Noticias – Adventistas

Reencuentro con amigo produce reencuentro con Dios

Carlos y esposa, viajaron desde Pucallpa hasta Lima para ser bautizados por el Pr. Edward Heindinger, secretario de la Iglesia adventista para ocho países de Sudamérica y su amigo de la infancia.

Pucallpa, Perú… [ASN] Carlos Cárdenas y su esposa Jackeline pasaban por momentos difíciles. Ella tenía problemas para concebir y él tenía un severo problema con el consumo de alcohol. Semanalmente llegaba a beber de tres a cuatro veces y en algunas ocasiones perdía el sentido común y la vergüenza. Esta tensa situación familiar, desencadenó una ola de agresividad mutua en el hogar.

Carlos vivió y creció en la ciudad de Puerto Inca (Huánuco), donde conoció y se convirtió en el mejor amigo de infancia del Pr. Edward Heidinger, quien ahora es el secretario ejecutivo de la Iglesia adventista para ocho países de Sudamérica. A los 14 años de edad se separaron porque Carlos fue a vivir en la ciudad de Pucallpa.

Luego de 20 años, sin verse ni comunicarse, ambos amigos se reencontraron por medio de Lizeth Heidinger, hermana del pastor. En este reencuentro emotivo evocaron gratos y felices momentos al recordar experiencias de la infancia y de la vida en el campo que compartieron juntos.

Tiempo después, el Pr. Heidinger retornó a Pucallpa para exponer el mensaje central del programa “Reencuentro, vale la pena regresar”, una oportunidad que permitió a Carlos y su familia conocer a un Dios de milagros. Así, la pareja inició a estudiar la Biblia con el Pr. Alberto Carranza, presidente de la Iglesia adventista en esta zona (Misión de Oriente Peruano) y el Espíritu Santo ya obraba en sus corazones.

Poco a poco, Carlos iba dejando el alcohol y que lo llevaban al vicio y decidió mantenerse firme en la decisión de cambiar su vida con la ayuda de Dios. Mientras que Jackeline también experimentaba un cambio en su vida.

Inspirados por el estilo de vida de los feligreses y con lo que Dios estaba haciendo en ellos, la familia pidió ser bautizada en la Iglesia Adventista del Séptimo Día. “Esta es la vida que yo quiero para mí y mi familia, una vida de paz y felicidad”, expresó Carlos.

Este sueño se tornó en realidad el 30 de noviembre, cuando Carlos y su esposa arribaron a la ciudad de Miraflores, en Lima, donde se venía desarrollando el Concilio Anual 2016 de la Iglesia adventista para el sur peruano (Unión Peruana del Sur). Allí el Pr. Edward Heidinger estaba como orador, cuando recibió la llamada de Carlos que le pedía que sea él quien lo bautice. Sin embargo, cortó la llamada para entrar al auditorio junto a su esposa vistiendo la túnica de bautismo. “Pastor, mi esposa y yo estamos listos para ser bautizados hoy día”, dijo.

Esta grata sorpresa dejó sin palabras al pastor Heindinger que se acercó a ellos y tras un prolongado abrazo rodeado de lágrimas de felicidad, aceptó la solicitud de la pareja y los bautizó en presencia de los líderes y directivos de la Unión Peruana del Sur.

Carlos y su familia fueron completamente transformados por el poder de Dios. “Damos gracias al Señor Jesús por el milagro que hizo en nuestras vidas, y nos gustaría poder llevar a todos nuestros familiares y amigos, a los pies de Jesús como familia. Una familia, trabajando por otra familia, como lo hizo con nosotros el Pr. Alberto Carranza y su familia” añadió el padre de familia.

Hoy en día, Carlos y su esposa vienen compartiendo su fe con su primo Maximiliano y con otros familiares más. Abandonó completamente el vicio del alcohol y goza de las bendiciones y paz en su hogar. Sus pequeñas hijas están siendo encaminadas en el sendero de la vida eterna e iniciarán sus estudios en el Colegio Adventista “Ucayali”. Su mayor anhelo es reencontrarse con el maravilloso Jesús que transformó sus vidas y compartir su fe con todos sus familiares y amigos. [Equipo ASN, Elí Ramírez]

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin