Noticias – Adventistas

Felipe Lemos

Felipe Lemos

Comunicación estratégica

Ideas para una mejor comunicación personal y organizativa

La comunicación que promueve educación

La enseñanza puede ser muy bien difundida por cualquier tipo de organización por medio de la estrategia comunicativa. Va mucho más allá que informar. (foto: Shutterstock)

El título hasta puede sonar un poco común, pero es esencialmente verdadero. La relación entre comunicación estratégica y educación es más obvia de lo que pensamos. Susana Goerck trata de eso en un artículo que presenta la comunicación de las organizaciones en su carácter educativo. Ella resalta, con base en varios estudios, que la comunicación de las organizaciones y la comunicación educativa presentan las mismas características.

La comunicación es efectiva cuando hay una interacción entre el receptor y el emisor de un mensaje. Es el caso de una organización y sus públicos. En este ambiente de relaciones, el proceso comunicativo establecido permite que las personas comprendan correctamente ese mensaje. Y que no solo reciban informaciones, sino que aprendan lo que aquello significa. Para Susana, “el establecimiento de la comunicación se da mediante el feedback del receptor, o sea, su respuesta en forma de conocimiento, participación o en involucrarse en la información comunicada”.

Lea también:

La realidad de una iglesia

La educación y la comunicación están unidas, conceptualmente con el propósito de hacer que las personas aprendan algo. Comunicar bien, por lo tanto, en este aspecto es una forma de enseñar. Y el proceso adquiere más importancia todavía cuando se trata de una organización religiosa, como una iglesia.

En la Santa Biblia, el libro base del cristianismo, la misión divina es la de educar a las personas. Desde el principio, como leemos en el libro de Génesis, en el Edén, Adán y Eva dialogaban con el Creador al atardecer. Aprendieron por medio de un proceso comunicativo eficiente lo que debían hacer. Pero rompieron ese ciclo virtuoso con la desobediencia.

Más tarde, el pueblo de Israel antiguo se encontró esclavizado en el territorio egipcio. La educación religiosa se perdió por más de cuatro siglos de aculturación. Dios se comunicó una vez más para educar al pueblo en el camino rumbo a Canaán por el desierto. Eso puede verse en los libros de Éxodo, Levítico y Números. El Señor sistematizó leyes de salud, retomó la ley moral de los mandamientos y estableció el servicio del Santuario para que los educara sobre el papel de redención por medio de Jesucristo.

¿Cómo puede educar la comunicación?

Vayamos a la práctica. ¿Cómo puede ayudar en la enseñanza la comunicación de organizaciones o de individuos que se comportan como marcas (por ejemplo influenciadores)? Vea posibles ideas.

  1. La comunicación educa cuando enfatiza lo que la organización hace de forma positiva.Parece obvio, pero la enseñanza se da cuando una persona o una organización trabajan de forma coherente, didáctica y permanente, para hacer evidente a sus públicos lo que hace. El foco de su comunicación no está en la crítica pública a lo que otras organizaciones dejan de hacer o realizan de manera equivocada. La comunicación madura de una iglesia, de una empresa, de un influencer, va más allá de la discusión en ambientes digitales que se asemejan más a un estadio de deportes violentos. Es una estrategia comunicativa concentrada y pensada para mostrar la relevancia de esta organización o de esta marca (que puede hasta ser una persona). Los públicos necesitan ver sentido en el mensaje de esta organización. Es más que una exhortación para que se compren productos, sean contratados servicios o consumidos en un programa o evento. Consiste en hacer que los públicos asimilen una idea y “compren” un mensaje.
  2. Una estrategia comunicativa que educa es la que construye ideas a partir del ejemplo para una sociedad mejor.

Toda forma de culto desarrollada por Dios para el pueblo hebreo tenía también la intención de construir un concepto sobre la divinidad para las naciones vecinas. Dios no solo dejó palabras e ideas para los antiguos israelitas, también orientaciones sobre higiene, salud, educación, medio ambiente, esclavitud, crímenes, entre otros temas para que la gran nación israelita fuese un modelo y sirviera de enseñanza. La comunicación divina, aun en el período en que los hebreos estuvieron bajo el cautiverio de imperios como Asiria, Babilonia o Roma, tenía la intención de enseñar a quien estuviera cerca del pueblo separado por Dios. Los profetas presentaron mensajes que muchas veces tenían una aplicación para la realidad de su época. El Señor construyó ideas para una vida mejor en sociedad, también señalando la eternidad. Proponer salidas, soluciones, sugerir para establecer realidades nuevas es un acto educativo apropiado para una organización, una marca, una persona de influencia que espera contribuir.

  1. La comunicación educativa eficiente tiene en cuenta lo que piensan los públicos, porque su interés es enseñarles a no crear barreras para ellos.

El mensaje de una organización o de una marca muchas veces necesita ser adaptado para ser comprendido. Eso no significa desvirtuar o reducir la fuerza de este mensaje, sino hacerlo comprensible. Es equivocado imaginar que cualquier enfoque, cualquier método, o un solo método idolatrado como el mejor siempre hará efecto junto a públicos tan variados como los que existen actualmente. La enseñanza tiene mucho que ver con la metodología y de eso la comunicación organizacional no puede desentenderse.

Impacto educacional

Este tema está lejos de ser exhaustivo, hasta porque la discusión es muy amplia y profunda. Pero, en resumen, una organización o un influenciador necesitan entender sus esfuerzos comunicativos como importantes para un impacto educativo.

Necesitamos ir más allá del contenido meramente informativo o simplemente polémico para llamar la atención. Y hasta aquel que es esencialmente combativo. La preocupación de comunicadores por el deseo de enseñar (de la manera en la que se constata en el principio bíblico) debería ser por la enseñanza, por la posibilidad de ayudar a muchos a comprender realmente lo que se desea comunicar.

____________________

Referencia

GOERCK, Susana. Comunicação e educação: relações na gestão educacional. Revista Educação do Cogeime. Ano 11 – nº21 – Dezembro/2002.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin