Noticias Adventistas

Personas

Colportora misionera lleva a los pies de Cristo a 15 personas a través de la venta de libros

  • Compartir:

En Chimbote, Perú, ciudad conocida por su dinamismo y su gente trabajadora, se encuentra Massiel, una colportora misionera cuya vida ha sido un testimonio de resiliencia, fe y compromiso.

Massiel, a pesar de las dificultades económicas y la necesidad de trabajar como docente, ha asumido el cuidado de su madre enferma y la educación de su hermana. Estas responsabilidades la llevaron a aceptar una misión mayor en su iglesia local, donde se desempeña como líder regional de jóvenes adventistas y encargada de la secretaría.

Ministerio de Publicaciones: Una Oportunidad de Servicio

El pastor y su esposa, de su iglesia local, la invitaron a ser parte del Ministerio de Publicaciones porque vieron en ella la capacidad de avanzar con poder en esta labor. Este ministerio coordina y promueve la evangelización a través de la literatura de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, ayudando a otros departamentos en la promoción, venta y distribución de suscripciones a revistas y libros publicados por las editoriales adventistas.

La dedicación de Massiel se refleja en su participación en todas las actividades de la iglesia y en haber llevado a 15 personas al bautismo. El colportaje no solo ha cambiado su vida, sino que también le da la oportunidad de compartir el mensaje de esperanza de manera directa.

El trabajo misionero a través del colportaje ha llevado a Massiel a buenos resultados en la venta de libros y en captar estudiantes de la Biblia. Uno de sus estudiantes de la Biblia comenta: "Yo recibí de Massiel el libro 'Hábitos de la Gente Feliz' y junto con ella estudié la Biblia".

Massiel es testigo de cómo Dios provee y abre puertas donde antes solo veía dificultades. La historia de Massiel es una inspiración para quienes buscan servir con dedicación y amor, demostrando que, a través de la fe y el trabajo arduo, se pueden superar los desafíos y alcanzar logros extraordinarios.