Noticias – Adventistas

Ex recluso comparte mensaje de la Biblia por redes sociales

La historia de un ex preso en Estados Unidos que ahora evangeliza a miles de personas usando las redes sociales.

La gente escribe regularmente a Greg Sereda, para maravillarse de cómo Dios ha transformado sus vidas a través de sus esfuerzos en las redes sociales. (Cortesía de Greg Sereda)

Maryland, Estados Unidos…[ASN] Un polaco de 38 años llegó a ser un Adventista del Séptimo Día después de leer el libro “El Grande Conflicto” en la prisión de California, Estados Unidos, y está guiando a cientos de personas a Cristo por medio de las redes sociales.

Greg Sereda, que vive en la ciudad polaca de Mielec, usó una combinación de YouTube, Facebook, Twitter, Instagram y Snapchat para llegar a un cuarto de millón de personas el mes pasado con un mensaje de esperanza.

Lea también:

Parkinsonianos señalan estrategias para convivir con la enfermedad

“Comencé haciendo esto después de salir de prisión y de ser deportado a Polonia”, cuanta Sereda a Adventist Mission. “No hablaba polaco muy bien, y estaba buscando una forma de compartir mi fe”.

El inglés de Sereda-el idioma de los videos y memes han sido vistos por más de 14 millones de personas alrededor del mundo los dos últimos años. Eso ha asombrado a líderes de iglesias locales como Marek Micyk, director de jóvenes de la Iglesia Adventista en Polonia.

“Él alcanza a más personas que todos los pastores en Polonia”, dice Micyk. “¡Estoy atónito!” “¡Alabado sea Dios!”.

La Iglesia Adventista tiene cerca de 6,600 miembros en Polinia, un país de 38,5 millones de personas.

Sereda nació en Polonia e inmigró a los Estados Unidos a la edad de 3 años, al estado de California con sus padres católicos y tres hermanas. Comenzó a usar drogas en la adolescencia y luego pasó a venderlas. Todo eso cambió cuando fue arrestado por cargos de tráfico de drogas y posesión de armas. En espera de juicio, a los 23 años Sereda llevó una copia de “El Grande Conflicto” escrito por la cofundadora de la Iglesia Adventista Elena White, que estaba en la biblioteca de la cárcel, y lo leyó de capa a capa.

“Yo sabía que esta era la verdad”, dice él.

El libro también habló sobre los adventistas, y Sereda buscó más información.

Después de ser sentenciado a nueve años de prisión, hizo amistad con varios presos adventistas y fue bautizado. La serie de videos “Winsome Witnessing” presentados por el ex director de evangelismo de Amazing Facts, Gary Gibbs, especialmente lo inspiró, fue así como comenzó a dar estudios bíblicos y a distribuir “El Grande Conflicto” y otras literaturas en prisión.

Testificando en Prisión

Sereda habló del gozo de ver corazones trasformados por medio de la testificación. Habló de un preso mexicano llamado Carlos, a quien le lanzó una copia de “El Grande Conflicto” a su armario. Carlos asistía a los servicios de otra iglesia hasta que comenzó a leer el libro.

Un día Carlos paró a Sereda y le dijo adiós. Él estaba yendo a casa. Carlos le dijo que él estaba convencido de que “El Grande Conflicto” era la verdad y prometió comenzar a frecuentar los cultos de la Iglesia Adventista.

El propio Sereda fue liberado el 2010 e inmediatamente deportado a Polonia porque no era un ciudadano estadounidense y por la naturaleza seria de sus crímenes. Sereda apenas hablaba polaco y no tenía dónde vivir.

Sin embargo, Dios intervino, contó Sereda. Su padre que no había visitado Polonia en 20 años, sucedió que cumplió un contrato de trabajo en Polonia cuando su hijo estaba preso.

“Él me recogió del aeropuerto en Warsaw”, relató Sereda. “Mi padre me compró un departamento con el dinero que ganó de su trabajo y me dejó unos cuantos dólares para sobrevivir”.

Sereda comenzó enseñando inglés y haciendo videos de YouTube como un hobby. Pero su corazón estaba en la misión y quiso ser un testigo.

“Yo quería compartir mi fe- como continuación de lo que había estado haciendo en prisión”, dijo. “Sin embargo, era algo difícil hacerlo en Polaco, así que lo llevé a las redes sociales”.

Vidas transformadas

La gente regularmente escribe a Sereda las maravillas de como Dios ha transformado sus vidas por medio de su trabajo en las redes sociales.

“He tenido gente que me dice que ellos se arrepienten de su estilo de vida homosexual. Solían ser ateos pero ahora creen en Dios, y guardan el sábado”, explica Sereda. “Y eso sucede cada semana. Mi inbox de Facebook está lleno de mensajes”.

No está claro cuantas personas han sido bautizadas a través de su influencia.

“No guardo rastro”, dijo. “Los encontraré cuando esté en el cielo”.

Mirando hacia adelante, Sereda espera encontrar nuevas formas de compartir las verdades bíblicas en las redes sociales. Está asesorando a Mark Fox una evangelista adventista que se encuentra en Texas, sobre cómo expandir su presencia en las redes sociales. Cuando Sereda supo del canal de YouTube de Fox este tenía un año con 100 personas suscritas. Un año más tarde, el canal ya tiene cerca de 10.000 suscritos y espectadores en 198 países. Su video más popular tiene 265.000 visualizaciones. [Equipo Adventist Mission, Andrew MacChesney]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin