Noticias – Adventistas

Tuberculosis desapareció con ferviente oración

Una mujer fue curada de TBC luego de fervientes oraciones realizadas cada domingo a las 5:00 de la mañana.

Un grupo especial oró cada domingo a las 5:00am y me curé del TBC.

Un grupo especial oró cada domingo a las 5:00 de la mañana y me curé de tuberculosis.

Pucallpa, Perú… [ASN] “No solo oré sino clamé a Dios por esta situación. Me sentía sola y en esas circunstancias mi esposo no podía estar a mi lado. ¿A quién acudir?”, expresa Loida Bravo que reside en la ciudad de Pucallpa, en la selva peruana; en su desesperación de haber adquirido la TBC (acrónimo de Tuberculosis), una de las enfermedades más temibles.

“Me dijeron que el tratamiento duraría seis meses. Ese mismo día inicié con once pastillas diarias”, afirma. A los 16 días se hizo la reacción hepática y tuvo que ser hospitalizada durante doce días, que se convirtieron en días de profunda reflexión, depresión y tristeza; mientras los médicos trataban de encontrar la medicina indicada para su recuperación.

Ante esta situación que causaba desesperación en Loida y su familia, un grupo especial de oración continuaba orando a Dios cada domingo, a las 5:00 am; anhelando ver el poder de Dios en la vida de la paciente con TBC. Decenas de personas y en diferentes lugares clamaron a Dios por la restauración física de Loida.

Por su parte, los médicos hacían todo el esfuerzo posible pero todo era en vano. El cuerpo de Loida continuaba sin indicios de mejoría. Un día, una junta médica de EsSalud (programa de salud del gobierno del Perú) de Pucallpa probó un nuevo esquema pero no hubo respuesta que cambiara el diagnóstico. “Aquel día sentí que el efecto de estas pastillas y medicamentos estaban acabando con mi vida. Le pedí a Dios que me diera una nueva oportunidad para vivir”.

A las pocas semanas, una de sus amigas se enteró que la savia del plátano daba buenos resultados contra el TBC. “Me preguntaba si Dios estaba contestando mis oraciones a través de una cura natural. ¿Podría traer sanidad en un caso tan crítico?”, cuestionó Loida. Un estudio científico reveló que la savia del plátano había dado sanidad a 41 pacientes de TBC, incluyendo a los que habían creado resistencia.

Lea también:

La oración venció al cáncer

Loida empezó a orar aún más y llevó un tratamiento con la savia del plátano. Dos meses después, acudió nuevamente al hospital y, luego de sacar una prueba, el resultado salió negativo. Al no creerlo, volvió a hacerse la misma prueba al mes siguiente y recibió la noticia que la TBC había desaparecido. Entonces, alabó a Dios por responder a su oración.

“Hoy más que nunca creo en un Dios real que hace milagros. Solo él pudo haberme guiado a este tratamiento, sólo él tuvo el poder para curarme de esta enfermedad ante la cual mi cuerpo hacía resistencia al tratamiento convencional”, afirma Loida con mucha convicción.

Proyecto 10 Días de Oración

Del 19 al 28 de febrero la Iglesia Adventista del Séptimo Día está unida con el proyecto de los 10 Días de Oración y 10 horas de ayuno, que involucra a ocho países sudamericanos. Cada día tiene un motivo de oración y miles de personas ya han vivido milagros extraordinarios en estos días especiales. Uno de los propósitos del proyecto es fortalecer el hábito de la oración y pedir por el bautismo diario del Espíritu Santo. [Equipo ASN, Comunicaciones MOP]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin