Tema de la carta

El tema de la epístola es la pecaminosidad universal del ser humano y la gracia salvadora de Dios en proveer un medio por el cual no solo se puede ser perdonado, sino también restaurado a la perfección y a la santidad.

Este es el evangelio de Pablo, desarrollado en la primera parte de la epístola. Los capítulos restantes tratan de la aplicación práctica del evangelio a algunos problemas que involucran al pueblo escogido y a los miembros de la iglesia cristiana.

Datos curiosos

Cuando Pablo escribió la epístola, probablemente no le dio ningún título. Fue apenas una carta que escribió a los cristianos en Roma.

La creencia de que el apóstol Pablo es el autor de esa epístola nunca fue seriamente cuestionada. Algunos estudiosos han sugerido que el capítulo 16 puede no haber hecho parte de la carta original, pero que compone otra epístola enviada a Éfeso, donde Pablo había trabajado durante algún tiempo. [Equipo ASN, Cárolyn Azo]

Vea la introducción al libro de Romanos en este video.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin