Noticias – Adventistas

Movilización adventista en Europa auxilia a refugiados

En total , 438 000 refugiados solicitaron asilo en países de la UE a finales de julio de este año en comparación con 571.000 del 2014 .

Emigrantes asisten a un curso de idioma alemán organizado por la iglesia adventista en Braunau, Austria.

Emigrantes asisten a un curso de idioma alemán organizado por la iglesia adventista en Braunau, Austria.

Maryland, EE.UU…[ASN] Mientras Europa lucha con una inundación de refugiados, los creyentes adventistas del séptimo día de todo el continente están aumentando los esfuerzos para alimentar, resguardar, educar y ayudar de otra manera a los refugiados a establecer una vida mejor.

Rafaat Kamal, presidente de la División Transeuropea de la Iglesia Adventista, dijo que la crisis migratoria revivió los recuerdos de su propia niñez en una guerra en Oriente Medio, e instó a los adventistas a unirse en oración y apoyo por ADRA y las iglesias adventistas que están ayudando a los refugiados.

Kamal dijo a Adventist Review el martes: “Personalmente veo este desafío como una oportunidad para ayudar a nuestros huéspedes y a nosotros a convertirnos en mejores personas. Esta es la belleza de la generosidad y el servicio compasivo a los seres humanos destrozados”.

Lea también:

Adventistas europeos incentivan la compasión en medio de crisis migratoria

Informan sobre situación de familias en región menos cristiana del mundo

Los líderes europeos están luchando para lidiar con la oleada de emigrantes y refugiados por la guerra, mayormente sirios, que se han abierto paso a Europa este verano. Muchos emigrantes están atascados en países de entrada en los límites del continente mientras las autoridades abordan las solicitudes de asilo acumuladas.

El ministro de política migratoria de Grecia advirtió el lunes que la isla griega Lesbos, cerca de Turquía, está “al borde de la explosión” por la entrada de 20.000 emigrantes sirios y afganos. En la misma región, una cantidad sin precedentes de 7000 emigrantes sirios llegó el lunes a Macedonia con la esperanza de cruzar a Serbia y luego a Hungría, antes de dirigirse a sus destinos preferidos como Austria y Alemania.

Igor Mitrović, director de ADRA Serbia, quien ayudó a abrir un centro de información sobre asilo en la capital, Belgrado, a fines de agosto, dijo: “Los refugiados están realmente exhaustos cuando llegan a Serbia. A menudo dicen que las experiencias por el camino—el abuso, la extorsión de dinero, las situaciones de cercanía de la muerte y simplemente la desesperanza—resultaron ser peores que la destrucción y las balas en casa”.

Adventistas al frente

Los adventistas que trabajan con ADRA, la agencia de ayuda adventista, están al frente de la crisis migratoria. Las filiales croatas y eslovenas de ADRA reunieron activamente donaciones en especie para los refugiados en Grecia, Macedonia y Serbia. Se envió un vagón de tren con diez toneladas de ayuda humanitaria a Serbia, mientras que se enviaron 2,5 toneladas a Lesbos, gratuitamente, por la aerolínea Adria, la aerolínea nacional de Eslovenia.

“Estas donaciones de miembros de iglesia y del público en general son muy apreciadas y están llegando a los afectados por esta crisis”, dijo Kamal, presidente de cuya División Transeuropea con sede en Gran Bretaña abarca 22 países europeos, incluyendo Serbia, Hungría y Grecia.

Kamal dijo que miembros de iglesia de varias congregaciones, organizaciones de la iglesia, y sedes locales de ASI, una organización de laicos adventistas, también están dando dinero y donaciones en especie para establecer a los refugiados en varias partes de Europa.

Kamal dijo: “Animo a nuestros miembros a consultar a sus líderes locales y a las oficinas de ADRA sobre planes e iniciativas actuales. Si no hay ninguno, les animo a iniciarlos y a apoyar activamente a ADRA y a la iglesia”.

La crisis migratoria le trajo muchos recuerdos a Kamal, que creció en Líbano durante la guerra civil de 1975-1990. Perdió familiares y amigos en numerosos ataques a su aldea. En cierto momento, un cohete se estrelló contra su casa, destruyendo un piso. Kamal dejó el Líbano en 1984 para proseguir estudios de administración y teología en el Colegio de Educación Superior Newbold, una institución adventista en Gran Bretaña.

Kamal dijo: “Los emigrantes están asustados y sin hogar, y muchos fueron testigos de horrores inimaginables. Debemos ayudarles. Es nuestro deber humano y cristiano”.

El Colegio de Newbold figura entre las organizaciones adventistas que está tomando medidas para ayudar a los emigrantes. Enviará dos minibuses con miembros de iglesia y estudiantes voluntarios, en un viaje de cuatro horas y media, al puerto francés de Calais, donde miles de emigrantes están acampando con la esperanza de recibir asilo en Gran Bretaña, según dijo Alastair Agbaje, capellán y preceptor de varones y director de medio tiempo de Servicios a la Comunidad de la División Transeuropea. El grupo distribuirá paquetes de alimentos, ropa y agua durante un fin de semana en octubre.

Además, el Colegio de Newbold está preparando una página web para donaciones donde la gente puede contribuir con varias iniciativas orientadas a los refugiados, que el colegio anunciará en las próximas semanas.

Miembro de la iglesia adventista de St. Veit, Austria, entrega frazadas a un centro local de refugiados.

Miembro de la iglesia adventista de St. Veit, Austria, entrega frazadas a un centro local de refugiados.

En Alemania, ADRA está trabajando con otros doce grupos en la organización coordinadora Aktion Deutschland Hilft, para reunir dinero y donaciones en especie, dijo Andreas Mazza, vocero de la División Intereuropea, que representa a veinte países europeos, incluyendo Alemania, Austria e Italia.

Los adventistas de Austria trabajan horas extra

La obra adventista con los refugiados es especialmente activa en Austria, donde múltiples iglesias tienen programas en expansión para refugiados.

La filial austríaca de ADRA, concentrada en la integración a largo plazo de los refugiados, ha movilizado a los miembros de iglesia con el apoyo de la Unión Austríaca de la Iglesia Adventista para ayudar a los refugiados, dijo Corinna Wagner, que supervisa las comunicaciones y los proyectos de ADRA Austria.

Como resultado, la iglesia adventista de Mödling, ubicada a 14 kilómetros al sur de Viena, ofreció durante los últimos dos años clases privadas a niños inmigrantes en la localidad que tienen dificultades con sus tareas.

Wagner dijo: “Muchos niños tienen dificultad para seguir el currículum por problemas de lenguaje, y sus padres no pueden ayudarlos”.

La concurrencia inicial de cinco niños en las clases semanales creció a unos veinte. Los niños también reciben almuerzo gratis, practican deportes y se los invita a ir a excursiones como caminatas y patinaje sobre hielo.

En Viena, ADRA opera un centro comunitario que inicialmente abrió para personas sin techo pero ahora está lleno de refugiados. El centro comunitario distribuye donaciones de alimentos de los supermercados, provee desayuno gratis semanal, y ofrece apoyo práctico sobre a cuál servicio recurrir según la clase de ayuda. Recientemente comenzó a ofrecer clases de alemán.

Wagner dijo: “Muchos refugiados de países como Siria y Ucrania están ayudando a nuestros voluntarios adventistas con el desayuno semanal para la gente sin techo. ¡Esta es una buena señal de integración y de su involucramiento personal!”

En Villach, los miembros de iglesia cuidan a los refugiados de su área recolectando ropa y muebles de segunda mano para ayudar a los recién llegados a establecerse en departamentos. ADRA apoya a los refugiados con estipendios para cursos del idioma y cubre los viajes en autobús para los que asistan.

En Braunau/Bogenhofen, los miembros de iglesia se involucraron hace un año visitando un centro de refugiados. Los primeros contactos crecieron cuando ayudaron a los refugiados a preparar un enorme jardín de un antiguo monasterio para plantar verduras. Los miembros de iglesia visitaron otros centros de refugiados desde entonces y actualmente ofrecen cursos de idiomas, invitan a los refugiados a picnics, hacen grupos de tejido, dan clases de nutrición y ofrecen ayuda para buscar trabajo, buscar y amueblar departamentos y obtener cochecitos de bebé usados.

En St. Veit, los adultos jóvenes formaron una organización de ayuda luego de establecer contacto regular con el principal centro de arribo de refugiados. Los adventistas reciben información de cuáles artículos se necesitan con urgencia y salen a recolectar material donado y dinero para satisfacer esas necesidades.

En la zona de Wienerwald, el líder local de ADRA es parte de la comisión política de coordinación de la integración de los refugiados. Los miembros de iglesia local se ocupan de las familias que llegan y les ayudan a integrarse.

En Innsbruck y Bruck an der Mur, los miembros de iglesia llevan regularmente ropa usada a los centros locales de refugiados.

Por lo menos dos iglesias adventistas de Austria están considerando actualmente un pedido de ADRA de albergar refugiados en habitaciones vacías de los edificios de la iglesia.

Wagner dijo: “Esperamos y oramos para que todo esto funcione. Otras iglesias también se están poniendo en contacto con nosotros. También quieren ayudar”. [Equipo ASN, Andrew McChesney de la Adventist Review]

Noticias Relacionadas


Comentarios

  • Lidia Rojas Latorre

    Maravilloso que se entregue la ayuda que se pueda dar a nuestros hermanos que lo están pasando tan mal. Bendiciones en la misión.

WordPress Image Lightbox Plugin