Noticias – Adventistas

Acción Solidaria Adventista quiere contar con más participación de los miembros

El programa presentará los desafíos y oportunidades del departamento y destacará la necesidad de participación de los miembros en acciones de solidaridad y asistencialismo.

Este 01 de agosto es el Día de la Acción Solidaria Adventista.

Este 01 de agosto es el Día de la Acción Solidaria Adventista.

Brasilia, Brasil…[ASN] Los templos adventistas esparcidos en ocho países de Sudamérica dedican este sábado, 1º de agosto para resaltar el trabajo que la Acción Solidaria Adventista (ASA) ha desarrollado en cada una de esas localidades. El Día de ASA, como se conoce el programa, también presentará los desafíos y oportunidades del departamento y destacará la necesidad de participación de los miembros en acciones de solidaridad y asistencialismo.

“No podemos hablar de misión sin servicio en favor de nuestro prójimo, principalmente hacia los que más necesitan”, destaca el pastor Paulo Lopes, director de ASA en Sudamérica. Él evalúa que el departamento es fundamental no solo para llamar la atención a la importancia de la solidaridad como marca de vida cristiana, sino para proporcionar medios para que eso efectivamente pueda ser puesto en práctica de manera organizada, además de constituir una verdadera actividad misionera.

 

Lea también:

La misión adventista es bien definida y mundial

El abogado Cézar Degraf conoce bien esa realidad. Él está involucrado con ASA hace 21 años como consejero del departamento en la iglesia adventista central de Brasilia-en Brasil. Aunque el templo cuenta con aproximadamente mil miembros, Degraf dice que el 90% de lo que se recauda mensualmente se convierte en 100 cestas básicas que atienden a personas que viven en ciudades satélites de la región.

Ese nuevo modelo de distribución comenzó hace cerca de cinco años, lo que, según él, logró que el trabajo sea mucho más efectivo. Los suministros, ropas y calzados se entregan a diez iglesias, que lo distribuyen de acuerdo con la demanda de cada región. Así, de manera más cercana, los miembros de cada una de ellas pueden acompañar la situación de las familias beneficiadas, realizar visitas y constatar de qué otras maneras sería posible ayudarlas, ya que anteriormente las personas de esas otras localidades venían hasta Brasilia en busca de ayuda y los miembros de la iglesia central no tenían condiciones de visitarlas periódicamente debido a la distancia geográfica.

Diversidad

Una de las formas que Degraf y su equipo encontró para conseguir recursos para la compra de suministros fue realizar la venta de panes y pizzas al final de los programas de jóvenes. Eso hizo que la congregación también ofrezca una actividad social para la familia y sea un punto de encuentro para la juventud.

Más allá de ayudar a alimentar, ASA en toda Sudamérica promueve además campañas de apoyo durante el invierno, campañas junto a comunidades para prestar apoyo jurídico, educación financiera, corte de cabello, apoyo psicológico y espiritual, entre otros. El departamento realiza proyectos de generación de ingresos, tales como artesanías, pintura sobre tela, confección de panes y tortas, cursos de peluquería y para pedicuros.

“Hacemos todo esto con el objetivo de ayudar a las personas a ayudarse, no creando dependencia en relación a la ayuda de ASA”, refuerza el pastor Lopes. “Lo más importante para quien participa es la disposición de salir de las cuatro paredes de la iglesia y mezclarse con las personas y tratar de conocer sus necesidades, y después suplirlas de la mejor manera posible, o sea, hacer exactamente como hacía Jesús”.

Otro modo de colaboración es asociarse con la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en las situaciones de catástrofes a través de la movilización de voluntarios y donaciones para apoyar en la respuesta a emergencias. Con más de 20 años de existencia, Mutirão de Natal [Más amor en Navidad], el proyecto principal de ASA en América del Sur, todos los años recauda más de cinco mil toneladas de alimentos que son donados a familias carenciadas e instituciones tales como asilos, guarderías y orfanatorios.

Desafíos

Para ayudar a promover el Día de ASA, comparta las imágenes en las redes sociales.

Tanto Lopes como Degraf son unánimes al clasificar los desafíos del departamento. El primero de ellos es en relación a la participación de la iglesia local en las actividades, especialmente los jóvenes. El segundo es tener un equipo capacitado y un espacio adecuado para las actividades. Y por último, concientizar a los miembros de que la práctica de la solidaridad y el servicio al prójimo no es un método de evangelización, sino un estilo de vida del cristiano adventista como resultado de su relación con Cristo.

A pesar de las dificultades, Degraf se alegra con los frutos de ese trabajo, que cada año aumentan. Destaca que siempre recibe relatos de familias que decidieron estudiar la Biblia y llegan a ser miembros de la Iglesia Adventista porque recibieron visitas y recibieron ayuda para conseguir un empleo o fueron orientadas a alguna profesión. “Las personas terminan sintiéndose bien recibidas y atendidas y con deseos de conocer más sobre lo que creemos. Y así, además del pan físico, el pan espiritual también llega a ellas”, finaliza.

Para celebrar el día de ASA, comparta las imágenes de este artículo y use los hashtags #ASA#AcciónSolidariaAdventista y #NuestraMisiónesServir. [Equipo ASN, Jefferson Paradello]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin