Noticias – Adventistas

Colegio Adventista del Ecuador se convierte en refugio para damnificados

Un grupo de 23 personas se encuentran refugiadas en el Colegio Adventista, dado que no tienen casa, a causa del sismo.

El CADE está albergando a 23 personas que lo perdieron todo a causa del terremoto.

El CADE está albergando a 23 personas que lo perdieron todo a causa del terremoto.

Santo Domingo, Ecuador… [ASN] Dada la crisis que vive Ecuador y en especial la ciudad de Pedernales, en la costa ecuatoriana, el equipo técnico de ADRA se movilizó a la cercanía en Santo Domingo de lo Tsáchilas. El CADE (Colegio Adventista del Ecuador) se convertirá en la base de operaciones. Esta decisión de la Agencia tiene un propósito: “La finalidad es estar más cerca del punto de crisis y de esta manera será más rápida nuestra ayuda”, manifestó en comunicado la Agencia.

Lea también:

Al llegar al colegio, se ve el apoyo de sus administradores y trabajadores quienes además son voluntarios de ADRA. Ellos comentaron que la noche pasada esperaban al primer grupo de refugiados. “El CADE se convertirá en un campamentos de damnificados, esperamos al primer grupo de personas a quienes apoyaremos para que puedan salir adelante de manera progresiva”, comentó el profesor David Sandoval, rector del CADE.

Las palabras de Sandoval son una esperanza para un grupo de 23 personas afectadas por el terremoto,  que llegaron cerca de las 11 de la noche. La bienvenida fue una cena diferente a la que habían tenido los pasados días. En una de las mesas del comedor estaba Daniel Cedeño, un niño de 8 años que a pesar de estar con hambre no probaba bocado alguno. Al preguntarle el por qué, entre lágrimas se limitó a decir: “Esta no es mi casa”. Daniel, es uno de los dos mil damnificados de este desastre que perdió todo. El profesor Sandoval lo abrazó y dijo: “Si somos tu familia, significa que esta es tu casa”. Fue con esta afirmación que el pequeño decidió comer.

“El CADE es ahora el nuevo hogar de los 23 damnificados, nosotros queremos ser de ayuda para cada familia”, expresa el rector.

cade-danmificados_3Este espíritu de servicio también se vive en los trabajadores, puesto que hasta entrada la noche, el equipo de embotellamiento de VitalCade realiza su aporte a los afectados del sismo en Ecuador; extendiendo su jornada para cubrir la entrega de agua para donar. Wilmar Martínez, comenta cómo es su aporte: “Ha sido fuerte trabajar hasta tarde, pero sé que es más fuerte para aquellos que pasaron por tan fuerte dolor”. [Equipo ASN, Samuel Saito, Vanessa Castro]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin