Noticias – Adventistas

Especial por el día del anciano: un liderazgo de amor y perseverancia

El anciano es un colaborador del pastor; debe sostener su liderazgo y fortalecerlo, comparte Juan Fabián, anciano de iglesia en Buenos Aires, Argentina.

Hasta el momento Juan Fabián ya ha abierto cinco iglesias adventistas.

Hasta el momento Juan Fabián ya ha abierto cinco iglesias adventistas.

Buenos Aires, Argentina… [ASN] Juan Fabián Menchacabaso tiene 59 años y hace 33 cumple la función de anciano en la iglesia de José C. Paz Centro, en la provincia de Buenos Aires (Argentina). Su madre conoció el evangelio de Jesús cuando él era joven y el testimonio de ella lo llevó a interesarse por la Iglesia. Al tiempo de su bautismo el hermano de Fabián perdió a toda su familia en un accidente hogareño (su casa se incendió), sin embargo continuó firme en la fe a pesar de la tragedia. Gracias al testimonio de su hermano, Fabián sintió un llamado especial de Dios para trabajar predicando su Palabra. “Comencé a trabajar fuerte con la esperanza de que Cristo regresara pronto. El trabajo misionero fue lo que me mantuvo todo este tiempo en la iglesia”, asegura.

A los dos años de su bautismo Fabián aceptó el desafío de ser anciano de iglesia, dedicando su tiempo libre a dar estudios bíblicos, realizar visitas misioneras y levantando nuevas iglesias. Fabián, junto a otros miembros de iglesia, abrió cinco nuevas iglesias; y cada vez que abría una nueva iglesia permanecía como anciano de esa congregación unos cinco o seis años, para luego trasladarse a otra iglesia naciente. “El fervor misionero es lo que mantiene a las personas vivas”, asegura Fabián. “El conocimiento es bueno, pero si yo no trabajara no sé si estaría en la iglesia”, concluye.

La última congregación que ayudó a levantar fue la de Sarmiento, organizada en diciembre del 2014. Esta iglesia se formó como resultado del trabajo en Grupos Pequeños. En un momento crecieron tanto que decidieron juntarse para formar una nueva iglesia. Previamente, realizaron reuniones de evangelismo por un mes y medio, bajo la conducción de Fabián. Según la opinión de Menchacabaso, los Grupos Pequeños son una herramienta fundamental para la relación entre la feligresía. Pero, para él, este trabajo debe ir acompañado por la obra misionera en campañas de evangelismo: “Creo que la campaña evangelística da a los laicos una inyección para tener una conciencia misionera, un espíritu misionero. Si logramos que los hermanos comprendan que el trabajo es hacia afuera, yo creo que va a haber un gran reavivamiento, que la iglesia va a cambiar. Si la iglesia no trabaja vienen los problemas, los roces, las competencias. Si uno procura, con la ayuda de Dios, trabajar por los demás, los roces se van limando”.

En cuanto a su vida de comunión con Dios, Fabián comenta que la clave para él es procurar tener su mente todo el tiempo en Dios, reflexionar, meditar en sus promesas. “Cuando veo a las personas en la calle, pienso cómo podemos llegar a ellas. Cuando veo un noticiero, trato de ver como las profecías se cumplen. Con mi familia, tratamos de relacionar de alguna manera los temas cotidianos con el evangelio. Es una manera de mantenernos en comunión. Todo eso va marcando un surco en mi mente”, comenta Fabián y continúa diciendo: “Nosotros deberíamos creer realmente que cristo viene pronto y ese mensaje nos debe motivar a trabajar. Y los líderes debemos ir primero, debemos dar el primer paso. Si la membresía nos ve dando estudios bíblicos, visitando las casas, haciendo la tarea que Dios nos manda, ellos van a ir también. La idea es que uno con el ejemplo pueda contagiar”.

El mayor desafío

Para un anciano, afirma Fabián, el grande desafío es encontrar el equilibrio entre la familia, el trabajo y la iglesia; darle tiempo a cada uno. El líder da estudios bíblicos los martes y los jueves y piensa que también hay que trabajar en la semana para Dios, sin descuidar la familia.

Lea también:  Especial por el día del Anciano: “Es un alto privilegio”

La mayor satisfacción

“Y la mayor satisfacción es ver crecer la feligresía”, asegura Fabián. “Uno se siente un instrumento en las manos de Dios cuando puede dirigir a los miembros de iglesia en la actividad misionera”. “Cuando sales cansado del trabajo y vas a dar estudios bíblicos, vuelves renovado, es la mejor terapia…”

Mensaje por el día del Anciano

Juan Fabián comparte su mensaje por el día de anciano, que se celebra este 20 de junio: “Seamos leales a la iglesia y trabajemos en equipo. El anciano es un colaborador del pastor; debe sostener su liderazgo y fortalecerlo. Uno, a veces, se siente tentado a criticar y eso es terrible para la Iglesia. Los miembros deben ver al anciano como una persona consagrada a Dios y unida a la Iglesia. Si trabajamos en equipo, la Iglesia va a salir adelante”. [Equipo ASN, Patricia Marcos]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin