Noticias – Adventistas

Incendio forestal en Florida, Concepción, consumió dos casas de hermanas adventistas

A pesar del sufrimiento de la pérdida de las viviendas de nuestras hermanas, en contraste, hermanos adventistas de la región no fueron mayormente afectados. La iglesia en esta zona del país, está en alerta y mantiene actitud solidaria, para acudir en ayuda de otras personas víctimas de incendios forestales.

DSC_5013

Hermanas Carmen y Teresa Muñoz, junto a pastores Milton Alaña y Alberto Silva

Concepción, Chile – Los incendios forestales que están afectando a Chile ya desde una semana, el pasado 25 de Enero, alcanzaron las viviendas de las hermanas Carmen y Teresa Muñoz, e infelizmente recibieron con fuerza las llamaradas que consumieron en pocos minutos, totalmente sus viviendas y pertenencias en una localidad rural de Florida, a unos 33 hilómetros al oeste de Conepción.

Estando en estas condiciones, la hija de una de nuestras hermanas, fue en busca de ellas y les dio acogida en su hogar, en Concepción, hasta que ellas puedan recuperarse de esta infortunada situación.

Tras una visita que les hiciera el Presidente de la Iglesia Adventista de la zona Sur de Chile, Pastor Milton Alaña, el Director de ASA (Asistencia Solidaria Adventista) Pastor Alberto Silva, Pastor Ricardo Torres y Pastor David Soto, para llevarles consuelo y ayuda material, la hermana Carmen manifestó: “A nosotros se nos perdió todo. Todo lo material. Quedamos a brazos cruzados. Se quemó todo lo material, menos lo espiritual”.

Con estas palabras, agradeció el gesto de la iglesia y a la vez la esperanza de volver a levantarse luego de esta inmensa pérdida.  Entienden que si bien perdieron sus hogares, sus vidas están a salvo y en las manos de Dios. En las conversaciones que mantuvo con el Pastor Alaña, afirmaba mantener su fe, y seguir adelante con la ayuda de su hija que desinteresadamente les abrió las puertas de su hogar.

Historias y contrastes

Los pastores Alaña, Silva, Soto y Torres, para conocer en el mismo terreno la real situación de la iglesia y llevar donaciones en aliementos y agua embotellada a sectores mayormente afectados por los incendios forestales de la zona, se dirigieron a Vilumanque (sector residencial entre Concepcion y Penco), Penco, Tomé y Rafael.

Estos lugares, que tienen grandes extensiones de bosques, de las cuales gran parte de su cubierta vegetal y casas, fueron consumidas por las llamas en incendios que aún continuan focos sin apagarse, descubrieron allí historias asombrosas y vieron cómo el fuego no alcanzó a tocar las viviendas de los hermanos que fueron visitados.

dsc_5381

Hermano Adán, cuenta que a pocos metros de sus casa se detuvieron las llamas de fuego

Tal es la historia de la hermana Uberlinda de la localidad de Chupallar al oeste de Tomé.  Ella relata que vive junto a tres familias que tienen sus casas al interior de bosques que rodean sus viviendas por los cuatro costados y al llegar las llamaradas de los bosques incendiándose cerca de sus hogares, inesperadamente el viento cambió su dirección e impulsó al incendio a tomar otro curso dejando intacto el predio donde viven.

Una historia similar, le sucedió al hermano Adán de la localidad de Rafael, que a pesar de vivir en un poblado que fue duramente azotado por los incendios forestales sin control, y estando a escasos metros de las llamaradas que venían consumiendo construcciones y árboles, cuenta que de forma ienexplicable el fuego se detuvo y no sufrió daño alguno él, ni sus pertenencias.

Iglesia en alerta y solidaria

La Iglesia Adventista de la Zona Centro Sur de Chile, lamenta lo sucedido a nuestras hermanas Carmen y Teresa. Sin embargo, está en alerta a cualquier evento que posteriormente pueda suceder, dado que al cierre de esta nota, aún se mantienen focos de incendios activos.  A pesar de todo lo que está sucediendo en Chile, en este momento, los templos y los hermanos no han sufrido mayores daños. Pero, desgraciadamente esta no es la realidad con el resto de chilenos. Por lo tanto, de igual modo, invita a los hermanos a ser solidarios con personas que lo han perdido todo o sus fuentes de trabajo en esta zona y en el resto del país a causa de los incendios.

De esta manera, ha establecido centros de acopio en las iglesias centrales de Chillán, Los Ángeles y Concepción. Además señala que se pueden hacer donaciones en dinero en la cuenta de la Iglesia Adventista indicada en este enlace http://acsch.adventistas.org/ayuda/ [Raúl Salamanca Muñoz]

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin