Noticias – Adventistas

Un proyecto reúne más de 16 mil donantes voluntarios de sangre

El proyecto Vida por Vidas, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, reúne donantes voluntarios de sangre, plaqueta y médula ósea de Brasil, Ecuador, Chile, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina. Entre 2014 y el primer trimestre de 2017 ya se recolectaron 297.465 bolsas de sangre y cuenta con un banco de cerca de dos millones de inscriptos para donación de médula. Solo en Latinoamérica se ha recolectado más de 9 millones de unidades de sangre de los 112,5 millones de unidades de sangre que se extraen en el mundo anualmente, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS). Si una bolsa puede salvar hasta tres vidas, como señala el Ministerio de Salud de Brasil, las donaciones del primer trimestre alcanzaron a más de 46 mil brasileños. La meta en las Américas es que el 2019 el suministro de sangre en los países provenga del 100% de donantes voluntario no remunerados.

Campaña

La campaña para 2017 recibe el título “Una buena sangre se logra con buenos hábitos” y trabaja un estilo de vida saludable basado en lo que llamamos los ocho remedios naturales: agua pura, aire puro, alimentación saludable, ejercicio físico, luz solar, descanso, equilibrio (temperancia) y confianza en Dios. Practicar esos hábitos habilitan al voluntario a ser un donante cuando se presente una necesidad y aseguran que la sangre recolectada no sea descartada, sino que contribuya a las reservas nacionales.

El proyecto Vida por Vidas es parte del Ministerio Joven de la Iglesia Adventista y fue accionado para atender necesidades de emergencia en toda Sudamérica. El coordinador de la iniciativa, pastor Carlos Campitelli, cree que la donación voluntaria es más que un gesto de amor y compasión. “La acompaña el valor de la concientización. La población se contagia por los jóvenes con una actitud diferente”, afirma.

WordPress Image Lightbox Plugin