Noticias – Adventistas

Adolfo Suárez

Adolfo Suárez

Más allá de la enseñanza

Reflexiones sobre aspectos de la vida diaria a partir de la Teología, Educación y Ciencias de la Religión

¿Por qué es necesaria la interpretación?

La hermenéutica también es una ciencia importante en relación con el estudio correcto de la Santa Biblia. (Foto: Shutterstock)

Una de las razones por las cuales debemos practicar la hermenéutica apropiada, el arte de la correcta interpretación, es por la finalidad de discernir el mensaje de Dios.[1] Un cuidadoso sistema hermenéutico puede ser muy útil para discernir de manera apropiada lo que Dios dice en su Palabra, mediante manos y mentes humanas. Así, la hermenéutica nos protege de la utilización indebida de las Escrituras, que podría llevarnos a distorsionarla para interés propio. Y esto es posible porque la hermenéutica adecuada provee la estructura conceptual para interpretar correctamente por medio de exégesis detallada.

Una segunda razón es para evitar o disipar errores o perspectivas y conclusiones erróneas sobre lo que enseña la Biblia. Puede suceder que algún lector descuidado de la Biblia entienda que, si alguien de la familia está enfermo físicamente, es suficiente confiar en Dios mediante la oración, sin buscar asistencia médica. Sin embargo, ¿será que confiar en Dios implica no buscar ayuda médica? ¿Acaso no es Dios quien capacita profesionales para ayudar en el cuidado de la salud? Con seguridad Dios puede usar diferentes medios para cuidar de nuestra salud, y la ayuda profesional de un médico puede ser uno de ellos.

Aplicación del mensaje

Finalmente, una tercera razón para practicar la hermenéutica apropiada es ser capaces de aplicar el mensaje de la Biblia en nuestra vida. De acuerdo con Carnell, los términos o expresiones pueden ser usados en una de estas tres maneras: con apenas un sentido (unívocamente), con diferentes significados (equivocadamente), y con un significado profesional, en parte la misma, en parte diferente (analógicamente).[2] Entonces, si aplicamos esta clasificación a la Escritura, podemos decir que su mensaje puede ser tanto unívoco, como equívoco o analógico.

El lenguaje humano, por su propia naturaleza, es mayormente equívoco, o sea, capaz de ser comprendido en más de una manera. Dicho de otro modo, el potencial para una mala interpretación está siempre presente, y eso exige la participación de la hermenéutica, pues la hermenéutica busca el sentido claro de las Escrituras, inspirado por el Espíritu Santo y entendido con su ayuda.

Siga el estudio completo de la lección 6 de la Escuela Sabática ingresando al siguiente video. Mire y comparta el link; de esa forma, muchas personas podrán beneficiarse del estudio de las Sagradas Escrituras.


Referencias:

[1] Los tres ítems comentados a continuación están basados en KLEIN, W. W.; CRAIG, B.; HUBBARD, R. L.; ECKLEBARGER, K. A. Introduction to Biblical Interpretation. Nashville: Thomas Nelson, 2004. n. 19-21.

[2] Edward John Carnell, An Introduction to Christian Apologetics : A Philosophical Defense of the Trinitarian-Theistic Faith, 3d edition. ed. (Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1948). 144.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin