Noticias – Adventistas

Agencia Adventista asiste a damnificados por sismo en Perú

La Agencia Humanitaria Adventista socorrió a familias damnificadas con 300 kits de alimentos.

Voluntarios llegaron para remover escombros y dar el auxilio de primera respuesta.

Voluntarios llegaron para remover escombros y dar el auxilio de primera respuesta.

Lima, Perú…[ASN] El reloj marcaba aproximadamente 5:40 p.m. del pasado 1 diciembre, a 58 kilómetros al oeste de Lampa (Puno-Perú) varias eran las llamadas recibidas por pobladores de Parina, Wilca Marca, Hatun Ayllo, Quinsa Cocha, Chapioco, Chacapalca, Vilcamarca y Hatun Ayllu, en el distrito de Ocuviri.

Lea también:

Convenio favorecerá que directores de colegios obtengan maestría

Los movimientos telúricos se habían percibido considerablemente en Palca, Paratía, Vila Vila, Santa Lucía y en todo el departamento de Puno. Era el segundo sismo que se había presentado en el día, con una magnitud de 5.5 grados en la escala de Richter, a una profundidad de 30 kilómetros.

Entre las 2:14 p.m. hasta las 10:00 p.m. se presentaron seis movimientos telúricos. El hecho atemorizó a los pobladores quienes prefirieron dejar sus viviendas afectadas para trasladarse a dormir en los tambos o en los canchones de sus animales, antes de que sean lastimados por sus resquebrajadas viviendas. En tanto el Instituto Geofísico del Perú reportaba otros movimientos sísmicos.

La noche de aquel jueves 1 de diciembre, tras el reporte de viviendas colapsadas, una familia de la comunidad de Chapioco informaba el deceso de su menor hija de cinco años de edad. La niña había sido alcanzada por un muro de su vivienda rústica cuando intentaba salir de casa; los hermanos de la menor, en diálogo con este medio, lamentaron su muerte entre lágrimas.

Preocupados por la pérdida de la menor y el reporte de daños en el distrito de Ocuviri, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la región del altiplano peruano, a través de la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA Perú) llegó hasta el mismo lugar de los hechos con la finalidad de evaluar in situ las zonas más devastadas. ADRA determinó llevar apoyo humanitario a los damnificados llegando a cada una de las comunidades para hacer entrega del apoyo en alimentos no perecibles, con fondos recolectados durante la campaña anual que realiza ADRA – Perú.

Fueron más de 300 kits en alimentos no perecibles los que se entregaron en comunidades como Parina, Chacapalca, Chapioco, Jatun Ayllu, Vilcamarca, Caicho y Uripuma; entre otras zonas de la jurisdicción de Ocuviri.

El alcalde de la municipalidad distrital de este lugar, Cosme Cari, mostró su agradecimiento a esta institución benéfica por su oportuna intervención.

Sismo registró una magnitud de 5.5 grados en la escala de Richter.

Sismo registró una magnitud de 5.5 grados en la escala de Richter.

Sin embargo, durante la segunda semana de diciembre, se pudo constatar que aún continuaban las réplicas causando pavor entre la población, sobre todo en los niños.

“¡…ya no quiero estar aquí mamá, ya no más, no me gusta…!”, exclamó una menor de iniciales A.R.N, entre palabras sollozas y mostrándose atemorizada. La niña corrió hacia su madre y la tierra empezó a moverse nuevamente.

En la zona se comprobó la caída de las viviendas, algunas quedaron con rajaduras de pared, habitantes desconsolados e infraestructuras de centros educativos dañados.

La Iglesia adventista y la agencia humanitaria ADRA – Perú confirmó que, el lugar a pesar de estar a una altura considerable donde se podría pensar que se puede evitar este tipo de desastres naturales, no es ajeno a los movimientos telúricos. Sin embargo, la solidaridad y la disposición de ayudar es lo que debe primar en cada corazón. [Equipo ASN, Estela Tapia]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin