Noticias – Adventistas

En México, trágico accidente de ómnibus dejó 17 muertos y varios heridos

Líderes de la iglesia y pastores dan ayuda a los afectados, y oran por las familias de las víctimas.

[Crédito de foto: Getty Images]

Chiapas, México… [ASN] Los adventistas, en Chiapas, México, están todavía en shock después de alquilar un ómnibus que llevaba a 46 miembros de la iglesia, la mayoría jóvenes. La movilidad cayó a 90 metros, el 21 de mayo, dejando un saldo de 16 muertos y 26 heridos que fueron trasladados a un hospital cercano. Una joven de 17 años murió el día 22, por la mañana, debido a sus heridas, lo que sumó en total 17 muertos, anunciaron los líderes de la iglesia.

Lea también:

Impacto Esperanza: la vida después de un libro

Los oficiales están todavía en investigaciones que llevarán a conocer la causa del accidente sucedido en la región montañosa de Motozintla.

“Es una tragedia terrible”, expresó Ignacio Navarro, presidente de la iglesia en Chiapas, México, durante una entrevista telefónica.

“Nuestros corazones están heridos y tristes”, indicó Navarro, quien condujo cuatro horas hasta Motozintla acompañado de administradores y líderes de uniones después de escuchar del accidente. “Un joven perdió a su hermana pequeña, hermano y madre, otro perdió a su esposa, hija y madre—así que no hay mucho que podamos decirles más que permitirles saber que estamos aquí para apoyarlos, y que ellos verán pronto a sus seres queridos cuando el Señor retorne”.

A lo largo de la noche, los líderes de la iglesia trabajaron con las autoridades locales y parientes de los fallecidos. Arreglaron el transporte e hicieron oraciones por los familiares de los sobrevivientes quienes viajaron a Motozintla. Decenas de pastores de las conferencias cercanas y misiones de Chiapas acompañaron a las familias en el hospital e iglesias, oraron y ofrecieron esperanza en medio de las trágicas noticias.

Esta es la primera tragedia de tan grande escala que sucedió entre los miembros de iglesia en Chiapas y el resto del país, manifestó José Luis Bouchot, secretario ejecutivo de la iglesia en Chiapas. “Nuestros corazones lloran al ver muchos jóvenes en ataúdes”.

“Tenemos a nuestros miembros de iglesia que están de duelo y orando por todas las familias afectadas”, dice Bouchot de los más de 223,000 miembros viviendo en Chiapas. Los miembros de iglesia están proveyendo alimentos para los familiares y ropa para los fallecidos mientras se preparan para el servicio en sus iglesias en los próximos días, agregó Bouchot.

Nueve víctimas fueron de la Iglesia Adventista de Trinitaria, donde los líderes fueron a apoyar el servicio fúnebre. El servicio para las otras víctimas será hecho en iglesias locales durante los próximos días.

Las noticias se hicieron virales dado a la cobertura de los medios de comunicación. Hasta el presidente de México, Enrique Peña Nieto, tuiteó sus condolencias a los sobrevivientes.

“Nos unimos a nuestros hermanos y hermanas en Chiapas quienes están enlutados por la muerte de sus seres queridos”, expresó Israel Leito, presidente de la iglesia en Inter América. “Las palabras no son suficientes para expresar nuestra más profunda tristeza en este momento. Esos jóvenes tenían toda una vida por delante, al venir de un retiro espiritual, pero el Señor sabe lo mejor y continuará bendiciendo a cada enlutado. Debemos dedicar cada minuto para estar listos para la segunda venida del Señor, porque no sabemos cuándo terminará nuestra vida”.

Más de 1,000 jóvenes y líderes se reunieron para los dos retiros regionales (congresos juveniles) organizados por la Conferencia de Altos de Chiapas que se celebran cada año. Algunos viajaron por 14 horas para participar, dijeron los líderes.

Erwin González, director del Ministerio de Publicaciones para la iglesia en Inter América, fue el orador durante los tres días de retiro espiritual.

Mientras González estaba de regreso escuchó sobre el accidente y viajó hasta Motozintla para participar con los líderes locales en la logística de la tragedia y orar por las familias de los sobrevivientes.

González también habló en el servicio fúnebre a las 2:00 AM, del 22 de mayo, para más de 1,500 personas en Motozintla. Muchos de ellos provenientes de diversas denominaciones.

“Dios está siempre al control y un día sabremos porque esta tragedia sucedió”, dice González. “Nosotros lloramos con ustedes, como una iglesia mundial unida en oración, en este mensaje de esperanza en Jesús, esperando su segunda venida cuando los veremos otra vez”, manifestó.

Durante el servicio, Navarro aseguró a las familias que la iglesia cubriría los costos de funeral para cada una de las víctimas. Él dijo que la iglesia se uniría al cuidado de las familias que están en duelo y a las que están en el hospital. [Equipo ASN, Libna Stevens de la División Inter Americana]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin