Noticias – Adventistas

Teólogo comenta sobre el suicidio según la Biblia

El sucidio sería el resultado de una intensa revolución emocional o un desequilibrio bioquímico.

El suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes entre 15 y 29 años de edad.

El suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes entre 15 y 29 años de edad.

Brasilia, DF … [ASN] Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que 800 mil personas se quitan la vida todos los años en el mundo. Eso significa que, cada 40 segundos, alguien se suicida. Y de acuerdo con los datos, la mayoría de los suicidas son mayores de 50 años y las principales víctimas son hombres. Aún más preocupante es constatar que, de acuerdo con el informe, el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes entre 15 y 29 años de edad.

El teólogo Arilton de Oliveira, presentador del programa Biblia Fácil, de la TV Nuevo Tiempo, explica que la práctica del suicidio siempre existió y, en el propio registro bíblico, hay varios casos como el de Abimelec (Jueces 9:54), Saúl y su escudero (1 Samuel 31:4 y 15), Ahitofel que era consejero del rey Absalón (2 Samuel 17:23), Sansón (Jueces 16:29,30) y Judas (Mateo 27:5). “De acuerdo con los estudiosos como el Dr. Angel Rodrigues, hay dos aspectos importantes que deben considerarse sobre este tema: lo que causa el suicidio y la cuestión de la justicia de Dios delante de una mente perturbada”, afirma Oliveira.

Según el razonamiento del Dr. Rodrigues, la psicología y la psiquiatría demuestran que el suicidio es, con frecuencia, el resultado de una intensa revolución emocional o un desequilibrio bioquímico asociado a un profundo estado de depresión y temor. “El suicida, en tales circunstancias, no puede ser juzgado por nosotros”, comenta el pastor.

El presentador de Nuevo Tiempo resalta que, bíblicamente, queda claro que la salvación es algo personal y que ningún ser humano puede responder plenamente si alguien que se suicidó está salvo o perdido espiritualmente. “Se debe resaltar, también, que nadie será condenado por un acto aislado, sino por una conducta de vida”, concluye. [Staff ASN, Felipe Lemos]

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Edgardo

    “Se debe resaltar, también, que nadie será condenado por un acto aislado, sino por una conducta de vida, no estoy de acuerdo con esta frase,

    • Sigrid Westerhout

      Hermano, para Dios todos los pecados son iguales, no hay uno mas o menos grave, puesto que la paga de todo pecado es muerte. Sabiendo esto, ¿crees que si se te ha olvidado confesar un pecado (por ejemplo una mentira), llegado el día del juicio hacia tu persona, Dios te negará la gracia de la salvación por ese pecado, aun cuando el resto de tu vida te esforzaste por seguir a Cristo como él pide?
      Si crees que Dios no tendrá misericordia por un pecado, entonces los que sean salvos estarían técnicamente fuera de pecado y eso es imposible, porque entonces quiere decir que hay hombres perfectos, los cuales no necesitan la salvación que ofrece Cristo a través de Sus méritos, los cuales adquirió por morir en nuestro lugar y también por vivir sin caer en tentación… Cosa que ningún otro ha podido lograr en la tierra.

      • Edgardo

        Gracias por el debate, Si llegamos al cielo solo sera por la misericordia de Dios, todos estamos destituidos de él, Cristo viene a buscar pecadores arrepentidos y que aceptaron su regalo porque le AMAN, el que no AMA a CRISTO, no irá al cielo, la Biblia es muy clara en eso 1 Juan 2:6: EL QUE DICE que permanece en él, debe andar como él anduvo. Busca a Jesús todos los días y el cielo será real en nuestra vida. Dios te Bendiga

  • Gustavo

    Yo tampoco estoy de acuerdo con la frase “Se debe resaltar, también, que nadie será condenado por un acto aislado, sino por una conducta de vida”. Dios no toma promedios. “EL QUE PERSEVERA HASTA EL FIN, ESE SERÁ SALVO” . El que se suicida, lamentablemente NO ALCANZA LA META. En Ezequiel 33:13 Dios deja muy claro este tema : “Cuando Yo dijere al justo : De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias NO SERÁN RECORDADAS, sino que MORIRÁ por su iniquidad que hizo.” y sigue acarando mas adelante. Este concepto se repite en toda la biblia.
    El QUE SE SUICIDA ATENTA CONTRA LA VIDA. PARA QUÉ QUIERE LA VIDA ETERNA SI LA QUE TIENE LA MATO? Estas personas toman una actitud de cobardía frente a la vida y las dificultades. “Ningún cobarde entrará en el reino de los cielos” ademas lo dejan mal a Dios y minimizan su poder y su gracia.

    • Jorge

      Apreciado Gustavo, esta ha sido uno de los temas controversiales a lo largo de los años, y que lamentablemente muchos han respondido de una manera emocional y no a través del análisis bíblico. Aquellos que han crecido bajo la influencia del catolicismo en la sociedad siempre escucharon que el suicidio era un pecado mortal que enviaba a la persona al infierno irremediablemente. Para muchos, que han crecido con esa posición, se les hace imposible despojarse de esa idea.

      Otros han estudiado el tema y después de haberlo hecho han concluido que ningún cristiano sería capaz de terminar con su vida. Hay otros que afirman que un cristiano podría cometer suicidio, pero perdería la salvación. Y aun otros piensan que un cristiano podría cometer suicidio en situaciones extremas, sin que eso conlleve su condenación.

      En esencia tenemos entonces cuatro posiciones:

      Todo el que comete suicidio bajo cualquier circunstancia va al infierno (posición Católica tradicional).

      Un cristiano nunca llega a cometer suicidio porque Dios lo evitaría.

      Un cristiano puede cometer suicidio, pero perdería su salvación.

      Un cristiano puede cometer suicidio sin que necesariamente pierda su salvación.

      La primera de estas cuatro posiciones fue básicamente la única creencia hasta la época de la Reforma, cuando la doctrina de la salvación (Soteriología) comenzó a ser mejor estudiada y entendida. En ese momento tanto Lutero como Calvino concluyeron que ellos no podían afirmar categóricamente que un cristiano no podía cometer suicidio, y/o que el que se suicidaba iría a la condenación. En la medida en que la salvación personal fue analizada en detalle, muchos de los reformadores comenzaron a concluir de manera distinta a lo que la iglesia de Roma había tenido hasta entonces.

      Al final del camino, la pregunta es: ¿Qué dice la Biblia?

      Comencemos mencionando aquellas cosas que sabemos de manera definitiva a partir de la revelación de Dios:

      El ser humano es totalmente depravado. Con esto no quiero decir que el ser humano es tan malo como pudiera ser, sino que todas sus capacidades están teñidas por el pecado: su mente o intelecto, su corazón o emociones y su voluntad.

      Debido a lo anterior, el ser humano es capaz de cometer cualquier pecado.

      El cristiano ha sido regenerado, pero aun después de haber nacido de nuevo, debido a la permanencia de la naturaleza carnal, continúa con la capacidad de cometer cualquier pecado, con la excepción del pecado imperdonable.

      El pecado imperdonable es mencionado en Marcos 3:25-32 y otros pasajes, y a partir de ese contexto podemos concluir que este pecado se refiere al rechazo continuo de la acción del Espíritu Santo en la conversión del hombre. Otros, a partir del pasaje citado, lo entienden como el atribuir a Satanás las obras del Espíritu de Dios. Obviamente, en ambos casos se está haciendo referencia a una persona no creyente.

      De manera particular también quiero destacar que el cristiano es capaz de quitarle la vida a otra persona, como lo hizo el Rey David, sin que esto afectara su salvación.

      El sacrificio de Cristo en la cruz perdonó todos nuestros pecados: pasados, presentes y futuros (Colosenses 2:13-14 , Hebreos 10:11-18 ).

      Lo anterior implica que el pecado de mañana de un cristiano fue perdonado en la cruz, donde Cristo nos justificó, y al justificarnos nos declaró justos sin serlo, y lo hizo como una sola acción que no necesita ser repetida en el futuro. En la cruz Cristo no nos hizo justificables, sino justificados (Romanos 3:23-26 , Romanos 8:29-30 ).

      Muchos cristianos afirman que un cristiano jamás cometería suicidio. Sin embargo, no existe un versículo o pasaje bíblico que pueda ser usado para categóricamente afirmar esta posición. Algunos, conociendo esto, defienden su posición señalando que en la Biblia no hay ningún suicidio cometido por creyentes, mientras que aparecen varios casos de personajes no creyentes que terminaron con su vida. Con relación a este señalamiento, quisiera decir que usar esto para establecer que un cristiano no puede cometer suicidio no es una conclusión sabia, porque estamos haciendo uso de un argumento de silencio, que en lógica es el más débil de todos. Hay múltiples cosas no mencionadas en la Biblia (cientos o quizás miles), y si hacemos uso de argumentos de silencio estamos corriendo el riesgo de establecer posibles verdades nunca reveladas en la Biblia. Ejemplo: no aparece un solo relato de Jesús riendo; a partir de ahí yo podría concluir que Jesús nunca rió o que no tenía la capacidad para reír. ¿Sería esto un argumento sólido? Obviamente no.

      Quisiera enfatizar que si alguien que ha vivido una vida consistente con la fe cristiana comete suicidio, tendríamos que preguntarnos antes de ir más allá si realmente esa persona ha evidenciado frutos de salvación, o si su vida fue más una religiosidad que otra cosa. Pienso que probablemente este sería el caso en la mayoría de los suicidios de los llamados cristianos.

      A pesar de esto, creemos que al igual que Job, Moisés, Elías y Jeremías, los cristianos pueden deprimirse tanto hasta el punto de querer morir. Y si ese cristiano no tiene un llamado y un carácter tan fuerte como el de estos hombres, pensamos que pueden ir más allá del solo deseo y terminar quitándose la vida. En este caso, el que Dios haya permitido que esto ocurriera pudiera representar parte de la disciplina de Dios, por este cristiano no haber hecho uso de los medios de gracia dentro del cuerpo de Cristo provistos por Dios para la ayuda de sus hijos.

      Muchos opinan, como ya aludimos, que este pecado cometido en el último momento no proveyó oportunidad para el arrepentimiento, y es esto lo que termina robándole la salvación al suicidarse. Pensemos por un momento y preguntémonos qué pasaría si tú murieras justo en este instante, si piensas que morirás libre de pecado. La respuesta a esta pregunta es evidente: ¡No! Nadie muere sin pecado, porque no hay un instante de nuestras vidas en la que el ser humano está completamente libre de pecado. En cada momento de nuestra existencia hay pecados en nuestras vidas de los cuales no estamos ni siquiera apercibidos, y otros que sí conocemos, pero que en ese momento no nos hemos dirigido al Padre para buscar su perdón, simplemente porque lo hemos considerado de menos cuantía, o porque estamos esperando por el momento apropiado para ir a orar y pedir dicho perdón.

      La realidad en torno a esto es que cuando Cristo murió en la cruz pagó por nuestros pecados pasados, presentes y futuros, como ya dijimos. Por tanto, el mismo sacrificio que cubre los pecados que han permanecido con nosotros hasta el momento de nuestra muerte es el que cubriría un pecado como el suicidio. La Palabra de Dios es clara en Romanos 8:38 y 39 “Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro”. Notemos que este texto dice que “ninguna otra cosa creada”. Esta frase incluye al creyente mismo. Notemos también que este pasaje habla de “ni lo presente, ni lo por venir”, haciendo referencia a situaciones futuras que todavía no hemos vivido. Por otro lado, Juan 10:27-29 nos habla de que nadie nos puede arrebatar de la mano de nuestro Padre, y Filipenses 1:6 dice que “el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús”.

      En conclusión:

      Si establecimos que el cristiano es capaz de cometer cualquier pecado, ¿por qué no concebir que potencialmente él podría cometer el pecado del suicidio?

      Si establecimos que la sangre de Cristo es capaz de perdonar toda pecado, ¿no cubriría la sangre este otro pecado?

      Si el sacrificio en la cruz nos hizo perfectos para siempre, como dice el autor de Hebreos (7:28, 10:14), ¿no sería esto suficiente para hablar de que ningún pecado nos roba la salvación?

      Si Moisés llega a desear que Dios le quite la vida por la presión establecida por el pueblo sobre él, ¿no podría un paciente esquizofrénico o en condición de depresión extrema, que no tenga la fortaleza de carácter de Moisés, atentar contra su vida de manera definitiva?

      Si no somos Dios, y no tenemos manera de medir la conversión interior del ser humano, ¿podríamos afirmar categóricamente que alguien que dio testimonio durante su vida de ser cristiano, al cometer suicidio realmente no era cristiano?

      Basado en la historia bíblica y en la experiencia del pueblo de Dios, pudiéramos concluir que el suicidio entre creyentes probablemente es una ocurrencia extremadamente rara, debido a la acción del Espíritu Santo y a los medios de gracia presentes en el cuerpo de Cristo.

      Pensamos que el suicidio es un pecado grave, porque atenta contra la vida humana. Pero ya establecimos que un creyente es capaz de eliminar la vida humana, como lo hizo David. Si lo puedo hacer contra otro, ¿cómo no concebir que podría hacerlo contra mí mismo?

      Como se puede ver, no es tan fácil establecer categóricamente una posición en torno al suicidio y la salvación; todo lo que podemos hacer es razonar a través de verdades teológicas claramente establecidas para llegar a una conclusión probable sobre un hecho no definitivamente establecido. Por tanto, mientras más coherentemente teológico es mi argumento, más probable será la conclusión a la que arribo. Mi recomendación Gustavo es que puedas hacer un estudio exhaustivo, otra vez o por primera vez, acerca de todo lo que Dios dice en cuanto a la salvación, que es mucho, más que en cuanto al suicidio, que es prácticamente nada.

      • Abigail Contreras Farray

        Ciertamente por eso está escrito en Apocalipsis 3 la triste condición en la que se encuentran aquellos que nos decimos ser el pueblo de Dios ; dicen conocer la palabra de Dios pero la ignoran completamente queriendo defender lo indefendible. En la palabra de Dios si habla explícitamente sobre el suicidio: esta escrito, 1Corintios 3:16,17 el que se destruye a si mismo, Dios le destruirá a tal. El que mata y se arrepiente, por la infinita misericordia de Dios puede ser salvo, si en verdad se arrepiente COMO Lo hizo DAVID, pero si lo muertos nada saben, el que se suicida no tiene oportunidad de arrepentirse. La sabiduría del hombre es vana, pero la palabra de Dios es clara y el que le quita a la palabra de Dios también Dios le quitará del libro de la vida, como también está escrito. No es tiempo de andar jugando a ser más sabios que la palabra de Dios, es tiempo de alzar la vista y prepararnos pues la redención esta cerca.

        • Jorge

          Evidentemente no leíste con detenimiento lo que escribí, que está basado no sólo en un versículo de la Biblia (procedimiento llamado texto prueba y que es completamente inaceptable para realizar una exégesis y análisis de una determinada situación), sino en muchos. Pareciera que la herencia de la teología católica romana que ha influenciado tan fuertemente en los países colonizados por España y Portugal no te deja razonar con claridad. Dios quiera que a cada uno de nosotros nos dé la sabiduría necesaria para entender que no podemos trasformarnos en jueces de los demás. Espero que seas capaz de aceptar que podemos tener posturas divergentes en temas complejos como este y sin embargo seguir llamándonos hermanos y amarnos sin llegar a la descalificación y a tratar a otros en forma despectiva simplemente porque opinamos distinto.

  • Gloria Judith

    Así como la metástasis del Cáncer es la muerte, “está fuera del alcance del paciente”, así mismo la metástasis de la depresión es el suicidio. Los estudiosos de la Psiquis han llegado a esta conclusión.

    • Millie Ramirez

      Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. No hay excusas delante de Dios. El que se suicida se mata a si mismo, y matar es pecado. Si no quiere la vida y enfrenta como Cristo enfrento el sufrimiento no entrara al cielo. Dice: Cristo nos dice toma tu cruz y sigueme. Dios Juzga y nos juzgara en el juicio final. Pero nos habla a traves de su palabra y El es claro. No mataras y tambien los cobardes no entraran al cielo. Si leyeran la biblia no se suicidarian. Puede ser que la depresion y los desequilibrios quimicos del cerebro son verdad pero si confiamos en Cristo El da la fortaleza para que pases la crisis. Cristo tambien padecia de depresion sin ser diagnosticado por un medico, pero el sufria, lloraba sangre, le injuriaban, le perseguian, fue calumniado, golpeado. le escupieron y le mataron, lo crucificaron en una cruz y por amor a nosotros murio. entonces si e murio por darnos vida y vida en abundancia. Como alguien que se suicida va a entrar al cielo. Dime????? La base de todo se encuentra en la biblia. Todos sufrimos en este mundo y pasamos momentos de crisis pero alli esta Cristo para escucharnos y darnos las fuerzas para seguir, el nos ayudara a tener paz aun en medio de la tormenta. Amen. Dios te bendiga y a todos los que piensan que el suicidio es la salida porque no lo es. Cristo es la respuesta a todos nuestros problemas.

      • Evimar García

        Cuando alguno entrevisté a una persona que ha intentado suicidarse y no lo ha logrado pueden llamar a una conclusion! Vía do un suicida cae en depresión no controla sus actos, cae en una dimensión donde no puede controlarse, y ni lo Hace en rechazo lo hace para calmar el dolor insoportable! Y hay q ser valiente para lograr algo asi… sólo Dios sabe pero es gente muy perturbada por los males del mundo, y no allá salida! No creo q deben ser tratados luego de la muerte con más desprecio y castigo, por eso yo oro por esas personas para que Dios tenga compasión del sufrido…! Somos cristianos nobles o somos jueces malignos? Salven su corazón

      • Ayrton Poggi

        Entonces le hago una pregunta, Judas no fue perdonado? Porque él se arrepintió de lo que hizo y estaba siendo torturado por la culpa
        Jesús sabía que él lo entregaría y sin embargo él lo tenía como discípulo
        Se suicidó porque sabía lo que hizo y no tenía otra salida
        Quiero saber no se merece el perdón de Dios?

  • En mi opinion el que comente suicidio, es una personas que rechasa la vida que Dios le a dado y ala vez es una personas que no esta viviendo su vida en union con Dios y cuando llega un determinado problema esta personas defallece y se va por le camino mas rapido que es comenter muerte. Lo que si debemos hacer como cristianos es ayudar a estas personas que por ende piende la esperanza en algo mejor.

  • El desequilibro es poderoso y puede causar daños irreparables. Nuestra sociedad esta llena de personas con algun disturbio. Hasta mismo en las iglesias. Rendirse a Jesús es la mejor salida.

  • Edgardo

    “Lo anterior implica que el pecado de mañana de un cristiano fue perdonado en la cruz, donde Cristo nos justificó, y al justificarnos nos declaró justos sin serlo, y lo hizo como una sola acción que no necesita ser repetida en el futuro. En la cruz Cristo no nos hizo justificables, sino justificados (Romanos 3:23-26 , Romanos 8:29-30 ).”
    Que BARBARIDAD se dice, Solo serán Perdonados si nos Arrepentimos y pedimos El Perdón, Alguna vez estudiaron el SANTUARIO? Cuando sacrificaron algún Cordero por los pecados futuros? Y que de la Confección de los Pecados? Buscaron el Espíritu de Profecías que dice?.Dios ilumine a nuestros “Teólogos” es mi Oración.

  • Edgardo

    Cuidado con los pequeños errores, con un
    solo pecado oculto podemos quedar fuera del Cielo:

    “Puede suceder que el trabajo de toda una vida no recobre lo
    que se perdió en un solo momento de tentación o aun de negligencia”

    Patriarcas y Profetas

    Capítulo 38, El viaje alrededor de Edom,

    Página 402

  • Jorge

    Parece que no me puedo suicidar y eso me da mucha tristeza parece que tengo que ser fuerte y soportar mi asquerosa vida …

  • nidia leiva fattori

    Me da lastima por los que comentan que no tiene perdón quien comete suicidio, al parecer juzgan por un pecado diferente al de ellos porque claramente comenten pecado al estar condenando a través de sus (supuestamente sabias) palabras, y mas evidente aún que no han tenido ningun cercano que haya cometido suicidio, o si lo tuvo claramente su empatia y amor al projimo lamentablemente no vive en aquellas personas. Solo deseo y tengo que decir que me hace mucho sentido lo que esta escrito en este artículo ya que buscar demostrar amor, compacion y empatia por lo tanto no discriminación (ojo con )a discriminación porque cuando cometemos ese grave errir es cuando alejamos a las personas de Dios), cuando una persona entra en una adrenalina tal como es el suicidio, no es conciente porque la persona se bloquea a tal punto q no sabe pensar. Recordar también que Dios es sabio, justo y misericordioso y nuestra mente es tan finita que recien implorando por la unción del espiritu santo podemos comprender una minima parte de la Biblia, somos imperfectos y limitados, y la sabiduria de Dios mas alta que los cielos, piense en ello. Y en última instancia preguntar ¿ No es acaso suicidio cuando comemos o consumimos productos no saludables? Puede ser suicidio a largo plazo pero de todos modos va matando parte de nuestro cuerpo, al igual que medios audiovisuales que van matando nuestro entendimiento, y estoy segura que en este mundo absolutamente todos somos no 100% sanos, con todo esto, tiene ganas de seguir juzgando?. Es una pena que muchos sigan en el engaño satánico de sentenciar por deducciones cuando es solo Dios quién sabe todo y lo que él decida hacer, y recuerde que nos sorprenderemos de quienes se salvaron y quienes no. Me despido gracias por su atención.

WordPress Image Lightbox Plugin