Noticias Adventistas

Columna | Carlos Magalhães

El diezmo de las redes sociales

De todo lo que colocamos en las redes sociales, una parte puede ser dedicada a cosas espirituales que ayuden a otros en su crecimiento integral.


  • Compartir:

Este título puede parecer un poco diferente, pero es un concepto muy interesante. Lo escuché por primera vez de una joven mientras ella me invitaba a una disertación sobre Internet en un Culto Joven. No sé si fue creación de ella pero lo encontré tan interesante que le pedí permiso para compartir la idea. a

 ¿Cómo funciona?

Primero, es importante recordar que el diezmo es una forma de demostrar nuestro reconocimiento y gratitud a Dios que nos da todo lo que tenemos (“Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos” 1 Crónicas 29:14). Y separamos una parte de lo que recibimos para ayudar a la causa de Dios en esta Tierra. De manera semejante, en el diezmo de las redes sociales, creemos que ese medio de comunicación también es un privilegio recibido de Dios y que debemos usarlo para su gloria. Por eso, de todo lo que colocamos en las redes sociales, una parte debemos dedicarlo a cosas espirituales que ayuden a otras personas a conocer más sobre Dios.

¿Cómo calcular?

No es fácil calcular el diez por ciento de los videos, imágenes o textos. Entonces, como ese es un concepto adaptado, pensé en combinarlo con algo que ya conocemos. Vamos a decir que el diezmo en las redes sociales sería separar la primera “publicación” o contenido de cada día. El nombre de esa sugerencia es: “Primero Dios”. Enseguida después de haber tenido su momento diario de comunión con Dios, comparta con sus amigos, en sus propias palabras lo que aprendió o sintió que Dios hablaba con usted.

Nada impide que usted cree su propio formato. Analice si lo mejor para usted es separar un post todos los días, o separar un día de la semana o del mes para compartir solo contenidos bíblicos y espirituales. Lo importante es que usted cree una rutina y que sus amigos sean bendecidos con un poco de lo mucho que Dios le da por conocer el evangelio (“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” 1 Pedro 4:10).

¿Qué diezmar?

Aquí van algunas sugerencias de qué compartir:

Cree su propio contenido: Existen varias aplicaciones y sitios que ayudan a crear imágenes y videos bien bonitos. Después necesita elegir el texto, que también puede ser un versículo de la Biblia.

Comparta algún contenido ya preparado: Algo hecho por amigos o encontrado en sitios y redes sociales de la iglesia.

Dedique un tiempo para enseñar la Biblia: Sitios como La Biblia.com son una oportunidad para quien desea orar o dar estudios bíblicos por Internet. Usted elige a cuántas personas desea atender y el asunto con el que tiene más familiaridad. Haga una prueba.

Participe de una campaña: En mayo, la Iglesia realiza la mayor campaña del mundo de incentivo a la lectura. Cada año se elige un libro y se distribuyen millones de copias de casa en casa. En Internet podemos hacer lo mismo: enviar una invitación para que los amigos bajen y lean el libro en el formato digital. La dirección para este año es:  libroesperanza.com

Para concluir, obviamente el diezmo de las redes sociales no es una doctrina bíblica, pero podemos aplicar ese concepto como una forma más de demostrar nuestra gratitud a Dios. También puede servir de incentivo para que otros usen las redes sociales con el objetivo de compartir esperanza y salvación, de manera sistemática y regular.

Creo que así como nuestra fidelidad financiera resulta en bendiciones, nuestra fidelidad en las redes sociales también nos traerá varias alegrías.

“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vida en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos Malaquías 3:10-12

Carlos Magalhães

Carlos Magalhães

Iglesia conectada

Como llevar el mensaje de Cristo al mayor número posible de personas con la tecnología digital

Graduado en Publicidad y Propaganda, posee una maestría en Administración por la Fundación Getulio Vargas (FGV), en Brasil, y por años actuó en el segmento de e-Health. Se dedicó al desarrollo de estrategias de evangelismo en Internet por más de diez años. Actualmente es el director de Marketing Digital de la Sede Sudamericana de la Iglesia Adventista.