Noticias – Adventistas

Nuevo documental repasa el impacto mundial de la obra médica misionera

“The Adventists 2” es el último de los más de 25 filmes premiados de Doblmeier sobre religión, fe y espiritualidad, entre ellos, “Bonhoeffer”, un documental sobre el resistente a los nazis Dietrich Bonhoeffer, y “Albert Schweitzer: Llamado al África”, un filme que relata la vida del humanista ganador del Premio Nobel.

Martin Doblmeier (izquierda), fundador y presidente de Journey Films, con Nathan DeWild, director de fotografía de Journey Films y graduado de la Universidad Adventista Southern, en el lugar de filmación en Brasil. El equipo de producción filmó en el Río Amazonas, donde durante ochenta años, la lancha misionera “Luzeiro” ha brindado atención de la salud a comunidades aisladas. [fotografía por cortesía de Journey Films]

Martin Doblmeier (izquierda), fundador y presidente de Journey Films, con Nathan DeWild, director de fotografía de Journey Films y graduado de la Universidad Adventista Southern, en el lugar de filmación en Brasil. El equipo de producción filmó en el Río Amazonas, donde durante ochenta años, la lancha misionera “Luzeiro” ha brindado atención de la salud a comunidades aisladas. [fotografía por cortesía de Journey Films]

Silver Spring, Maryland, EE.UU [ASN] Un documental que explora la filosofía y el legado de la obra misionera internacional humanitaria y de salud adventista será transmitido en diversas estaciones de la Public Broadcasting Stations de los Estados Unidos a partir de septiembre.

“The Adventists 2”, que ahora está disponible en DVD, es una secuela del documental que el cineasta independiente Martin Doblmeier realizó en 2010 titulado “The Adventists”, que repasó las raíces del mensaje de salud y ministerio de la Iglesia Adventista en Norteamérica.

El último filme de Doblmeier defiende la postura de que la integración temprana de la atención de salud y la teología es única a la denominación. La Iglesia Adventista fue establecida oficialmente en mayo de 1863, solo dos semanas antes de que Elena G. White, cofundadora de la iglesia, recibiera una visión sobre la reforma de salud que puso el bienestar físico y espiritual en el centro mismo del adventismo.
El filme también se enfoca en el compromiso de la Iglesia Adventista con la atención de salud a largo plazo y sustentable por medio de su énfasis en la medicina preventiva y en el establecimiento de escuelas de medicina en los países en desarrollo.

Al filmar en Malaui, Doblmeier destaca el énfasis de la iglesia en la educación sobre HIV/SIDA, donde los adventistas están buscando integrar la conciencia de la salud a la cultura por medio de representaciones. En Perú, el rápido crecimiento de la población pone presión a la atención de la salud, pero el reciente lanzamiento de la Escuela de Medicina Humana en la Universidad Peruana Unión, una institución adventista de Lima, está preparando una nueva generación de médicos que podrán enfrentar ese desafío.

“Esto no es solo un remedio temporario”, dice Doblmeier “[Los adventistas están] creando estas escuelas de medicina en el mundo en desarrollo para que los mejores cerebros permanezcan en esos países, se preparen dentro del sistema educativo adventista, y entonces sigan trabajando allí. Creo que esto va a tener efectos a largo plazo”.

“Es una tarea increíble, pero la esperanza ha estado siempre en el centro de la Iglesia Adventista desde el mismo comienzo, y sigue siendo una de las principales razones por las que está presente en el mundo hoy”, dice. “Es por ello que en estos países del mundo, en los que las disparidades de atención de la salud son tan enormes, creo que la presencia [de la iglesia] crea un sentimiento de esperanza, y eso es algo sumamente importante”.

Doblmeier también dedica considerable tiempo al legado del servicio médico y misionero que dejaron los primeros adventistas. Para ilustrar su impacto, él y su equipo de producción se dirigen a Brasil, donde durante décadas, Leo y Jessie Halliwell ofrecieron atención de la salud viajando en lancha a las comunidades aisladas que viven a lo largo del Río Amazonas. La lancha misionera “Luzeiro” (“Lucero”) sigue funcionando aún hoy.

“Una y otra vez la gente nos contó que escuchó la historia de los Halliwell y se sintió emocionada por ella. Esto muestra que la vida y obra de ellos tuvo propósito y sentido”, dijo Doblmeier.

“Ese es el poder de una historia. Y si hemos hecho algo para ayudar a que estas historias sigan vivan, no puedo menos que sentirme muy bien por ello”, dice. Una parte de los ingresos por las ventas de DVD será destinada a apoyar la obra de algunas de las organizaciones que aparecen en el filme. [Equipo ASN, Elizabeth Lechleitner]

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin